Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Según ASI:

Alba utiliza fondos públicos para negocios políticos

La gremial cree que las operaciones de Alba Petróleos amenazan al sector industrial

Javier Simán, presidente de la ASI, detalló que los empresarios no pueden comprometer la democracia y la institucionalidad, ni aún a cambio de sus intereses económicos. foto edh / cortesía

Javier Simán, presidente de la ASI, detalló que los empresarios no pueden comprometer la democracia y la institucionalidad, ni aún a cambio de sus intereses económicos. foto edh...

Javier Simán, presidente de la ASI, detalló que los empresarios no pueden comprometer la democracia y la institucionalidad, ni aún a cambio de sus intereses económicos. foto edh / cortesía

Los negocios que el conglomerado de Alba Petróleos ha desarrollado en los últimos años en nuestro país son considerados por el sector industrial salvadoreño como una amenaza interna.

La empresa que fue fundada en 2006 por algunas alcaldías del FMLN, comenzó con la importación de combustibles y luego abrió estaciones de servicio en todo el país.

Luego incursionó en rubros como alimentos, tiendas de granos básicos, fertilizantes y finanzas, y se encuentra en proceso de abrir operaciones en el sector de medicamentos, energía y aviación (con una aerolínea).

Para Javier Simán, presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), el hecho de que Alba Petróleos esté invirtiendo en sectores clave de la economía, utilizando fondos públicos y del gobierno de Venezuela, tiene como único propósito un control político, lo cual sin duda, afecta la libre competencia, y por ende distorsiona el mercado.

"Aquellos que por décadas han venido sembrando el odio y la división de clases, que han venido intentando destruir nuestro espíritu empresarial, ahora, con dinero ajeno y con campañas publicitarias millonarias, quieren hacernos creer que son empresarios, pero solo buscan el control de sectores importantes de nuestra economía como vía para el poder político", insistió Simán, durante la inauguración de la IX edición de la Feria Industrial, denominada: 55 años apoyando la industria.

De acuerdo con Simán, algunos empresarios parecen confundidos ante la actual política nacional, ya que defraudados por políticas públicas anteriores o entusiasmados con un afamado cambio, se están prestando para negocios amañados que destruyen la libertad empresarial que el país anhela.

El conglomerado –que enfrenta actualmente un proceso sancionatorio en la Superintendencia de Competencia (SC)– afecta el quehacer de pequeños y medianos empresarios, quienes en forma legal y transparente día a día se esfuerzan por sacar adelante sus negocios, aseguró.

Es en este escenario de amenazas cuando el sector privado deber aferrarse y defender los principios de libre competencia y libertad empresarial. "Exhortamos a quienes quieran ser empresarios a que realmente se apeguen a la ley y los valores de libre y justa competencia", expresó.

Exhortan a candidatos

La gremial aprovechó la inauguración de la feria para hacer un llamado a los candidatos a la Presidencia de la República para que, independientemente de sus ideologías, se comprometan con el respeto de la institucionalidad, la separación de poderes, la transparencia, la independencia de la Sala de lo Constitucional y el Estado de Derecho.

El llamado se produjo ante el inicio de una campaña política en la que aún no se ven planteamientos concretos para la reactivación de los sectores productivos y el fortalecimiento de la economía, ni proyectos de infraestructura pública o medidas para mejorar la competitividad y productividad del país.

Simán fue claro al afirmar que no existe ningún modelo exitoso para el desarrollo sostenible de un país, si no es a través de la creación de riqueza por los sectores productivos.

"Un país no crece aumentando su consumo y sus importaciones. Solo se puede crecer aumentando la producción y las exportaciones... Los países que han logrado sobrepasar crisis en sus economías tienen un importante sector industrial", expresó.

En cuanto a los programas sociales que se impulsan en nuestro país, los industriales creen que son necesarios e incluso que pueden mantenerse, siempre y cuando se enfoquen hacia los más necesitados y se orientan a solucionar los problemas que generan pobreza, pero no acepta que estos se orienten a crear dependencia para propósitos electorales.

La gremial espera además que el próximo gobierno apueste por el trabajo honrado, y enfoque sus esfuerzos en facilitar las oportunidades que se merecen los miles de salvadoreños que salen a buscar con dignidad el sustento para sus familias.

La ASI, que representa a 23 sectores industriales, espera además que el futuro mandatario apueste por este sector, considerado un motor de desarrollo, ya que aporta el 24 % del PIB de El Salvador.

El apoyo del gobierno permitirá que la industria pueda seguir produciendo, exportando y generando más empleos.

Para ello, la nueva administración, deberá establecer una política de inversión pública de largo plazo, que permita la ejecución de grandes obras, como: puertos, aeropuertos, carreteras, puentes, hospitales, escuelas y aduanas. El empresario agregó que la eliminación de la burocracia y la tramitología son tareas que el presente gobierno no ha podido resolver, y por ende, será un reto del próximo.

Sin embargo, dijo, lo más importante es mejor el clima de inversión, la confianza y seguridad, pues nada atenta más contra la estabilidad de un país que la falta de justicia y respeto a la legalidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación