Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ahorro energético del gobierno de Nicaragua no se traslada a la población

Desde que empezó a caer el precio del petróleo, el Gobierno solo ha trasladado un diez por ciento del alivio a los consumidor

El costo de la energía se ha reducido en los últimos meses, ayudado por una mayor importación desde Guatemala. Foto EDH

A finales de marzo el Gobierno de Nicaragua ordenó que del total del ahorro energético 35 por ciento se destinará a la reducción de la tarifa energética.

El costo de la energía se ha reducido en los últimos meses, ayudado por una mayor importación desde Guatemala. Foto EDH

MANAGUA- El ahorro energético que el país ha acumulado desde mediados del año pasado cuando el crudo y sus derivados empezó a derrumbarse, no ha servido ni para bajar drásticamente la tarifa a los consumidores ni para pagar la deuda por subsidio eléctrico que el Estado contrató con la Caja Rural Nacional (Caruna) entre 2010 y 2013, según lo destacan periódicos internacionales.

Según cifras del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), desde el segundo semestre del año pasado hasta la fecha el Gobierno solo ha abonado 6.4 millones de dólares.

El informe de pago, disponible en el sitio web del INE titulado “Abono al Financiamiento” refleja que en la segunda mitad del año pasado, cuando el precio del crudo y sus derivados empezó a caer en el mercado internacional, el Gobierno no realizó ningún pago a la deuda y tampoco entre enero y marzo de este año.

La cifras oficiales arrojan que en abril de este año se abonó 2.6 millones de dólares y en mayo 3.7 millones de dólares, los que se sumarían a los 7.1 millones de dólares que ya se habían pagado entre enero y julio del año pasado, cuando el petróleo aún no bajaba de precio. La deuda contratada con Caruna, que maneja los fondos Alba, un negocio vinculado a la familia presidencial, fue por un monto de 198.5 millones de dólares.

Los dos últimos abonos hechos a la millonaria deuda estarían sin embargo muy por debajo del ahorro energético que se ha acumulado desde junio de 2014 y julio de 2015.

Según estimaciones del gerente país de IC Power, César Zamora Hinojos, alcanzarían los cien millones de dólares, tomando en cuenta que el precio promedio del barril de fuel oil (usado en la generación eléctrica) pasó de 96 dólares en junio del año pasado a 42 dólares en julio de este año.

El monto de ahorro estimado por Zamora también incluye el alivio que aportó en su momento la energía renovable.

Zamora explica que unos cuarenta millones de dólares que se obtuvieron en ahorro entre junio 2014 y marzo de 2015 debieron pagarse a la deuda con Caruna. En tanto, otros sesenta millones de dólares en ahorro que se produjeron desde abril hasta la fecha deben repartirse de acuerdo a lo establecido en la Ley de Variación de la Tarifa Eléctrica al Consumidor (Ley 898).

A finales de marzo el Gobierno ordenó a través de la Ley 898 que del total del ahorro energético 35 por ciento se destinará a la reducción de la tarifa energética para los consumidores, un 35 por ciento a un fondo con fines específicos para programas de combate a la pobreza, que administra el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, y el restante 30 por ciento al abono de la deuda con Caruna.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación