Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aerolíneas enfrentan retos en Latinoamérica

El algunos países se espera que el año cierre con pérdidas. Infraestructura, altos precios del dólar e impuestos entre los obstáculos

AEROPUERTO COMALAPA

Las instalaciones del aeropuerto se quedan cortas para el flujo de pasajeros. | Foto por Herbert Saravia

San Salvador, 3 de mayo de 2009

BOGOTÁ.- El vicepresidente regional para las Américas de la IATA, Peter Cerda, aseguró ayer en Bogotá que la revaluación del dólar y la caída de los precios de las materias primas perjudican el crecimiento del mercado del transporte aéreo en Latinoamérica y el Caribe.

Así lo planteó el ejecutivo de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), que participó en en el Día de la Aviación de Colombia 2015, que reunió a expertos de la industria, ejecutivos de las aerolíneas, de aeropuertos y autoridades gubernamentales.

Según Cerda, "este año, el panorama global del sector del transporte aéreo es positivo", pero para América Latina y el Caribe no lo es tanto por la coyuntura económica.

El dirigente de la IATA agregó que esa industria pronostica para este año ingresos por 29,300 millones de dólares, a lo que se suma que los precios del combustible han bajado significativamente, lo que es un alivio para el sector.

Sin embargo, dijo que en Latinoamérica y el Caribe "el pronóstico no se presenta con el mismo optimismo", entre otras razones por la revaluación del dólar que se traduce "en poco o ningún beneficio de la caída de los precios de los combustibles".

Asimismo, Cerda detalló que las economías de la región atraviesan momentos difíciles debido a la "caída de los precios de las materias primas", que son una importante fuente de ingresos para los países.

Según Cerda, una de las situaciones más desoladoras la tiene Brasil porque las pérdidas de las aerolíneas locales ascendieron a 500 millones de dólares en el primer semestre de 2015.

A eso se suma que "el sector se ha visto enormemente perjudicado por la fuerte caída del real respecto al dólar estadounidense y la recesión de su economía".

Cerda opinó que el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff "debe plantearse de manera urgente" aliviar los elevados impuestos, reducir los costos en infraestructuras y revisar la regulación onerosa con el fin de proteger los beneficios de la interconectividad aérea.

De la región, dijo que una infraestructura deficiente para la aviación es una barrera para el desarrollo económico y que si este aspecto no se aborda rápidamente "los aeropuertos serán incapaces de absorber los 285 millones más de pasajeros que se esperan en 2020".

Los principales aeropuertos de Colombia, Argentina, Brasil, Ecuador, México y Perú "están sufriendo ya los problemas de la congestión aérea", añadió.

El aeropuerto internacional El Dorado de Bogotá, ampliado hace dos años, tiene limitaciones y priva al país de todos los beneficios económicos y sociales que podría ofrecer la industria aérea si estuviera a pleno rendimiento.

Esas limitaciones, explicó, están impidiendo que Bogotá compita con importantes centros de conexiones como los de Ciudad de Panamá o Santiago.

Por último, Cerda dijo que en Latinoamérica y el Caribe es muy caro hacer negocios porque la región está "plagada de impuestos y tasas injustificables que perjudican los viajes aéreos e impiden el desarrollo económico". EFE 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación