Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La aerolínea TAM reduce vuelos y plantilla por situación económica de Brasil

Debido a la situación económica del país, la aerolínea reducirá sus vuelos. TAM es de las mayores empresas del sector de aviación en Brasil.

TAM Airlines es socia de la compañía chilena LAN en Latam airlines

TAM Airlines es socia de la compañía chilena LAN en Latam airlinesTAM Airlines es socia de la compañía chilena LAN en Latam airlines

TAM Airlines es socia de la compañía chilena LAN en Latam airlinesTAM Airlines es socia de la compañía chilena LAN en Latam airlines

SAO PAULO. La aerolínea brasileña TAM, socia de la compañía chilena LAN en Latam Airlines, anunció hoy que reducirá hasta en un 10 % sus operaciones en Brasil y recortará su plantilla en un 2 %, debido a la delicada situación económica del país.

La empresa es una de las mayores del sector de aviación civil de Brasil y hasta mayo pasado su participación en el mercado nacional era del 36 %, superada solamente por la aerolínea GOL, que tenía un 37 %.

En una nota enviada hoy a la Comisión de Valores Mobiliarios, TAM atribuyó la decisión de reducir operaciones al "desafiante escenario económico" del país.

"TAM adopta está medida para hacer frente a un contexto económico difícil en Brasil, que impone la necesidad de ajustes sin perjudicar a los pasajeros y fortaleciendo aún más su competitividad", dice el comunicado, firmado por Claudia Sender, presidenta de la compañía.

La nota agrega que TAM "continúa creyendo" en que el país recuperara su crecimiento  sostiene que "esa adecuación no afectará sus estrategias de largo plazo, que incluyen una renovación de la flota".

La economía brasileña, que en los últimos cuatro años ha combinado bajas tasas de crecimiento con elevados índices de inflación, pasa por serias dificultades y las previsiones de los analistas privados apuntan a que este año sufrirá una contracción del 1.7 %, según un sondeo divulgado hoy por el Banco Central.

Para hacer frente a esa delicada situación, el Gobierno ha puesto en práctica un severo plan de ajuste fiscal, que incluyó un fuerte recorte del gasto público previsto para este año y diversas medidas para aumentar la recaudación por la vía tributaria.

La austeridad impuesta por el Gobierno de Dilma Rousseff se ha traducido hasta ahora en un mayor enfriamiento de la actividad económica y en un aumento de la tasa de desempleo, que llegó en mayo pasado al 6.7 % frente al 4.8 % en que cerró en 2014.

De acuerdo a un informe divulgado el pasado viernes por el Banco Central, durante los primeros cinco meses de este año la actividad económica en el país se contrajo un 2.64 %. EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación