Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Acusan a Cristina de ser culpable del "Default"

Diarios brasileños acusan la "ineptitud" y "arrogancia" de mandataria

La Casa Rosada, sede del gobierno de Cristina Fernández, quien se ha mantenido a la defensiva tras el "default". foto edh / reuters

La Casa Rosada, sede del gobierno de Cristina Fernández, quien se ha mantenido a la defensiva tras el "default". foto edh / reuters

La Casa Rosada, sede del gobierno de Cristina Fernández, quien se ha mantenido a la defensiva tras el \"default\". foto edh / reuters

BUENOS AIRES/ SAO PAULO. Los principales diarios brasileños no ahorraron críticas hacia la presidenta Cristina Fernández, apenas dos días después que el país entrara en un default selectivo ante la imposibilidad de pago a los bonistas y luego que fracasaran las negociaciones con los holdouts (fondos buitres).

Mientras el gobierno de Dilma Rousseff, a través de su ministro de Economía, Guido Mantega, negó que hubiera default y apoyo a la Casa Rosada, algunos medios en el vecino país lanzaron duros cuestionamientos a la política económica argentina.

A través de sus editoriales, los diarios O Globo -editado en Río de Janeiro- y Folha de San Pablo, abundaron en duras descalificaciones contra la jefa de Estado. Aseguran que Argentina llegó a la situación actual debido a la "arrogancia", "incapacidad" e "ineptitud" que se registró en las gestiones del Gobierno. El blanco de las críticas extremas siempre fue la propia Cristina Kirchner.

"Esta crisis de deuda argentina es el desenlace de mucha arrogancia e incapacidad en el tratamiento con los acreedores por parte de los Kirchner, Néstor y Cristina. Así como de una política económica desastrosa, por populista y heterodoxa", reza un párrafo del editorial publicado ayer en O Globo (de los de mayor tirada en Brasil), que lleva un título más que elocuente: "La ruinosa trayectoria de la Argentina kirchnerista".

El medio carioca pone la lupa sobre el ministro de Economía, Axel Kicillof. Lo menciona como un "joven profesor marxista". También señala que la calificación de los holdouts como fondos buitre, se debe a una cuestión "ideológica" y agrega que estos "son actores usuales y necesarios en los mercados mundiales, pues ayudan a dar liquidez a los papeles rechazados por los inversores".

O Globo advierte que la actual situación traerá problemas para la obtención de financiamiento externo, además de que profundizará la recesión y la inflación.

La preocupación por el futuro de la economía también la transmite el editorial del Folha. "La reducción del consumo y las medidas de contención de déficit comerciales ya disminuirían las ventas brasileñas para la Argentina en un 20 por ciento en la primera mitad de 2014", destaca el artículo.

"El país está en recesión, fruto, en parte, del populismo económico. Sin crédito, Argentina corre el riesgo de una crisis en los pagos, pues el comercio exterior casi no ofrece los medios para pagar deudas internacionales. Y tomar créditos en el mercado nacional tendría intereses altísimos", señala el texto, que luego agrega: "No es improbable que la tensión política y alguna reducción en el escaso financiamiento externo restante provoquen desvalorización de la moneda y, así, inflación y recesión más intereses".

Lejos de la ineptitud

Folha dice que Brasil está lejos de seguir el camino de su vecino país, uno de sus mayores socios comerciales, pero al final del texto cuestiona y defiende, a la vez, la gestión de Rousseff: "Lejos está de ser tan inepta como la de Cristina Kirchner en la Argentina".

Ayer, la agencia Fitch bajó las calificaciones de instrumentos de deuda emitidos por la ciudad de Buenos Aires, la provincia de Salta y el municipio de La Plata, en línea con el recorte de la nota soberana de Argentina, luego que el país cayó en cesación de pagos o "Default" por negarse a pagar a acreedores. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación