Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Acuerdos para reanudar obras en Canal en duda

b La autoridad del Canal afirma que "todavía persisten temas en los que no hay concordancia"

La ACP pagará al Consorcio liderado por Sacyr $26,8 millones por trabajos de diciembre. EDH /

La ACP pagará al Consorcio liderado por Sacyr $26,8 millones por trabajos de diciembre. EDH /

La ACP pagará al Consorcio liderado por Sacyr $26,8 millones por trabajos de diciembre. EDH /

PANAMÁ Y MADRID. Un anunciado acuerdo para reanudar los trabajos en el millonario proyecto de expansión del Canal de Panamá parecía dudoso ayer, sólo horas después de un aparente progreso, en el más reciente giro de una agria disputa sobre cuantiosos sobrecostos.

El consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr, se comprometió a reiniciar los trabajos en la vía interoceánica, dijo la noche anterior la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), mientras continúan negociaciones sobre otros puntos en disputa, en un proceso para el que ellos mismos se dieron 72 horas.

La disputa ha amenazado con retrasos que pueden costar millones de dólares en peajes perdidos y dejar en espera a empresas de todo el mundo que quieren mover sus cargas a través del Canal que une una costa de EE. UU. con los mercados asiáticos.

El presidente Ricardo Martinelli dijo a periodistas, el jueves, que la reactivación de los trabajos no era "del todo cierta". "Parece ser que hay alguna diferencia interna entre los distintos contratistas", observó. Sacyr no estuvo disponible para comentarios pero una fuente dijo que, aunque tenía entendido que se reanudarían las obras, era difícil convocar de una sola vez a miles de trabajadores. Según datos del GUPC, sólo se presentaron a trabajar unas 60 personas de las 7,000 que laboran.

Entretanto, la ACP pagará 36,8 millones de dólares al consorcio -también integrado por Salini Impregilo, Jan de Nul y Cusa- tan pronto como las obras se reanuden, una suma que servirá para cancelar pagos y obligaciones con proveedores pendientes desde diciembre.

Uno de los puntos más complejos está siendo cómo convertir en financiación la garantía de $400 millones de Zurich, que dijo en un comunicado que se encuentra cómoda con la exposición que tiene actualmente al proyecto, limitada gracias a los mecanismos de reaseguros que contempla.

Una fuente con conocimiento del caso dijo a Reuters que la aseguradora helvética no quiere poner dinero directamente en el proyecto y ha pedido que lo hagan los bancos que, a su vez, están pidiendo contragarantías. — Reuters

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación