Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Acuerdo UE impulsará integración regional

El convenio acelerará el desmontaje de trabas al comercio

El SICA desarrolló ayer un seminario sobre el proceso de integración centroamericana a la luz del Acuerdo de Asociación suscrito con la Unión Europea. foto edh / cortesía

El SICA desarrolló ayer un seminario sobre el proceso de integración centroamericana a la luz del Acuerdo de Asociación suscrito con la Unión Europea. foto edh / cortesía

El SICA desarrolló ayer un seminario sobre el proceso de integración centroamericana a la luz del Acuerdo de Asociación suscrito con la Unión Europea. foto edh / cortesía

El Acuerdo de Asociación (AdA) entre Centroamérica y la Unión Europea (UE), que entró en vigencia en El Salvador y Costa Rica el pasado 1 de octubre, indudablemente vendrá a poner presión a los esfuerzos de integración centroamericana, que desde hace varios años viene impulsando la Secretaría de Integración Centroamericana (SICA).

A la fecha, sólo Guatemala falta que se incorpore al AdA, calculada para el 1 de noviembre próximo. El acuerdo incluye un pilar político, uno económico y otro de cooperación.

Para que el capítulo comercial funcione se requerirá que los permisos aduanales sean más expeditos, mientras que el transporte y los canales logísticos deberán someterse a mayores exigencias para poder competir en un mercado de más de 700 millones de consumidores, en donde los exportadores regionales podrán entrar a la UE con una reducción de aranceles en el 91% de sus productos.

El embajador jefe de la UE para Nicaragua, Costa Rica y Panamá, y ante el SICA, Javier Sandomingo Nuñez, recalcó que se han tomado en cuenta las asimetrías de los países; aunque considera que el Istmo todavía debe simplificar trámites y eliminar dobles o triples aranceles en muchos casos.

Sin embargo, para que esta nueva estructura comercial, política y de cooperación arranque a plena capacidad, las naciones del Istmo deberán apurar el proceso de integración que muchas veces parece caminar a paso de tortuga.

El secretario general del SICA, Hugo Martínez, reconoce que aún hay gente que se pregunta acerca de para qué sirve la integración regional a lo cual pronto responde que "existen más oportunidades juntos, como región centroamericana, hay un gran potencial con desafíos".

El SICA empuja cinco pilares de la integración, emanados de la Cumbre de relanzamiento del proceso integracionista de 2010, que son: el fortalecimiento institucional, la integración económica, seguridad democrática, integración social, cambio climático y gestión integral del riesgo.

Todos factores imprescindibles del proceso unionista, pero como dijo ayer la ponente Gisela de Porras , en un conversatorio organizado por el SICA y la UE, "acelerar la integración es un tema de voluntad política" .

Igual opina Richard Aitkenhead, otro conferencista, quien junto a Porras creen que los partidos políticos no se han interesado por este tema porque no es rentable electoralmente, o porque piensan que su país perderá soberanía.

"Creo que se necesita más investigación y decirle a la gente quien impide la integración", dijo Aitkenhead, quien exhortó a los medios de comunicación y a la sociedad civil a empujar el tema, con el propósito de romper con los intereses de los grupos de poder y avanzar en dos o tres países cuando se pueda. Lo anterior, dijo otro ponente: Miguel Gutiérrez, pasa por lograr acuerdos políticos duraderos y elevar la cohesión social.

Pero la gran interrogante que quedó ayer en el ambiente fue quién liderará este proceso y, quien definirá la hoja de ruta para comenzar a destrabar dichos obstáculos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación