Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Waldemar falleció tras 26 días de luchar por la vida

El desenlace ocurre 13 días después que los médicos certificaran la muerte cerebral del niño

Óscar Waldemar López ora frente a la foto de su hijo, mientras familiares y amigos se concentran en la sala de velaciones en esta capital. fotos edh / miguel villalta

Óscar Waldemar López ora frente a la foto de su hijo, mientras familiares y amigos se concentran en la sala de velaciones en esta capital. fotos edh /...

Óscar Waldemar López ora frente a la foto de su hijo, mientras familiares y amigos se concentran en la sala de velaciones en esta capital. fotos edh / miguel villalta

Waldemar murió ayer. Los médicos especialistas del hospital de niños Benjamín Bloom declararon su muerte a las 7:40 de la mañana.

La defunción del niño de cuatro años ocurrió tras 26 días de haber estado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), en medio de una lluvia de críticas para las autoridades del Ministerio de Salud (Minsal) y del hospital, a través de las redes sociales, por el manejo que se le dio al caso.

El grupo de apoyo de Waldemar publicó ayer antes del mediodía en su página de Facebook: "Sería excelente que las autoridades del H. Bloom, en lugar de dar tantas declaraciones inoportunas pudieran entregarnos a Walde para que sus papás puedan continuar con los arreglos de su velación. Pero quizá es mucho pedir cuando tienen tanta necesidad de protagonismo. Ojalá fueran útiles en esta ocasión".

Las autoridades sanitarias defendieron la atención médica brindada al niño que se cortó accidentalmente buena parte del intestino delgado a mediados de enero.

Abren investigación

El director del Instituto de Medicina Legal, José Miguel Fortín, declaró anoche que la Fiscalía General ha iniciado una investigación formal del caso y por eso ordenó una "autopsia detallada" en el cuerpo del niño.

En los próximos días se harán nuevos análisis forenses y se tendrán resultados en unas dos semanas, explicó.

Según el experto, quien afirmó que habló con la autorización del Fiscal General, el niño tenía una severa desnutrición.

"Fue una lástima que no se considerara en su oportunidad el trasplante", afirmó el jefe de los forenses.

Se defienden

Óscar Sánchez Vela, jefe de cuidados intensivos del Bloom, manifestó que Waldemar tuvo una asistencia "de alto nivel" y que se le dio "todo lo que necesitó".

Hace dos semanas, el paciente fue declarado con muerte cerebral, tras sufrir una hemorragia intracraneal y neumonía nosocomial. Desde ese día se mantuvo con respiración asistida.

Sánchez Vela explicó que muerto el cerebro, "comando de todo el cuerpo", los órganos empiezan a fallar: primero falló el aparato respiratorio y por último el corazón.

"Desgraciadamente se da la situación de que el órgano ya no tiene la regulación y empiezan a morir más células. Al principio teníamos alguna respuesta, al final no nos hicieron caso y termina con la muerte del órgano (corazón)", acotó el especialista.

Waldemar fue ingresado en el Bloom el 16 de enero luego de que se cortara el abdomen accidentalmente con una pulidora. Desde el inicio, los padres de familia fueron informados por los médicos de la necesidad de un trasplante de intestino que no se realiza en el país. A partir de ahí iniciaron una campaña para recolectar los fondos.

Pero ayer Sánchez Vela dijo que el infante no necesitaba el trasplante.

"Nunca hubo necesidad de hacer un trasplante de intestino. Las autoridades mundiales, los superespecialistas en esta rama nunca recomiendan que se haga de entrada", sostuvo Sánchez.

Agregó que ese procedimiento debe utilizarse cuando el paciente ya no responde a los tratamientos y que a Argentina, en caso de haber traslado a Waldemar, iba para tratamiento parenteral.

Sánchez Vela incluso expresó que el jefe de residentes de cirugía, quien fue asignado al inicio para explicar sobre el caso, dio declaraciones a título personal.

"Que él haya dicho eso es una opinión muy particular y tiene derecho como profesional a hacerlo. Él no estaba diciendo 'estoy hablando en nombre del Gobierno, en nombre del Ministerio de Salud', él estaba hablando a título personal".

Pero no fue hasta el 3 de mayo que la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, y el equipo de médicos a cargo informaron que en ese momento el paciente no necesitaba un trasplante, porque su intestino estaba empezando a funcionar normalmente.

Un mes después, la funcionaria volvió hablar de la necesidad del procedimiento y el Grupo de Apoyo reanudó las gestiones y contactó con un hospital de Estados Unidos.

El infante tenía fecha de trasladado a ese centro médico, pero sufrió un derrame.

Rodríguez dijo que se hicieron todas las gestiones necesarias para que el infante recibiera el mejor tratamiento fuera del país y se contactó con varios hospitales.

Anoche la sala de velación no dio abasto para tantas personas que querían honrar la memoria de Waldemar, entre ellos miembros de clubes de motociclistas, organizaciones provida y grupos cívicos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación