Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

VMT instala pasarelas porque pasos peatonales no funcionan

Automovilistas ignoran semáforos peatonales. Y peatones siguen en riesgo

VMT instala pasarelas porque pasos peatonales no funcionan

VMT instala pasarelas porque pasos peatonales no funcionan

VMT instala pasarelas porque pasos peatonales no funcionan

Los pasos cebra y los semáforos peatonales situados a lo largo del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss), podrían no estar funcionando tal y como lo esperaban los promotores del nuevo sistema.

Desde que arrancó el plan piloto del sistema, el pasado 11 de enero, para llegar a la estación "móvil" los usuarios deben correr y hasta zigzaguear a los vehículos privados y del transporte público que pasan por la transitada arteria.

Para corregir la plana, en la estación "provisional" del Sitramss, situada en el arriate central del Bulevar del Ejército, por los centros comerciales de Soyapango, el VMT está construyendo una estructura metálica que conecte la estación con la pasarela de dicho lugar.

El acceso a las estaciones de buses del sistema se han vuelto un dolor de cabeza para los peatones, para los automovilistas y para los mismos gestores de tráfico que no han logrado que el tráfico de la zona respete los semáforos peatonales que les da el paso exclusivo a los usuarios del sistema.

Pero el problema se complica en algunas paradas, en especial las que se ubican en la alameda Juan Pablo II, debido al reducido espacio de las aceras que dejó la infraestructura. En horas pico, la demanda de usuarios rebasa la capacidad de la acera frente a la estación del Médico Quirúrgico.

El estudio del Consorcio EM&A, elaborado en 2012 a petición del Gobierno, sugirió que en la fase I del Sitramss, desde Soyapango hasta la 33a. Avenida Norte, en la Juan Pablo II, se colocaran cruces con semáforos para peatones.

Según ellos, los pasos cebras facilitarían el acceso a las paradas a personas con discapacidad. "Se ha desechado el uso de pasarelas peatonales a desnivel, ya que presentan muchas desventajas: no pueden ser usadas por personas discapacitadas, son caras, presentan una afección visual elevada, ocupan muchas veces el poco espacio de acera y, sobre todo, porque se ha comprobado "in situ" que las actuales son totalmente infrautilizadas, ya que el peatón opta por cruzar directamente sin usarlas", reza el documento.

No obstante, añade que la única pasarela utilizada es la ubicada en Soyapango.

Érick García, experto en tráfico y transporte, externó en 2014 que el proyecto tiene "dolencias técnicas enormes".

Él aseguró que el Sitramss ha dejado aceras más angostas y con poco espacio de movilidad para los peatones; lo cual atenta contra la vida de los usuarios que transborden en las estaciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación