Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El virus del chikunguña se propaga en todo el país

San Salvador, San Vicente, La Libertad y Sonsonate son las zonas más afectadas

Un niño con síntomas de chikunguña guarda reposo en su casa en Ayutuxtepeque. FOto EDH / Archivo.

Un niño con síntomas de chikunguña guarda reposo en su casa en Ayutuxtepeque. FOto EDH / Archivo.

Un niño con síntomas de chikunguña guarda reposo en su casa en Ayutuxtepeque. FOto EDH / Archivo.

La fiebre chikunguña, detectada por primera vez en el país en el cantón Zapote Abajo, en Ayutuxtepeque, se expandió a los 14 departamentos en tan solo cuatro meses.

El número de personas con signos de la enfermedad es de 8,030. Durante la última semana, el Ministerio de Salud detectó 677 nuevos casos, confirmó la ministra, Violeta Menjívar.

"El chikunguña ha crecido", comentó la funcionaria, a la vez que llamó a la población a destruir los criaderos de zancudos para detener la propagación de esta enfermedad y la del dengue.

Entre el 17 y 23 de agosto, el Minsal registró 30 nuevos municipios afectados por el chikunguña, entre ellos, San Francisco Menéndez, Tacuba y Turín, en el departamento de Ahuachapán; Izalco y Santa Isabel Ishuatán en Sonsonate; Chiltiupán, Comasagua, Nuevo Cuscatlán y Tepecoyo, en La Libertad; y Rosario de Mora, en San Salvador.

El Minsal ha detectado que este virus circula en 115 municipios, señaló Menjívar.

La funcionaria indicó que pese al avance que presenta la infección, la transmisión se considera moderada.

Fue a principios de mayo cuando los habitantes del cantón Zapote Abajo reportaron al Minsal el incremento de personas con fiebre elevada, ronchas en la piel y un dolor en las articulaciones que los obligaba a pasar hasta una semana postrados en cama.

Unas semanas después, las autoridades confirmaron que cinco de las pruebas tomadas en esa zona dieron positivas a esa enfermedad.

La ministra de Salud indicó que ellos realizan jornadas para eliminar los criaderos de zancudos, entregan abate a la población, fumigan, educan y atienden a los afectados.

"Creo que aquí hay una responsabilidad importante de las familias para proteger a su propia familia de los criaderos", acotó la funcionaria.

En San Salvador se registran 6,566 casos sospechosos de la fiebre. De estos, 415 corresponden a San Vicente, 397 a La Libertad, 296 a Sonsonate, 188 a Usulután, 68 a La Paz y 51 a San Miguel.

Hasta el 22 de agosto, en la región, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta 583,504 casos sospechosos de la enfermedad; 5,619 confirmados y 32 fallecidos.

La transmisión del virus en las Américas se detectó, por primera vez, en diciembre de 2013. El virus es transmitido por el zancudo Aedes aegypti y se caracteriza por producir fiebres que superan los 38 grados, dolor en las articulaciones y erupciones en la piel.

Otro problema

El dengue es otra de las infecciones que afectan a la población y cuyo avance no ha podido ser controlado.

De enero al 23 de agosto de este año, se reportan 10,693 casos confirmados del virus. Eso representa un 82 por ciento más de casos que en 2013 a la misma fecha.

Solo en la última semana epidemiológica se sumaron 822 casos nuevos.

En lo que va del año, el Minsal notifica 32,059 casos sospechosos de la enfermedad, el 33 por ciento de estos han sido confirmados.

Menjívar dijo que en este año han sido hospitalizadas 2,551 personas con signos de dengue. El año pasado, la cifra era de 1,730.

Hasta ayer, el Minsal reportaba una muerte a causa de la infección: corresponde a una niña de nueve meses que vivía en La Unión.

Hay cuatro muertes más en estudio. En dos de esos casos se cuenta con prueba positiva a la enfermedad; pero Eduardo Espinoza, viceministro de Salud, dijo el martes que debían esperar los resultados de las auditorías médicas.

Los casos corresponden a un niño de cinco años, originario de Mejicanos, y a una bebé de nueve, procedente de San Pablo Tacachico. El niño murió en el Bloom y la niña en el hospital San Rafael.

El martes finalizó la tercera jornada de destrucción de criaderos de Zancudos. Al respecto, Menjívar adelantó que analizarán los resultados para determinar si modificarán la alerta nacional vigente desde el 25 de junio.

El miércoles, el viceministro manifestó que las campañas no habían sido del todo efectivas y le echó parte de la culpa a los alcaldes.

"Los alcaldes están más en la campaña política que en el bienestar de sus ciudadanos y es fácilmente identificable cuando vemos los municipios más afectados por la epidemia de dengue y chikunguña", afirmó Espinoza.

En el país, 11 de cada cien viviendas tienen larvas de zancudos. La medida principal para evitar la infección es eliminar los criaderos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación