Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Ya vine dos veces, solo me dieron acetaminofén"

En el hospital San Juan de Dios, de San Miguel, faltan 88 medicamentos, lo que equivale a un desabastecimiento del 24.7 %, según el reporte del Minsal. Foto EDH / jenny ventura

En el hospital San Juan de Dios, de San Miguel, faltan 88 medicamentos, lo que equivale a un desabastecimiento del 24.7 %, según el reporte del Minsal. Foto...

En el hospital San Juan de Dios, de San Miguel, faltan 88 medicamentos, lo que equivale a un desabastecimiento del 24.7 %, según el reporte del Minsal. Foto EDH / jenny ventura

Santos López se gana la vida vendiendo verduras en San Salvador, pero le puso una pausa obligatoria a su trabajo, desde que le cayó un dolor fuerte en la columna.

Hace diez meses comenzó su tratamiento en el hospital nacional Rosales, en la capital, para aliviar su dolor, le recetan carbamazepina y tramadol.

Pero la receta de junio no se la despacharon. Llegó el 16 de el mes pasado, fecha que le tocaba que se la entregaran, pero en la farmacia le dijeron que no había. El 24 del mismo mes regresó y la respuesta fue la misma.

"Ya vine dos veces y solo me dieron acetaminofén, aquí ando las recetas", comentó el señor de 34 años.

Santos dijo que tiene inflamado el nervio ciático y solo esas pastillas le quitan el dolor.

"Que no haya me afecta porque es la que me quita el dolor, esta no, la acetaminofén hay que llevarla por si acaso", manifestó el señor.

A Marta Navarro, una usuaria del Rosales, tampoco le dieron el tramadol y dijo que no la comprará porque no tiene dinero.

"Es para el dolor de la columna, me dijeron que no hay y como tengo la columna partida en tres pedazos por eso me la habían dejado", relató la señora, mientras sale entre las decenas de personas que esperan su medicina en la farmacia de la Consulta Externa.

Marta, de 79 años, expuso que no podrá tomarse la medicina porque no tiene dinero para comprarla.

En el hospital Saldaña, Jonathan Salinas, manifestó que no le entregaron hidrocortizona para la alergia porque tiene principios de neumonía.

Y a Hernán Mejía, que llegó a recoger el complejo B para su abuelo, tuvo que irse sin él, solo le entregaron la ranitidina para la gastritis.

Mejía dijo que a su familia no le quedará de otra, más que comprarla.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación