Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En vigencia decreto de subsidio, pero buseros pedirán posponerlo

Buseros aseguran que VMT continúa con planes de crear un "monopolio", pero que Subes no tiene la capacidad para instalar aparatos

Ayer, un bus articulado del Sitramss colisionó con un pick up entre la 1a. Av. Norte y la alameda Juan Pablo II, cuando iba hacia Soyapango. foto edh / Jorge Reyes

Ayer, un bus articulado del Sitramss colisionó con un pick up entre la 1a. Av. Norte y la alameda Juan Pablo II, cuando iba hacia Soyapango. foto edh...

Ayer, un bus articulado del Sitramss colisionó con un pick up entre la 1a. Av. Norte y la alameda Juan Pablo II, cuando iba hacia Soyapango. foto edh / Jorge Reyes

Un poco más de dos meses tienen los buseros del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS) para apegarse a las nuevas reglas del Viceministerio de Transporte (VMT), que a partir de agosto podría comenzar a pagarles cuatro centavos de dólar a los buses urbanos por pasajero movilizado y dos centavos a los microbuses.

Pero tanto los buseros que están en contra de cómo se ejecuta el proyecto de modernización del transporte, como aquellos afines al Gobierno tienen observaciones al respecto.

El decreto y las nuevas disposiciones contempladas en la Ley Transitoria para la Estabilización de las tarifas del servicio público fueron publicadas en el Diario Oficial del 6 de mayo de 2015, pero entraron en vigencia el 14 de mayo. Exactamente dos día después de que el Sitramss comenzara a cobrar la tarifa autorizada por el VMT de $0.33 centavos.

A 20 días de vigencia, la disposición es considerada por los transportistas de Rutas Unidas Salvadoreñas como una tarea "bastante difícil de cumplir", debido a que son más de dos mil unidades las que todavía no cuentan con el sistema tecnológico de cobro electrónico, que es uno de los requisitos del VMT para hacer efectivo el pago de subsidio por pasajero movilizado.

Ellos estimaron que el proyecto debe hacerse de "una mejor manera y de forma ordenada". Es por ello que solicitarán posponer el plazo para instalar los aparatos e iniciar con el cobro electrónico. Ellos piden que se arranque en enero de 2016.

Mientras que Ástrid Oyarbide, representante de Trade Internacional, el operador tecnológico que podría ser la competencia de la empresa Sistema Único de Boletos Electrónicos (Subes), aseguró que el plazo estipulado en la reforma es insuficiente para instalar los aparatos, incluso para Subes.

Rodrigo Contreras Teos, directivo de la empresa Sistema Integrado Prepago (Sipago), dijo que "esperan reunirse" con las autoridades de Transporte y con la única empresa que ofrece dicha tecnología, Subes, para "ver su disponibilidad" de equipo y personal para comenzar a instalar los lectores de tarjeta.

Contreras expuso que pedirán al VMT reconsiderar el período máximo estipulado en la reforma en que se hará efectivo el pago de subsidio. El decreto reza: "(Subsidio) por el período máximo de 21 días que contabilizarán un mes".

Para el representante de Sipago, el VMT solo pagará 21 días, independientemente si las unidades trabajen 29 ó 30 días en el mes. "Se está haciendo la reconsideración", acotó Contreras.

Por su parte, Juan Pablo Álvarez, presidente de Rutas Unidas Salvadoreñas, criticó la "urgencia del Gobierno" por que se instalen los aparatos.

"No entenderíamos por qué la urgencia de arrancar a medio año, cuando apenas se está desarrollando la prueba piloto (del Sitramss), cuando ya se demostró que el cobro electrónico en Santa Tecla es un desastre. Entonces hay que replantearlo y hacerlo bien, pero de conformidad a las leyes y a la Constitución, no fomentando monopolios", dijo.

El viceministro de Transporte, Nelson García, declaró el 1 de junio, que durante esos treses meses los buseros tendrán que instalar las máquinas que "ellos consideren pertinentes".

García estimó que el 50 % de las unidades en el AMSS ya tienen instalado el sistema tecnológico y que, posiblemente, a partir del 1 de julio el cobro del pasaje con tarjeta ya sea obligatorio en los automotores que tengan los "validadores".

Beneficia a Subes

El presidente de Rutas Unidas Salvadoreñas, que aglutina a cerca de 35 rutas de Soyapango e Ilopango, aseguró que las reformas y el plazo establecido de 90 días es una estrategia para beneficiar a Subes.

Actualmente, Subes es la única empresa que tiene el "visto bueno" del VMT para comercializar los aparatos tecnológicos, los cuales ya fueron instalados en rutas de Santa Tecla, Ciudad Merliot, la zona sur y nor-poniente de San Salvador.

"Para nadie es extraño que existe una sola empresa. Y hay claras evidencias que estamos luchando para arrancar con otra empresa que funcione en el mercado", dijo Álvarez, al referirse al proyecto Paggo Bus, que no solo ofrecería el servicio de cobro electrónico del pasaje, sino un sistema de videovigilancia para darle seguridad a los usuarios y el "plus" de realizar otros pagos, como taxi, supermercados, compras en centros comerciales y más, agregó.

El transportista enfatizó en que casi están listos para presentar la documentación al VMT y que éste les dé el "visto bueno" y la luz verde para arrancar con su proyecto Paggo Bus. Pero tampoco saldrían a tiempo para arrancar con el proyecto en el plazo estipulado por el VMT.

Álvarez adelantó que solicitarán a la Asamblea Legislativa que se aclaren varios vacíos que tiene la reforma a la Ley Transitoria para la estabilización de las tarifas; por ejemplo, a quién se le pagarán los cuatro y dos centavos de dólar por pasajero, si será al empresario de transporte o si será un subsidio focalizado entregado directamente al usuario a través de la tarjeta electrónica.

Los buseros también preparan un recurso de inconstitucionalidad que presentarán en la Corte Suprema de Justicia, por la aprobación de la reforma a la Ley Transitoria vía dispensa de trámite en la Asamblea Legislativa, un recurso que solo puede utilizarse cuando el "caso es de urgencia", explicó Álvarez.

La representante de Trade Internacional, Ástrid Oyarbide, quien también ha buscado estar en el negocio del cobro electrónico, aseguró que es "imposible" que Subes tenga la capacidad para instalar más de dos mil aparatos en igual número de unidades en el AMSS.

La empresaria calificó de "buenas" las reformas a la Ley Transitoria para la Estabilización de las tarifas, ya que les da la oportunidad a los transportistas de modernizarse.

Pero descalificó el plazo de 90 días para preparar el terreno para el cobro electrónico. "Tienen que pedir prórroga (los buseros), porque no se puede. Tampoco ellos (Sipago) están listos, tampoco pueden instalar en tres meses. O sea, que ni uno ni el otro", dijo, al referirse que el proyecto de los buseros de Soyapango, Paggo Bus, tampoco estaría listo en tres meses, sino hasta diciembre.

De acuerdo con Oyarbide, solo para instalar los aparatos en el AMSS podría tardar cerca de nueve meses, debido a que no todas las unidades tienen las condiciones; ella estimó que cada instalación puede demorar entre uno o dos días por unidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación