Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Veterinarias entre la polémica y la ilegalidad

Hay 133 centros de salud veterinaria sin permiso. La CSSP dará  licencias este año. Gremio de veterinarios insiste el daño en su reputación que causan las denuncias.

Mascota

Lo que sería un procedimiento sin mayor riesgo  de la mascota de una familia, terminó en la muerte del animal.  

La gata de seis meses fue sometida a una cirugía de castración. Pero después  de una semana del proceso murió porque el médico no cauterizó sus venas, lo que le provocó una hemorragia interna. El médico veterinario le aseguró a la dueña de la mascota que por $200  el resultado de la  intervención sería el mismo al que le realizarían en  una clínica veterinaria que cobraba más honorarios.

La aplicación errónea de un medicamento, cirugías mal practicadas que resultan en el daño o muerte de las mascotas, provienen, la mayoría de veces de una mala ejecución de la profesión médico veterinario, en sitios ilegales, o personas que no tienen la potestad de ejercer la ocupación.

Anualmente, el Consejo Superior de Salud Pública (CSSP)  recibe un promedio de cinco denuncias para ser estudiadas dentro de la Junta de Vigilancia de la Profesión Médico Veterinaria, y determinar si recaen en faltas graves. 

La mayoría de ellas se denominan como “negligencia médica”, sin embargo, en el código de salud no es aceptado como  tal. Y la mayoría de casos  que se admiten y se sanciona  al médico es por dejar en manos de no profesionales la atención de sus pacientes.

Hasta 2015 habían 147 establecimientos censados por el CSSP, dedicados a la atención veterinaria en el país, de los cuales solo ocho laboratorios clínicos  tienen registro y aval de la entidad sanitaria.

Los laboratorios  han sido los únicos que realizaron el proceso de inscripción , así como lo hacen los laboratorios para humanos, debido a que ambos manipulan sustancias químicas.

Mientras que las otras: 60 clínicas, 8 hospitales, 4 consultorios y 30 establecimientos más, siguen sin ser avalados integralmente desde sus instalaciones, equipo técnico, y atención médica. 

Falta de control

La deuda del Gobierno para controlar el funcionamiento de centros de salud animal proviene de un vacío legal en el Código de Salud que no facultaba a ninguna entidad a inspeccionarlos, sino que hacer evaluaciones por separado.  

Es decir, mientras el CSSP solo avala a los profesionales médicos veterinarios, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) se encarga de supervisar los controles de calidad de fármacos suministrados a animales, explicó el presidente del CSSP, Pedro Rosalío Escobar.

“Que no tengan permiso los (centros de atención) es producto de la indefinición normativa”, dijo Escobar.

El permiso que otorga el MAG se actualiza cada cinco años, y solo supervisa la cadena de mantenimiento de los fármacos de animales.

Y el Consejo, por un acuerdo de la autónoma , por primera vez y a partir de este años empezará a registrar  y otorgar permisos para operar a los centros de salud veterinarios del país. 

La falta de control permitía que cualquier ciudadano estudiante o egresado de la profesión, sin tener su número de Junta Veterinaria podría colocar un centro de atención veterinaria, sin tener mayor proceso administrativo que seguir, si no vendía medicamento. 

Negocios proliferan

La multiplicación de las clínicas ha permitido que haya una diversa gama de precios por los que los dueños de mascotas pagan para tener los servicios, desde baños, vacunas,  castraciones, curaciones, cirugías, transfusiones de sangre y hospedaje canino.

Los servicios tienen ciertos niveles de complejidad y de costos, algunos como transfusiones de sangre no muy accesibles, y otros como vacunas que tienen mayor demanda.

El doctor de la clínica veterinaria Los Héroes, Mario García, explicó  que en el caso de la empresa, los precios son adecuados a la calidad del servicio que dan a sus pacientes.

“El papel de nosotros es servir como referencia a otros consultorios”, dijo.

La clínica por 40 años ha contado con servicios de rayos X, peluquería, ultrasonografía y laboratorios clínicos para animales, y tienen veterinarios certificados. Por lo tanto cobran lo que el estudio implica y los gastos que genera.

Añadió que si el CSSP hace los controles hará que varios establecimientos tengan más control de los cuidados de perros y tengan mayor vigilancia en la limpieza de las instalaciones para evitar propagar enfermedades de un perro enfermo a uno sano.

¿Cómo saber si el médico al que recurre está capacitado?

Al momento de emitir una receta el médico veterinario deberá sellarla con su nombre y número de Junta de Vigilancia de Profesión Médico Veterinaria. 

De lo contrario se corre el riesgo de dejar a la mascota en manos de una persona que solamente cursó algunos años de medicina veterinaria y no cuenta con los conocimientos suficientes para ejercer la profesión.

La mayoría de estas prácticas ilegales de la profesión se dan en los agroservicios, donde también dan asistencia clínica personas no graduadas y no autorizadas, opinó el presidente del CSSP. 

Los resultados podrían terminar en daños de salud de la mascota, ya que solo se basan en la lectura de recetarios médicos que vienen dentro de los fármacos.

La muerte de las mascotas

La muerte de una mascota puede tener un impacto grande en las familias.

García explicó que “en el país muchas mascotas mueren no porque el veterinario sea malo, sino porque los dueños son atenidos”.

El médico añadió que los propietarios de los animales recurren a la medicina cuando se puede hacer muy poco médicamente hablando. Y evitan la cultura de prevención de enfermedades, a través de vacunaciones o exámenes clínicos generales.

“Y además hay que establecer que los animalitos son entes biológicos no mecánicos (...) si les está fallando el corazón o el hígado, lo que metaboliza todo hay muchas enfermedades que no van a salir adelante y las expectativas de vida son de 10 a 15 años (en el caso) de los perritos”, expuso.

Para la presidente de la Asociación de veterinarios, Ana Vásquez Liévano “es duro para el gremio estar catalogados como los malos (...) adónde queda el corazón de los veterinarios” con cada denuncia que se viraliza en redes sociales. 

Según la veterinaria “la gente tiene la culpa” por dejar en manos de cualquier persona a sus perros, y no crear una relación de confianza con su veterinario que le pueda llevar el control histórico de su mascota. Además del descuido que tienen los dueños en los controles preventivos de salud de sus mascotas.

“Pero revientan las cosas y van a sacarlo a Facebook”, dijo. 

Actualmente hay una propuesta de Ley de Protección de Animales domésticos en la Asamblea Legislativa, pero no contempla una reglamentación que rija a los centros de atención veterinarios del país. La normativa se centra en cada alcaldía debe contar con un centro de acogida de mascotas donde se les tiene que dar las condiciones mínimas de sanidad y cuidados.

Casos registrados en el CSSP

Suspendieron a médico por tres meses

Un perro murió después que se le aplicó un medicamento que  no podía soportar. Según el CSSP,  en una farmacia veterinaria dos personas, sin ningún conocimiento  de atención veterinaria,  lo suministraron.  Un médico veterinario del establecimiento les dió las instrucciones a través del teléfono, así “resolvía” algunas dudas veterinarias. La Junta Médico Veterinaria dijo que procedía como una causa grave y fue sancionado dos meses.

Perro murió por descuido de sus dueños

En otro caso atendido por el CSSP, el dueño de un perro denunció que el animal murió  después de ser sometido a una cirugía, donde se le extrajo de su estómago una semilla de mango. El médico  lo operó debido a que era la única medida para salvarlo. Pero, en el proceso se le encontró plástico y hasta una estopa de coco que complicó la cirugía y murió. La Junta de Vigilancia Médica no aceptó la denuncia porque no calificó como negligencia.

¿Qué hace cada entidad?

Rol de CSSP. Revisar redacción

A través de la Junta Médico Veterinaria, el CSSP solo avalaba permisos para ejercer y supervisaba la labor de especialistas en medicina animal. Pero, por la proliferación de negocios de veterinarios, desde este año se encargará de dar licencias  a clínicas, hospitales o consultorios donde se brinde atención veterinaria.

Supervisión del MAG

La oficina de Registro y Fiscalización del MAG tiene bajo su cargo controlar toda actividad encaminada al control, renovación y venta de los medicamentos veterinarios y productos afines fabricados en el país o importados. Es decir, se encargan de supervisar el manejo que se le da a los fármacos para animales en cualquier lugar donde se vendan.

Existe una propuesta de Ley 

La propuesta hecha en 2012 a la Asamblea Legislativa de una Ley de Protección a Animales Domésticos no le apuesta a la supervisión de los centros de salud veterinaria; sino  a la creación de Centros Municipales de Protección Ambiental, titulados por cada comuna, que incluye, entre otras premisas, prestar atención veterinaria.

A tomar en cuenta  sobre cuido de mascotas:

¿Es posible una transfusión de sangre?

En casos de cirugías severas, después de consumir venenos y otros padecimientos, los animales pueden someterse a transfusiones sanguíneas de otros perros. Para el proceso se debe encontrar un perro  donador compatible con  la del paciente, y debe tener un peso de al menos 20 kilogramos, y además se les realizan exámenes de  leishmania y erlichia. El precio promedio de ese procedimiento cuesta entre $30 diarios.

Rango de precios para atención de animales

Tener una mascota requiere varios cuidados básicos para evitar que el animal enferme o trasmita alguna enfermedad a los humanos. Un corte y limpieza de un perro en una veterinaria ronda los $8 y $16 dependiendo del proceso y tamaño. En la Veterinaria Los Héroes, por ejemplo, la consulta cuesta $12 y una desparasitación completa un promedio de $8. Las radiografías pueden ir desde los $25 a $35 depende de la complejidad.

¿Deben sedar a la mascota para bañarlo?

Según el doctor veterinario Mario García, de la Veterinaria Los Héroes, el procedimiento de aplicar sedantes para dormir a los animales para cortes de pelo es adecuado por ser inquietos. Sin embargo, se debe cumplir con requisitos de aprobación firmada del propietario, la mascota debe llegar en ayunas por 12 horas, condiciones de salud aceptables, sin diarreas, sin problemas respiratorios, sin historial de problemas del corazón.

Requisitos para poner una veterinaria 

Tener autorización de JVPM

Tener una autorización de la Junta Médico Veterinaria que forma parte del Consejo Superior de la Salud Pública (CSSP).

Adecuadas instalaciones. 

Aunque no sean humanos, las clínicas no deben estar instaladas artesanalmente en un garaje de casa, requiere infraestructura adecuada.

Mantenimiento de fármacos

Cada uno de los centros de salud veterinario deben contar con un adecuado sistema de almacenamiento de medicamentos.

Sistema de limpieza

Las bacterias que puede acumular un consultorio de animales se acumulan día a día si no se tiene un procedimiento adecuado de limpieza.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación