Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ventura dice que las protestas son innecesarias

Especialistas del hospital nacional Rosales reunidos para abordar problemática. Foto EDH

Especialistas del hospital nacional Rosales reunidos para abordar problemática. Foto EDH

Especialistas del hospital nacional Rosales reunidos para abordar problemática. Foto EDH

El director del hospital Rosales, Mauricio Ventura, pidió ayer a los médicos deponer su posición y aceptar marcar con el reloj biométrico como lo establece la norma técnica de control interno.

"A dos meses de este problema (en el) que ha estado el hospital Rosales, consideramos que ha sido una problemática, un conflicto, totalmente innecesario por parte de los colegas", manifestó Ventura.

El director hizo el llamado acompañado de algunos jefes médicos y administrativos.

De acuerdo con Ventura, la mitad de los especialistas ha aceptado usar el reloj biométrico para registrar su asistencia al establecimiento.

El 9 de septiembre, los galenos impulsaron un paro de labores que culminó el 19 de este mes por orden de un juzgado que declaró ilegal la huelga. En las protestas se suspendieron 2,518 consultas y no se programaron 120 cirugías. Los médicos exigen la destitución de Ventura.

"No entendemos porqué en el hospital Rosales el control de asistencia a través de la marcación biométrica significa un daño a la dignidad, al honor del médico, someterse a esa medida, sobre todo cuando el médico que aquí no quiere acatar esa medida, la acata en otras instituciones", añadió Ventura.

El director indicó que las horas extra serán compensadas así como se hace con el resto de trabajadores.

Agregó que en su gestión es cuando el hospital ha estado mejor abastecido y se ha mejorado la infraestructura.

Alcides Gómez, secretario general del sindicato, dijo que no es un capricho de los médicos el no querer marcar y que el mecanismo de horas compensadas no funciona en el caso de los especialistas.

"El acuerdo de la asamblea es que debemos continuar con la posición de denuncias. Ahora no se pueden hacer cirugías con anestesia general porque los pulsioxímetro de dedos ya no funcionan", acotó Gómez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación