Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

De vendedor de cassettes a inventar dispositivos solares

El salvadoreño que vive en Austria, junto a un grupo de profesionales de varios países inventó un aparato para funciones solares. Dice que la superación debe ser personal porque los gobiernos difícilmente ayudan.

De vendedor a inventor de dispositivos solares

Este salvadoreño que vive en Austria participó en un grupo de profesionales de talla mundial para inventar un aparato para funciones solares. Promueve la superación personal y piensa...

El académico José Luis Preza expresa que la única forma de superarse y ser alguien en la vida es estudiando y aprovechando el tiempo en hacer cosas nuevas y creativas. 

La vida de Preza es un claro ejemplo de superación, la cual nació desde la venta de cassettes supersonido y joyas en las calles del departamento de Santa Ana, hasta ser parte de un grupo de profesionales extranjeros que crearon un aparato con funciones de energía solar. 

Los múltiples trabajos que el académico ha tenido y su recorrido en muchos países del mundo, han formado a un ejemplo de salvadoreño, creador de su propia música, cocinero, escritor y padre de familia. Actualmente vive en Austria desde el 2001. 

“Todo comenzó cuando yo dejé la esquina y la mara. Yo no tenía nada. Un tío me pagó la universidad y me metí a estudiar. Estudiando aprendí que uno no sólo puede tener satifacciones, sino también dar aportes a otros. Si uno no tiene nada, el esfuerzo propio es el importante.

Todos debemos hacer un esfuerzo en la vida, aunque seamos pobres. Todos tenemos 24 horas al día y no debemos de desperdiciarlas. El esfuerzo debe ser propio porque los gobiernos difícilmente ayudan”, relata el compatriota. 

Preza sostiene que los trabajos más importantes son aquellos en que de alguna manera se usa la creatividad, sin embargo, dice que lo económico es importante, sobre todo cuando se trata de trabajar en programas de reinsercción de jóvenes metidos en la delincuencia. 

“Conozco muchos casos donde los jóvenes los ponen hacer panadería, está bien, pero los jóvenes no van a salir creativos. No le veo que haciendo bollos de pan los jóvenes salgan creativos haciendo eso. Lo veo que es difícil por la situación financiera y la realidad.

Preza narró que hace 23 años se fue de El Salvador huyendo de la guerra civil tras recibir ataques y persecuciones. Ahora junto a un grupo de académicos de varios países trabajaron durante varias semanas en fabricar un aparato de calefacción. 

Preza, junto con su grupo de trabajo, se enfocaron en Nepal por las condiciones climáticas y las características propias del país. Ahí acordaron fabricar algo útil. 

A inicios del año, la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) a través de la fundación The Port realizó un “Hackathon Humanitario” (un evento donde gente se une a tratar de resolver un problema de la humanidad). Preza aplicó para ser parte del evento y después de una serie de entrevistas lo eligieron y lo recomendaron para el equipo de Energía Solar. 

El compatriota declaró que en su equipo de trabajo habían personas de la India, Jamaica, Bulgaria, Suecia, Taiwán, Holanda. 

Los equipos eran interdisciplinarios, no necesariamente éramos todos técnicos o ingenieros en energías renovables.

“Lo que nos une a todos es el interés por mejorar el mundo. Mi equipo estaba conformado por ocho personas y cuatro maestros (Hansdieter Schweiger, Austríaco científico de CERN, Alexander Zand, Suizo residente en Nepal, experto en Energías Renovables, Fritz Casper, Alemán científico de CERN, y David Manzur, abogado de CERN)”, dijo.

El equipo “The Sunshine Crew”, decidió fabricar un prototipo para un aparato solar 3 en 1: para cocinar, calentar agua y calefacción casera (a lo que llamamos “aplicaciones”). La meta era fabricar un aparato que fuera eficiente y factible de elaborar en el tercer mundo. La tecnología para la energía solar que al final decidieron utilizar fue un panel termal solar inventado en CERN, que es un panel solar muy avanzado, capaz de generar hasta 800 grados Celsius o más de calor.

Para las “aplicaciones utilizamos en primer lugar chatarra”, añadió.

“Mi aportación en el grupo fue tomada de la experiencia que tuve de la guerra civil. Como a mí me pusieron a tareas de enfermería en las trincheras, yo sabía que había necesidad de esterelizar materiales y mantener limpia el área, es por eso que pensé que era necesario un aparato que se pudiera esterilizar en altas temperaturas con energía solar. Eso ayudaría a los lugares donde hay desastres naturales y pobres con materiales baratos y sin mucho costo”, expresó Preza. 

Desde 1991 Preza laboró oficialmente en el área de Software. Ayudó a organizaciones globales y actualmente labora en la Universidad de Viena como gerente técnico del proyecto e-Infrastructures (www.e-infrastructures), un proyecto nacional que trata con la administración de datos científicos. 

Preza es compositor y guitarrista, su música se puede escuchar en el sitio web www.preza.org/RuheZone.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación