Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vargas diserta sobre seguridad posguerra

Compartió experiencia del país tras los Acuerdos de Paz Señaló que el país se perdió el control territorial con la PNC

Vargas diserta sobre seguridad posguerra

Vargas diserta sobre seguridad posguerra

Vargas diserta sobre seguridad posguerra

La mutación de una violencia política a una violencia criminal en El Salvador, y su comparación con otras manifestaciones de inseguridad en el Cono Sur fue el centro de la conferencia magistral ofrecida por el general en retiro y firmante de los Acuerdos de Paz, Mauricio Vargas, durante el Congreso Internacional de Desarme, Desmovilización y Reinserción, celebrado en Cartagena, Colombia.

"Hemos caminado de una violencia política a una violencia social y de una violencia social hemos llegado a una violencia criminal. Una mutación que ha venido haciendo el concepto de la violencia en El Salvador", sostuvo Vargas.

En este sentido, el también candidato a diputado para San Salvador por ARENA, manifestó que el país tiene características distintas a países como Colombia, donde el fenómeno de la violencia tiene distintas "entremezclas".

"Nosotros comenzamos con una violencia política y ellos tienen otro tipo de violencia: paramilitares, el concepto de la droga, el narcotráfico, el lavado de dinero, una cantidad de mezcla que nosotros no tenemos", señaló.

Asimismo, Vargas señaló en su alocución, ante varios expertos sobre temas de seguridad a nivel mundial, que el desarme ha sido otro de los puntos que ha tenido que afrontar el país, y en el que todavía hay retos por enfrentar.

"El control de las mismas y el aseguramiento de ello es una tarea bien difícil, es una experiencia que se tiene que capitalizar", acotó.

Más adelante, también compartió su experiencia acerca de seguridad e hizo un esbozo de cómo el país fue cayendo desde los Acuerdos de Paz en una fenómeno de violencia social.

Uno de los problemas, aseguró, es la pérdida que El Salvador ha tenido del control territorial, aunque señaló que no es posible determinar si ello deviene de la terminación del conflicto.

Eso sí, recordó que la violencia de las pandillas empezó con las migraciones de Estados Unidos de criminales que ya habían ingresado a las pandillas.

"Las maras no es un producto del conflicto, de desmovilización. Es un producto que viene de exportación de los Estados Unidos. ¿Que es producto de las migraciones que se hicieron? Sí, es correcto, pero no se fueron mareros de aquí para allá, se fueron ciudadanos huyendo de la violencia, siguiendo el sueño americano, pero se hicieron mareros allá. Luego vinieron y se incrustaron acá", explicó.

A su juicio, no se dio un tratamiento adecuado a esa migración, puesto que en ese momento se tenía una Policía Nacional Civil (PNC) incipiente y con poca posibilidad de controlar el país territorialmente.

"No le dimos el tratamiento adecuado a ese problema y lo dejamos crecer a un criterio tal donde fue la pérdida de la territorialidad. La lección aprendida es que es del posconflicto porque se descabezan los cuerpos de seguridad. Se deja todo a merced de una PNC naciente, inexperta, en franco nacimiento, le queda una responsabilidad que salió más grande de lo que se debía y los costos a pagar son demasiado altos", consideró.

Por otra parte, Vargas aseguró que entre sus planteamientos en el seminario, abordó que el problema de violencia en América Latina pasa por la falta de una filosofía y una visión estratégicas en función del mañana.

"Les decía es que la guerra, como en la política, es como el ajedrez: hay que ir dos jugadas adelante", acotó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación