Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Usuarios del hospital de Morazán atendidos en medio de carencias

Para trasladar a los pacientes a otros centros asistenciales, las autoridades del hospital piden apoyo a las unidades de salud de la zona porque las ambulancias se dañan con frecuencia. Además llevan dos meses sin tomar radiografías porque el equipo

Las unidades de salud le prestan ambulancias al hospital de Morazán, según denuncias. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Las unidades de salud le prestan ambulancias al hospital de Morazán, según denuncias. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Las unidades de salud le prestan ambulancias al hospital de Morazán, según denuncias. Foto EDH / Mauricio Cáceres

os usuarios del hospital nacional de San Francisco Gotera, en Morazán, enfrentan una serie de problemas que les impide recibir una atención adecuada.

Desde hace dos meses y medio, los pacientes de la consulta externa que requieren una radiografía, deben viajar al hospital San Juan de Dios de San Miguel o al de Santa Rosa de Lima, para que les tomen el examen.

Los traslados de pacientes a otros centros dependen de que las unidades de salud del departamento les presten ambulancias, porque la del establecimiento se daña constantemente.

Además, los empleados y usuarios están en riesgo, debido a que el hospital no tiene muro perimetral y el que los rodea, el del estadio, está dañado y fácilmente se pueden introducir personas ajenas al establecimiento.

Estas son parte de las deficiencias que se constataron el martes pasado en establecimiento.

Estas denuncias y otras carencias serán expuestas por la Alianza Regional de Salud de Morazán (Arsam), el próximo 13 de junio, a las autoridades del Ministerio de Salud (Minsal), para que se solventen y de esa manera mejorar la atención.

María Lorenza Claros, coordinadora de Arsam, manifestó que el hospital se quedó sin ambulancias desde finales del año pasado.

"Es bien importante hacer constar que en un hospital de segundo nivel no pueden faltar las ambulancias por tantas emergencias", comentó Claros.

La coordinadora de Arsam expresó que el centro médico tenía dos vehículos, a uno le quitaron las placas en San Salvador y no lo han podido recuperar y el otro constantemente se arruina. Pasa más tiempo en el taller que funcionando.

Por ello desde hace varios meses gestionan con las autoridades de la Región Oriente la asignación de ambulancias.

Un empleado del establecimiento que omitió su nombre también habló sobre el problema de las ambulancias.

" A cada rato se arruinan y al director no le importa arreglarlas, a los médicos solo mentiras les da", añadió el trabajador.

La representante de la Alianza indicó que conocieron del problema a través de la contraloría social y que recientemente el director, Salvador Pérez Orellana, les expuso en una reunión las dificultades que tenían porque se habían quedado sin ambulancias.

Pero al ser cuestionado, Orellana lo negó. "Se cuenta actualmente con dos ambulancias, las dos que estaban dañadas se repararon; hay una que la proporciona Fosalud, que ya fue entregada, y la otra que fue reparada por el hospital, en el momento contamos con dos ambulancias", indicó.

Para trasladar a los pacientes las autoridades deben solicitar apoyo de las unidades de salud del departamento, pero eso representa dificultades porque dependen de la disponibilidad que tengan en los establecimientos, según las denuncias recogidas.

Agregan que en ocasiones del hospital de San Miguel quieren que se lleven a los pacientes a San Salvador en el mismo transporte.

"Es lamentable que siendo un hospital de segundo nivel no tenga ambulancias, entonces en este sentido estamos preocupados como comités de contraloría social porque este hospital tiene muchas necesidades", agregó.

Orellana declaró que desde hace dos meses funciona la ambulancia que estaba en el taller y que desde el año pasado Fosalud les asignó una.

"Hubo un tiempo que a la ambulancia le hicieron unas reparaciones y no contábamos con ella, pero siempre nos apoya la red de ambulancias del departamento", acotó Orellana.

Equipo de Rayos X dañado

Los pacientes del hospital de San Francisco Gotera tienen dificultades para que les tomen las radiografías, el equipo no funciona desde hace dos meses y medio.

En la entrada del área de rayos X hay un rótulo que dice: "Fuera de servicio hasta nuevo aviso".

En 2012, tras las visitas de las autoridades del Minsal, les instalaron el equipo nuevo, pero está dañado.

"A los que lo necesitan los mandan para el hospital de San Miguel, pero pueda ser que (otros) se vayan al privado, cuando la gente está en apuros tratan de hacerse los exámenes necesarios", comentó Claros.

Ana Lilian Ruano, jefa del departamento de radiología, confirmó que el equipo está dañado.

Ruano indicó que una pieza del aparato se quemó por los cambios de voltaje y porque el aire acondicionado se dañó.

La demanda diaria de las radiografías oscila entre 75 y 95: En este periodo, a los pacientes que les indican el examen y están ingresados los trasladan al hospital de San Miguel y a los de la consulta externa se envían por sus medios al hospital de Santa Rosa de Lima, La Unión.

Ruano dijo que no a todas las personas se los hacen, porque la reveladora del hospital de Santa Rosa de Lima está mala.

La jefa de radiología explicó que el inconveniente es que no tienen transporte para trasladar a los usuarios, por ello le dan prioridad a los pacientes hospitalizados.

"El administrador se rebusca, a veces manda a prestar a Fosalud; otras veces de aquí se evalúan las salidas", dijo.

Al día se llevan a San Miguel entre ocho a 13 pacientes que requieren radiografías.

Ruano añadió que también requieren que se repare el extractor de aire del cuarto oscuro, el área donde revelan las placas de las radiografías, porque ahí se concentra el mal olor de la cañería de aguas negras y el de los químicos.

Además necesitan más personal para poder dar abasto a la demanda, solo son seis.

El director del hospital expresó que han hecho gestiones para que la empresa repare el equipo.

Miguel Orellana, director de la Asociación Salvadoreña de la Salud (ASPS), indicó que "el director les informó (a Arsam) que las ambulancias estaban en mal estado y que la población tiene que buscar por sus propios medios para las referencias".

El director de ASP consideró que los directores deben tener un plan contingencial para brindar la atención a los usuarios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación