Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Unicef pide invertir más en la niñez

Además instaron a aumentar los presupuestos dirigidos a la niñez y la adolescencia

La inseguridad, la infraesctructura deficiente, la baja calidad educativa, la poca relevancia de los contenidos y la falta de ingreso familiar son los principales obstáculos para el acceso a la educación.

La inseguridad, la infraesctructura deficiente, la baja calidad educativa, la poca relevancia de los contenidos y la falta de ingreso familiar son los principales obstáculos para el acceso...

La inseguridad, la infraesctructura deficiente, la baja calidad educativa, la poca relevancia de los contenidos y la falta de ingreso familiar son los principales obstáculos para el acceso a la educación.

Los niños tienen más acceso a educación y salud en El Salvador ahora que hace veinte años, según Unicef.

Sin embargo, esa mejoría no es suficiente ni sostenible sin mayor inversión destinada a garantizar esos los servicios sociales básicos a la niñez. Pero, sobre todo, a la niñez que vive en la zona rural y en situación de pobreza.

Actualmente, El Salvador es uno de los países que destina un menor porcentaje de su PIB a esta población: tan solo el 4.4%.

Para aumentar el presupuesto dirigido a la niñez y a la adolescencia, es necesario dar continuidad a las políticas sociales y a las estrategia que han tenido impacto positivo. Además, es necesario "un pacto social y fiscal".

Así lo señaló el representante de Unicef en El Salvador, Gordon Jonathan Lewis, en el marco de la celebración del Día del Niño ayer.

En palabras de Lewis: "Hay necesidad de que los servicios básicos sociales lleguen por igual a todos los niños viviendo en pobreza".

Una de las áreas donde el país ha mejorado, pero no lo suficiente, es en el tema de acceso a la educación, un rubro al que se destina el 3.4 % del PIB.

Hace 14 años, solo 39 de cada 100 niños con edad de estudiar parvularia acudían a un centro escolar; el año pasado, 56 de cada 100 niños en esa edad tuvieron acceso a ese nivel educativo. Esto es una mejora, pero implica todavía 4 de cada 10 niños con edad de asistir a este nivel se queda en casa.

Los datos han sido extraídos de los censos escolares del Mined desde 2000 hasta 2013. La tasa neta de matrícula en primaria (de 1º a 6º grado) era de 86 % en 2000 y llegó al 95.4 % en 2006. Desde entonces ha decrecido, pues fue del 93.9 % en 2009 y del 88.2 % en 2013.

En 2009, 5 de cada 100 alumnos repitió grado en educación básica, pero en 2013 eso le ocurrió a 6 de cada 100 alumnos. Para el primer año, 4 de cada 100 estudiantes repitió grado en educación media. En 2012, eso le ocurrió a 5 de cada 100.

Lewis afirmó que uno de los datos más positivos en lo que respecta al desarrollo en la primera infancia "es la progresiva disminución de las tasas de mortalidad".

En 1988 morían 68 niños por cada mil nacidos vivos antes de llegar a los 5 años. Para 2008 dicha tasa de mortalidad bajó a 19. En ese lapso, la tasa de mortalidad neonatal pasó de 20 a 9 y la tasa de mortalidad infantil de 54 a 16.

El representante de Unicef reiteró que la reducción de la tasa de mortalidad infantil es importante, pero también es importante reducir la mortalidad de menores de siete años, la cual fue de 37 % en 2013 y ha sido de 41 % para este año.

Este es uno de los datos preliminares arrojados por una encuesta nacional que el Ministerio de Salud lleva a cabo con el apoyo de Unicef.

Además de que muchos adolescentes en edad de ir a la escuela están fuera del sistema educativo, hay otros factores que inciden en su desarrollo y en su futuro. Uno es el hecho de vivir en hogares donde falta el padre, la madre o ambos. Esa es la situación de 847,165 niños, según los datos proporcionados por Unicef.

Eso tiene relación, según Lewis, con el aumento de niños que han emigrado solos o acompañados en los últimos tres años hacia Estados Unidos. Desde Unicef se considera que la migración infantil tiene múltiples causas como la reunificación familiar, la falta de oportunidad y la violencia. "Ninguna más importante que la otra", matizó.

En conclusión, dicho organismo de la ONU considera que "se ha avanzado mucho en las garantías de los derechos de niñas, niños y adolescentes", pero los avances no alcanzan a todos.

Por ello instaron a "aumentar los presupuestos orientados hacia la niñez y adolescencia enfocando, de forma simultánea, la calidad y la cantidad de los servicios sociales". Para lo que consideran necesario un pacto social y fiscal para la próxima generación".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación