Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

TSE advierte despilfarro en el uso del presupuesto

El funcionario manifestó que no se debe eliminar el pago de horas extras, sino distribuirlo entre todos los empleados

El organismo colegiado coincide en que ha habido despilfarro en el TSE en los últimos años. Foto edh / archivo

El organismo colegiado coincide en que ha habido despilfarro en el TSE en los últimos años. Foto edh / archivo

El organismo colegiado coincide en que ha habido despilfarro en el TSE en los últimos años. Foto edh / archivo

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) denunció ayer que han detectado despilfarro en el uso de los fondos de la institución, que van desde exceso en horas extras hasta la presencia de máquinas dispensadoras de café capuchino.

El magistrado del TSE, Ulises Rivas, señaló ayer que hay empleados que han recibido hasta $2,000 en horas extras durante seis meses.

"Han habido personas de los despachos que cobraban horas extras con demasiados montos y empleados que ganaban $1,500 sacaban sólo de horas extras más que su sueldo. El tope para hacer horas extras en el Tribunal es $1,500. Había personas que en un término de seis meses sacaban 13 mil dólares por horas extras", denunció.

El funcionario manifestó que no se debe eliminar el pago de horas extras, sino distribuirlo entre todos los empleados. "A nosotros nos parece que hay que redistribuir. Si bien es cierto que algún personal es necesario, pero no todos. Algunos, por ejemplo, motoristas, ¿por qué quedarse con los dos motoristas y no sólo con uno o distribuirlo entre el personal", señaló.

Por otra parte, Rivas señaló que el TSE alquila una casa por $3,500 mensuales en las que sólo hay trabajando cuatro empleados y donde hay maquinaria para realizar algunos mapas electorales que podrían ser trasladadas a la bodega del TSE, ubicada en San Marcos.

Además, denunció el magistrado del nuevo organismo colegiado, nombrado a finales de julio, que encontró una máquina de café capuchino que podía ser usada por empleados y visitantes del TSE.

"Cuando nosotros llegamos, a una empresa se le pagaba una cantidad de dinero bastante grande, no me recuerdo el monto, para que todo mundo tomara capuchinos, teniendo nuestras propias cafeteras en las oficinas. Aquí podía llegar cualquiera a tomar capuchino, yo creo que a nadie le regalan capuchino en su trabajo", criticó.

Eso sí, señaló que no se trata de corrupción, sino de despilfarro en el gasto, el cual debe ser controlado, aseveró.

"Nosotros lo que queremos es transparencia en toda la administración de los fondos que nos da el Gobierno. Queremos hacer unas elecciones de altura, dignas, responsables, pero que no sean lujos exagerados", dijo.

El TSE solicitó un presupuesto de $36 millones para las elecciones de 2015, pero el Ministerio de Hacienda solo le ha otorgado $25 millones, lo cual TSE considera escaso.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación