Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Traspaso de líneas a buses del Sitramss causa polémica

VMT se ampara en decreto legislativo, pero un grupo de buseros denuncia que eso es ilegal

Según el viceministro, en los próximos días, seis unidades tendrán placas, las cuales pertenecen a uno de los socios de Sipago.

Según el viceministro, en los próximos días, seis unidades tendrán placas, las cuales pertenecen a uno de los socios de Sipago.

Según el viceministro, en los próximos días, seis unidades tendrán placas, las cuales pertenecen a uno de los socios de Sipago.

El Viceministerio de Transporte (VMT) habría iniciado un reacomodo de los permisos de línea actuales para pasarlos al Sitramss.

Con base en declaraciones dadas por el titular del ramo, Nelson García, un busero que tiene un permiso de línea en Zaragoza podrá pasarlo al Sitramss, cuya área de influencia está proyectada en San Martín, Ilopango, Soyapango y parte de la capital.

El funcionario ejemplificó: "La ruta 152 que opera de Zaragoza a San Salvador, ellos van a decir: voy a dar cinco concesiones para pasarlas al Sitramss, porque tengo más de las que necesito. Hay un procedimiento de traslado y se van a poner ya en la nueva ruta donde va a operar". Esta nueva disposición ha provocado reacciones entre gremiales de buseros, que han sido críticos con las acciones que ha realizado el Gobierno y que además sus rutas circulan por las zonas donde pasará el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss).

Según denuncian la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS) y Acopatt Ruta 29, trasladar los permisos o concesiones de los buseros agremiados en la empresa Sistema Integrado Prepago (Sipago) al Sitramss, tal y como lo anunció el VMT, podría ser ilegal.

Las "concesiones" son los permisos de línea que otorga el VMT a los propietarios de buses y microbuses y que los faculta para el traslado de pasajeros en una ruta ya establecida.

Los denunciantes advierten que ni el VMT ni Sipago pueden trasladar un permiso de línea de una zona hacia otras; por ejemplo de Zaragoza a Soyapango.

El pasado 18 de febrero, el viceministro de Transporte aseguró que harían uso de "un decreto" para realizar los traslados, sin especificar a cuál se refería. A inicios de diciembre de 2013, la Asamblea Legislativa emitió el decreto 574 , el cual fue publicado en el Diario Oficial el 15 de enero de 2014, y busca regular los traspasos de concesiones.

En el documento se expone: "Muchos operadores del transporte colectivo público de pasajeros, mediante la concesión de transporte, han traspasado a favor de terceros los vehículos con que prestaban dichos servicios, lo que ha provocado serias dificultades administrativas y legales a los propietarios de estos bienes, si no pueden adquirir con dichos traspasos la concesión y con ellos las prerrogativas que dichos instrumentos le confieren a los titulares".

La Asamblea Legislativa elaboró un decreto transitorio para que realicen el traspaso de la unidad sin que genere mayores trabas.

El presidente de la AEAS, Genaro Ramírez, aseguró que la resolución transitoria solo regula el traspaso en las mismas rutas. "El simple hecho de decir que va a crear traspasos, pero eso no le da derecho a invadir a otras rutas. Porque si lo que quiso decir (el viceministro) es que los permisos de Miguel Castañeda, el permiso de Rodrigo Contreras (ambos miembros de Sipago), hacerlos parecer que son de Sipago, no es cierto. Eso simplemente demuestra el desorden y la improvisación con el cual está operando", dijo Ramírez.

Añadió que el grupo de buseros que integra Sipago no representa al sector de Soyapango, Ilopango y San Martín. Además estaría generando una sobreoferta en la zona, ya que las 51 rutas que actualmente entran al bulevar del Ejército estarán siempre prestando servicio en la zona.

"Él (Miguel Castañeda, presidente de Sipago) podría meter un bus articulado, pero que lo haga en la 30B, pero no puede invadir a Soyapango solo por ese decreto", dijo Ramírez.

Para el abogado constitucionalista Francisco Bertrand Galindo, el decreto 574 establece disposiciones transitorias y que se aplican solo para dar una especie de "amnistía" para aquellos buseros que no han podido legalizar un traspaso.

"Creo que el VMT está equivocado, está utilizando para legalizar transacciones hechas después del decreto. Y el decreto no permite eso, solo permite las que ya se hubieran hecho a la vigencia del decreto", dijo.

Galindo también acotó que el documento tampoco regula que se realicen los traspasos tal y cual sugiere el VMT.

Para ello se debe crear un decreto que explique el nuevo escenario de los traspasos hacia los buses del Sitramss.

"(Tendría que decir) que se autoriza la transferencia de las concesiones entre vivos, que se harán las transferencias de aquí en adelante", ejemplificó.

El vicepresidente de AEAS y exdiputado de la Asamblea Legislativa, Elizardo González Lovo, también dijo que el decreto debe considerar el tipo de servicio que prestarán los buses articulados y padrón.

"El decreto debe decir que se introduce a este país el nuevo servicio, así como se prohibió la circulación de los vehículos con timón a la izquierda, así como se prohíbe que los microbuses tengan más de 30 pasajeros, o que los microbuses tengan dos puertas. Ellos están haciendo un cambio de servicio, modificar la categoría de un microbús a autobús, eso necesita una autorización legal", dijo.

Este decreto se ha prorrogado en varias ocasiones, según Elizardo Lovo. El número 574 es el cuarto que emitió la Asamblea y vence el 16 de abril próximo. Al respecto, Juan Pablo Álvarez, representante legal de Acopatt, Ruta 29, aseguró que desconocen el mecanismo que anunció el VMT para darle permisos de línea a las nuevas unidades para el Sitramss.

"Quisiera que el VMT nos explicara cuál es la figura jurídica que va a utilizar al respecto. Tienen el decreto mediante el cual se puede sustituir el propietario, pero la gran pregunta es que si quieren quitarle la concesión a una ruta de Soyapango hay dos caminos: se la compran o la indemnizan", aseveró.

El estudio hecho sobre el Sitramss, por el consorcio EM&A expone la necesidad de reestructurar las 51 rutas, que actualmente circulan en la zona de Soyapango, Ilopango y San Martín, en 35 nuevas rutas. Esta reducción implicaría que de las 1,600 buses y microbuses que actualmente circulan en la zona, solo quedarían 800 unidades, las cuales serian rutas alimentadoras del nuevo sistema.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación