Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Tomoe Kumagai y Shinji SatoJapón comparte su experiencia verde

Tras el desastre de Fukushima el gobierno y ciudadanos de Japón se interesaron en disminuir su dependencia de la energía nuclear

La asesora de formulación de proyectos y el representante residente adjunto del JICA hablaron con El Diario de Hoy. foto EDH / Marvin R.

La asesora de formulación de proyectos y el representante residente adjunto del JICA hablaron con El Diario de Hoy. foto EDH / Marvin R.

La asesora de formulación de proyectos y el representante residente adjunto del JICA hablaron con El Diario de Hoy. foto EDH / Marvin R.

La implementación de las energías renovables no solo depende de la iniciativa gubernamental. Shinji Sato, representante residente adjunto del JICA en El Salvador, ha sido testigo de ello.

Según él, después de lo ocurrido en Fukushima hace dos años, tanto el gobierno nipón como los ciudadanos se interesaron en depender menos de la energía nuclear. Sobre su experiencia y sobre cómo Japón apoya los esfuerzos de otros países de Centroamérica para fomentar el uso y la generación de energías renovables, hablaron él y la Tomoe Kumagai, asesora de formulación de proyectos del JICA.

¿Cuáles son los principales obstáculos identificados para el desarrollo de las energías renovables?

Kumagai: Este plan maestro es para proponer una mejor manera de generar energía renovable, pero siempre cambiar la manera de generación de energía cuesta inversión. Por ejemplo, construir una planta geotérmica necesita tiempo y fondos. Así que cambiar es difícil.

¿Cuál ha sido su experiencia en Japón?

Sato: (después del Fukushima) mucha gente tenía que evacuarse de esas zona donde vivía. (...) Hasta ese momento no sabíamos, no nos habíamos dado cuenta de que dependíamos tanto de la energía de la planta nuclear. En ese momento nuestro gobierno empezó con la iniciativa de diversificación de fuentes de energía. Casi la misma ruta estamos andando que El Salvador. Es una iniciativa de gobierno, pero al mismo tiempo, en el pueblo donde yo vivía antes de venir acá... Ahí la comunidad misma tiene mucho interés de desarrollar su propia energía. ¿Cómo ha hecho? Algunos interesados han estudiado cómo poner panel solar en cada casa. Ellos difundieron este conocimiento a sus vecinos. (...) En el día dependemos de la electricidad de planta nuclear, pero en la noche nosotros mismos producimos energía. Este es un ejemplo de iniciativa, pero varias iniciativas están ocurriendo en mi país. Es una iniciativa de las comunidades. Ambas iniciativas, del gobierno y de las comunidades tienen quedarse en este país también.

¿Ha apoyado Japón algún esfuerzo para implementar las energías renovables en otros países de Centroamérica?

Sato: Va a haber una cooperación japonesa en Costa Rica en el tema de geotermia y también hay otros países latinoamericanos que tienen potencialidad de geotermia como Guatemala, Honduras y Nicaragua. También en el tema de pequeñas centrales hidroeléctricas. Algunos ya tienen cooperación de nuestra agencia. Por ejemplo, Guatemala y Honduras.

¿Es imperativamente necesario que la fuente de energía geotérmica sea propiedad de un Estado para beneficiarse de ese recurso? ¿Cuál es el caso en Japón?

Sato: No sabemos exactamente cómo es el caso de Japón. También, sabiendo que existe este problema en este país, tal vez no estamos, hum, no podemos contestar directamente esas pregunta. Pero, tal vez, este campo de desarrollo de energía renovable es relativamente nuevo. Entonces, cuando hablamos de algo nuevo tal vez necesitaría algunas estrategias nuevas o sistemas nuevos. Porque este tema mismo requiere este tipo de novedad.

¿Qué tipo de energía no podemos descuidar?

Sato: Según este estudio hay algunas fuentes que tienen más potencial que otras en el corto plazo como las pequeñas hidroeléctricas.

Generalmente hay grupos ambientalistas que se suelen oponer a la construcción de presas hidroeléctricas ¿cómo explicarles que estas pueden ser amigables con el medioambiente?

Kumagai: Hay varios tipos de (...), como micros y pequeñas hidroeléctricas ya casi no afectan caudales ni la naturaleza, se pueden mantener. Pero (...) puede haber algún nivel de construcción y para hacer obras se necesitan vías de acceso. Nosotros necesitamos energía pero también tenemos que proteger el medioambiente. Personalmente pienso que necesitamos encontrar una solución, mitad y mitad. La tecnología de construcción está mejorando todavía y se puede mejorar cómo se hacen las obras.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación