Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

The New York Times criticó manejo del zika en El Salvador

El periódico estadounidense señaló que ningún otro país ha pedido a las mujeres que eviten los embarazos durante dos años. Otros países han sugerido lo mismo para el lapso de seis meses.

Al igual que el dengue y el Chikunguña, el Zika se transmite por el mismo vector, que es el mosquito Aedes aegypti.

Al igual que el dengue y el Chikunguña, el Zika se transmite por el mismo vector, que es el mosquito Aedes aegypti. | Foto por Archivo

Al igual que el dengue y el Chikunguña, el Zika se transmite por el mismo vector, que es el mosquito Aedes aegypti.

Después que el viceministro de Salud, Eduardo Espinoza, pidiera a las mujeres en edad fértil que eviten quedar embarazadas durante 2016 y 2017, el periódico estadounidense The New York Times publicó un reportaje en el que se pregunta: “ ¿Cuándo, en la historia de la humanidad, una epidemia se ha vuelto tan alarmante que un país ha sentido la necesidad de pedirle a su gente que no tenga hijos durante dos años?”.

El periodista Azam Ahmed y los corresponsables Gene Palumbo, desde San Salvador, y Donald G. McNeil Jr., desde San Francisco, obtuvieron declaraciones de médicos y académicos que consideran tirada de los pelos la solicitud de Espinoza.

En El Salvador, uno de los entrevistados por The New York Times fue el doctor Ernesto Selva Sutter, ex director de la Maestría en Salud Pública de la UCA, quien es muy crítico con la forma en la que las autoridades del Ministerio de Salud han enfrentado tanto la epidemia de zika, como la de dengue y chikunguña.

“Qué inútil es decir algo así (...) ¿Van a dejar de tener sexo?”, dijo Selva Sutter a The New York Times.

Desde Estados Unidos, David Bloom, profesor de economía y demografía en la Harvard School of Public Health, comentó sobre la solicitud de Espinoza: “Puedo decirles que jamás he leído, escuchado o encontrado una petición pública como esa”.

Ante estos comentarios, The New York Times afirma: “Según algunos analistas, si el consejo de El Salvador suena a grito de ayuda, es porque lo es”.

Lo cierto es que sugerencia de Espinoza sorprende a quien la escucha dentro y fuera de El Salvador. El profesor de historia de la medicina en la Universidad de Michigan, Howard Markel, dijo al periódico estadounidense: “Nunca he visto o leído que ninguna instancia gubernamental advierta a sus ciudadanos que no se embaracen”.

Por su parte, el doctor Marcos Espinal, director de enfermedades contagiosas de la Organización Panamericana de la Salud, advirtió que “hay muchas preguntas a las que responder antes de emitir esa recomendación”.

Entre esas preguntas está determinar si la epidemia ya ha alcanzado su punto máximo en El Salvador. Además, cita TNYT: “Se tiene que evaluar el riesgo de emitir una recomendación así para saber cómo impactará la tasa de natalidad del país”.

Markel agregó que otros países dan otra clase de consejos a las embarazadas: “que se alejen de cualquier persona con rubeola, por ejemplo, porque puede ser la causa de defectos de nacimiento devastadores, entre ellos la microcefalia”.

El profesor de historia recordó lo ocurrido cuando el VIH se empezó a extender: “Había un debate silencioso acerca de si era moralmente ético que un doctor le aconsejara a una mujer no embarazarse debido al riesgo en el que pondría a su hijo”. Aún no existía tratamiento y con frecuencia las madres transmitían el virus a sus bebés. “Pero nadie dijo: ‘Está prohibido; no lo hagan’”.

TNYT plantea que la sugerencia de Espinoza no solo resulta inaudita en el campo de la Salud Pública mundial, sino que también resulta polémica. El reportaje afirma: “La recomendación gubernamental de posponer los embarazos es una cuestión delicada en este país, conservador y religioso. Requeriría el uso extendido de anticonceptivos, algo complicado en un lugar donde más del 50 por ciento de los ciudadanos son católicos”.

Al respecto, Selva Sutter señala que el ministro pidió evitar los embarazos, pero le faltó ofrecer anticonceptivos para que las mujeres pobres puedan planificar.

“Aunque los líderes religiosos puedan ayudarnos a combatir estos mosquitos, aún nos sentimos obligados a emitir esta recomendación a las parejas”, dijo Espinoza a TNYT.

Hasta el momento, el arzobispo de San Salvador no se ha pronunciado públicamente sobre “la medida” sugerida por el viceministro. Pero, según el periódico estadounidense, la primera semana de febrero los obispos podrían pronunciarse al respecto.

TNYT también entrevistó a mujeres en edad fértil sobre los motivos por los que podrían evitar un embarazo, ellas mencionaron la violencia y la situación económica como las primeras causas. El zika ocupó el tercer lugar.

“No es por esta enfermedad”, dijo Sara Galdámez al periódico estadounidense “(...) es una cuestión económica y de inseguridad”.

Vanessa Iraheta, joven con siete meses de embarazo dijo sobre la sugerencia del viceministro: “No depende del gobierno; depende de Dios. No creo que los jóvenes dejen de tener hijos”.

Cuando los medios difundieron lo dicho por Espinoza, no faltó quien viera en la sugerencia de evitar los embarazos una conspiración. TNYT recoge ese punto de vista: “Verónica Velásquez sugirió que la recomendación del gobierno para que la gente no tenga hijos es, en realidad, un intento para detener el crecimiento de la población. El Salvador ya está tan poblado que sus gobernantes podrían tratar de disminuir el número de habitantes, argumentó Velásquez. ‘Este gobierno no quiere a nadie más’, dijo con una carcajada. ‘¡Ya no cabemos!’”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación