Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Embajador Rubén Zamora:

"Tensa relación entre Gobierno y el sector privado preocupa a EE.UU."

Diplomático salvadoreño asegura que "a cada paso" se lo externan funcionarios de la nación más poderosa del planeta

"Tensa relación entre Gobierno y el sector privado preocupa a EE.UU."

"Tensa relación entre Gobierno y el sector privado preocupa a EE.UU."

\"Tensa relación entre Gobierno y el sector privado preocupa a EE.UU.\"

El embajador de El Salvador en Washington, Rubén Zamora, reconoce que en las esferas políticas de Estados Unidos hay una real preocupación por la tensa situación generada entre el gobierno y parte del sector privado, al que calificó de necesario e indispensable para el desarrollo del país.

Zamora asistió este jueves a un desayuno organizado por la Cámara de Comercio Salvadoreña Americana del Área Metropolitana de Washington para interactuar con la comitiva de las gremiales empresariales del país que ayer concluyeron una visita de cuatro días a la capital estadounidense.

Luego de escuchar las presentaciones de los presidentes de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Jorge Daboub, y de Javier Simán de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), ante los compatriotas que forman la Cámara de Comercio, el diplomático reiteró que la forma de presentar a El Salvador con un panorama oscuro no es una solución, en alusión a las gestiones que el equipo multisectorial tuvo en Washington.

"Si en nuestro país todo es negro y lo presentamos como totalmente negro creo que no vamos a poder caminar y quiero enfatizar: o caminamos con la empresa privada o no vamos a poder caminar. Si en El Salvador no bajamos el nivel de enfrentamiento que hay entre ciertos sectores de la empresa privada y del gobierno no vamos a salir de esto. No vamos a salir nunca del problema", agregó Zamora.

Inmediatamente dijo que en sus pocas semanas como embajador de El Salvador en los Estados Unidos los distintos interlocutores del gobierno estadounidense están remarcando con insistencia el punto del conflicto entre el gobierno y el sector privado, con los riesgos que esto acarrea para la credibilidad del país.

"Yo como embajador, no soy gobernante del país, pero hago mi esfuerzo con mi bando; también como representante del gobierno tengo obligación de decirle al gobierno: mire en Estados Unidos la preocupación son las relaciones entre empresa privada y gobierno y creo que se lo han dicho a ustedes (a la comitiva) porque a mí me lo dicen a cada paso. Hay que arreglar eso", enfatizó el representante de El Salvador ante la Casa Blanca.

Urge ley de Asocio

En declaraciones dadas a El Diario de Hoy para profundizar sobre su postura, el embajador Zamora dijo que dependerá de cómo avance ese proceso de acercamiento entre los sectores en pugna –gobierno y empresa privada- y de la aprobación de la Ley de Asocios Público-Privado, para poder ver un final exitoso en la aprobación de un segundo compacto de la Corporación Reto del Milenio (MCC), por sus siglas en inglés.

"Para el segundo compacto que esperamos que se apruebe hoy en septiembre con la reunión de la junta de directores (de la MCC), la ley de Asocio Público Privado es una cosa fundamental porque eso le da un marco regulatorio muy claro para hacer inversiones en la que el gobierno participa, pero que también participan inversionistas nacionales y extranjeros y establece ya reglas de juego muy claras", dijo Zamora.

Desde su posición como embajador en Washington, a Rubén Zamora le toca conocer los avances que se estarían dando para crear ese marco jurídico y responder a las inquietudes que le hace su contraparte en el gobierno estadounidense.

En el país, enfatiza, lo primero que tienen que hacer las fuerzas políticas y el sector productivo es bajar el tono en la retórica del choque, y hablar con propiedad de los problemas y buscar los primeros puntos de coincidencia para empezar a manejar la crisis.

Sobre las negociaciones partidistas dentro de la Asamblea para llevar a aprobación la ley de Asocios Público Privados, el diplomático dice que hasta donde tiene información el presidente Mauricio Funes ya tiene los votos para pasar esa ley, que hasta la fecha no ha gozado de la confianza del partido en el gobierno: el FMLN.

"El presidente lo que nos ha dicho es que tiene los votos para aprobarla, ya están los votos, pero quiere un voto de consenso porque esta es una ley de largo plazo y de largo alcance. Cuando estuve en San Salvador la semana antepasada se empezaron a reunir el FMLN y el gobierno para buscar el consenso en torno a la ley. Creo que hay espacio para que se entienda y de esa manera tengamos una ley de consenso", explicó.

El jueves el Gobierno se reunió con representantes de los candidatos presidenciales para exponerles la importancia del Fomilenio II.

A la par de llevar una ley consensuada para dar certeza jurídica a inversionistas, Rubén Zamora también cree que se debe mejorar la excesiva burocracia para la obtención de los permisos de trabajo para empleados foráneos que lleven eventualmente compañías inversionistas al país.

Ante la dificultad o excesivos trámites que manda la Dirección General de Migración para concluir un proceso de obtención de un permiso de trabajo temporal, Zamora cree que se debe modernizar. "Es una ley obsoleta de hace muchísimos años y nunca se ha cambiado y ahora en un mundo globalizado son un obstáculo en vez de ser una ventaja para poder desarrollar el país", puntualizó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación