Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Temen una desgracia como la de Las Colinas o Montebello

Los vecinos aseguraron que cuando compraron los lotes lo hicieron con el compromiso de respetar las reglas de la alcaldía, pero el lote tres fue completamente deforestado y se está extrayendo tierra para reducir su altura

Así luce el lote número 3 de la lotificación Díaz Nuila en el kilómetro 18 de la carretera a El Boquerón.

Así luce el lote número 3 de la lotificación Díaz Nuila en el kilómetro 18 de la carretera a El Boquerón.

Así luce el lote número 3 de la lotificación Díaz Nuila en el kilómetro 18 de la carretera a El Boquerón.

"Si ahorita hubiera una tormenta fuerte habría una desgracia". Con esa frase uno de los vecinos de la lotificación Díaz Nuila en el kilómetro 18, carretera a El Boquerón, expresa el temor que los habitantes de la zona albergan: que con las primeras lluvias, un temblor o la combinación de ambos haya un deslizamiento de tierra en la zona adyacente a sus viviendas.

Ahí, a unos metros de Linda Vista Gardens se está reduciendo la altura del lote número 3 y se está dejando sin apoyo los tapiales de los lotes 2 y 4. La tierra que ha sido extraída del lote 3 se ha estado colocando en otro terreno que también fue deforestado frente a los mencionados lotes.

Desde el kilómetro 18 de la carretera a El Boquerón es posible ver el corte de la tierra en el lote 3, el cual está dejando prácticamente en el aire los tapiales de los lotes adyacentes, por lo que los vecinos temen una desgracia. Justo en ese punto, en la carretera una joven vende flores. Ella explica que "del kilómetro 18 hacia abajo" está el caserío La Virgen (cantón Álvarez). Ese sería uno de los sitios habitados que resultaría afectado de ocurrir un desprendimiento de tierra si hubiera un movimiento telúrico o un deslave en invierno.

"Al haber tocado ahí, al modificar la topografía... eso trae como consecuencia una desgracia", afirma otro vecino.

Él dijo estar "impresionado con la cobertura periodística de los últimos días", pero sobre todo "con la poca reacción de las autoridades".

Según los consultados, hace unos días, personal de la alcaldía tecleña visitó el lote 3 y afirmó que no se ha emitido ningún permiso para deforestarlo y disminuir la altura del terreno.

Los vecinos aseguraron que cuando compraron los lotes lo hicieron con el compromiso de respetar las reglas de la alcaldía, las cuales estipulan conservar la vegetación y solo construir en un pequeño porcentaje del terreno. Pero el lote tres fue completamente deforestado y se está extrayendo tierra de ahí a modo de reducir su altura.

Sobre el caso de Linda Vista Gardens, este periódico consultó a la coordinadora de la Mesa Permanente para la Gestión de Riesgo en El Salvador (MPGR), Magdalena Cortez. Ella afirmó: "Hemos estado señalando que este tipo de acciones deben frenarse".

Recordó que, según estudios de Geólogos del Mundo, en el volcán de San Salvador hay zonas que son susceptibles a sufrir deslizamientos de tierra. En palabras de Cortez: "Se debe actuar con mucha dureza en estos casos". La representante de la MPGR fue enfática al agregar: "El MARN debe parar la construcción y exigir a la empresa que restaure la zona".

Recordó que antes de deforestar dicho punto y construir, se debió concluir el estudio de impacto ambiental y se debió realizar una consulta pública, además de un análisis de las amenazas que dicha construcción representa para las viviendas volcán abajo.

Ella también considera que este caso "está anunciando un nuevo Montebello y Las Colinas". Desde la MPGR se considera que lo ocurrido en el volcán "ha sido una acción irresponsable". La ONG se prepara para emitir un pronunciamiento en el cual señalarán que los tribunales ambientales deberían actuar de oficio en estos casos. Actualmente, la ley no se los permite, en palabras de Cortez, "esa es una debilidad". Pues los temores de la población y la burocracia desincentivan las denuncias.

"El MARN debe ser más riguroso, más duro", subrayó. Ella también considera necesario hacer un llamado a las empresas para que respeten la Ley de Medio Ambiente. "Si el MARN no tiene la facultad (para detener las obras) el Ejecutivo debería hacer una acción para facultarlo", agregó. "Aplaudimos los avances, pero señalamos los estancamientos", concluyó.Los vecinos aseguraron que cuando compraron los lotes lo hicieron con el compromiso de respetar las reglas de la alcaldía, pero el lote tres fue completamente deforestado y se está extrayendo tierra para reducir su altura

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación