Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La tajada del Alba en la nueva flota de buses de Managua

Buseros aseguran que, por obligación, los buses nuevos son enviados a mantenimiento al taller de Alba Transporte

El taller de Alba Transporte está ubicado en un terreno cercano a la Embajada de Estados Unidos en Managua. Aquí deben recibir mantenimiento todos los buses nuevos durante el año que dura la garantía. Solo por la mano de obra de un bus se pueden paga

El taller de Alba Transporte está ubicado en un terreno cercano a la Embajada de Estados Unidos en Managua. Aquí deben recibir mantenimiento todos los buses nuevos durante...

El taller de Alba Transporte está ubicado en un terreno cercano a la Embajada de Estados Unidos en Managua. Aquí deben recibir mantenimiento todos los buses nuevos durante el año que dura la garantía. Solo por la mano de obra de un bus se pueden pagar 14,500 córdobas ($604).

Renovar la flota de buses del transporte público, tal y como se planea hacer en San Salvador a través del Sitramms, puede ser la oportunidad para "entrar al negocio del transporte" sin necesidad de convertirse en propietario de buses y microbuses.

Alba Transportes —en Managua, Nicaragua— es un ejemplo de ello. Así lo han sentido los bolsillos de varios cooperativistas del transporte público de pasajeros que hablaron con un equipo de El Diario de Hoy que visitó dicha ciudad la semana pasada.

Nicolás Mendoza Correa, secretario de la Cooperativa de Transporte Urbano Unitario (CTUU), se declara "sandinista, pero no político". Tras esa aclaración, asegura que todos los buses nuevos deben ser llevados a mantenimiento al taller de Alba Transporte.

Tras haber sido uno de los impulsores del movimiento cooperativista del transporte público en Managua, le indigna "el negocio" que Alba Transporte está haciendo con la renovación de la flota.

Consciente de que sus palabras pueden acarrearle problemas denuncia: "Solo de mano de obra pago 14,500 córdobas ($604) por el mantenimiento de un bus, cuando en nuestro taller le damos mantenimiento a dos buses con 7 mil córdobas ($292)".

Miembros de otras cooperativas, como la 23 de Octubre y la Samuel Mairena, confirman esa obligación.

¿Pero por qué deben llevar los buses nuevos precisamente al taller de Alta Transporte? Mendoza Correa responde: "Si no lo hago, pierdo la garantía".

La obligación de que los buses nuevos reciban mantenimiento en el taller propiedad de Albanisa es fruto de "un acuerdo" que firmaron representantes de gremiales de transportistas afines al gobierno de Daniel Ortega.

Los ingresos por mantenimiento no son pocos. El Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma) informó la semana antepasada que se han distribuido 340 buses nuevos entre las cooperativas de Managua y que próximamente se distribuirán 207 buses más.

Si cada bus es enviado a mantenimiento cada dos meses, aproximadamente, los 340 buses nuevos que ya circulan por la ciudad deberán visitar ese taller seis veces al menos durante el primer año tras su adquisición.

Eso equivale a 2,040 sesiones de mantenimiento, las que a un costo de por lo menos 14,500 córdobas generarán un ingreso de 29.5 millones de córdobas equivalentes a 1.2 millones de dólares (si un dólar equivale a 24 córdobas).

Pero en esta ciudad circulan 855 buses, por lo que aún falta renovar 308 unidades.

El director del Irtramma, Francisco Alvarado, ha asegurado que 175 buses rusos y 143 mexicanos serán distribuidos "a más tardar en febrero".

De esa forma se completará la renovación de la flota y los ingresos de Alba Transporte podrán ser aún mayores.

Puertas cerradas

El Diario de Hoy intentó visitar los talleres de Alba Transporte y hablar con su gerente sobre el servicio que prestan... Pero no se pudo pasar del portón. Se explicó el motivo de la visita a un vigilante, quien fue en busca de otro empleado de Albanisa que pidió esperar.

Después, el vigilante tomó nota de los nombres del equipo periodístico, del taxista y de la placa del vehículo en que viajaban. El empleado volvió y explicó que el procedimiento para poder ingresar era pedir permiso en la oficina de Divulgación y Prensa de Albanisa, ubicadas en otra zona de la ciudad. "Una vez ellos nos llamen y nos digan que tiene permiso, pueden venir y entrar", explicó. "¿Y por quién preguntamos ahí?", se inquirió. "Por nadie, solo digan que van a divulgación y prensa", respondió.

Pero una vez frente al portón de Albanisa, otro vigilante preguntó:

—¿A quién vienen a buscar?

—No tenemos un nombre específico. Queremos hablar con alguien de la oficina de Divulgación y prensa para que nos den permiso de visitar los talleres de Alba Transporte.

—Pero ¿a quién vienen a buscar? Sin un nombre, aquí nadie entra—.

Tras esa respuesta no quedó más que hacer fotos de la fachada de las oficinas y de un detalle: cómo en el parqueo de Albanisa, igual que en los talleres de Alba Transporte, ondean las banderas de Albanisa, de Nicaragua, de Venezuela... y del Frente Sandinista para la Liberación Nacional (FSLN).

Buses arrendados

No solo la obligación de que el mantenimiento de los buses se efectúe en el taller de Alba Transporte incomoda a los buseros de Managua. Otra piedra en sus zapatos es el hecho de que el contrato que firmaron para hacerse con las unidades es de arrendamiento y no de compra-venta.

En dicho documento, el Irtramma figura como el "arrendatario" y un representante de la cooperativa que adquiere el vehículo como "el arrendador". El contrato tiene una duración de 96 meses durante los cuales el arrendador debe pagar una cuota mensual de $302.53, en el caso de cada bus marca DINA.

Estos autobuses procedentes de México fueron adquiridos por el gobierno nicaragüense, gracias a un préstamo otorgado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) cuya gestión data de 2008.

Según el decreto No. 5315, aprobado por la Asamblea Nacional en enero de 2008, el préstamo tiene un plazo de 22 años. Este plazo incluye 4 años de gracia, "con una tasa de interés ordinaria del dos punto cinco por ciento (2.5%) anual fija durante la vigencia del préstamo y una Comisión de Supervisión y Auditoría de proyectos, del cero punto veinticinco por ciento (0.25%) sobre el monto del préstamo".

¿Un almuerzo gratis?

José Luis Merino, de Alba Petróleo El Salvador, ha asegurado que esta empresa no adquirirá buses para participar en el Sitramss, sino que financiará la tarjeta prepago y otorgará préstamos para que lo buseros adquieran nuevas unidades.

La participación de las empresas de Albanisa en la renovación de la flota de buses ha ido más o menos por ese rumbo. Alba Caruna, empresa que nació como una caja de crédito rural, ha financiado la renovación de la flota con buses donados y luego, vendidos a precios cómodos, por Rusia... Durante la reciente Feria Internacional en El Salvador, una empresa rusa exhibió las unidades que pretende vender a los buseros que participen en el Sitramss.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación