Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Suspensión de clases a nivel nacional debido a constantes lluvias

La medida es ante el  alto riesgo de desbordamientos de los ríos y quebradas. También se contabilizan cuatro muertos por los estragos de aguaceros.

Suspenden clases en todo el país por lluvias

La medida es para el sector público y privado. Las universidades deberán evaluar si también las suspenden o no, informaron las autoridades.

Los centros escolares públicos y privados del país tendrán que suspender las clases durante el lunes ante el riesgo generado por las lluvias. El director de Protección Civil, Jorge Meléndez, anunció que la medida fue tomada en conjunto con el ministro de Educación,  Carlos Canjura. 

A escala nacional existen 6, 062 centros escolares, de estos 1,008 son privados. En total son más de 1.4 millones de estudiantes. 

En un inicio se había informado que la medida solo sería para las escuelas de la zona costera, pero posteriormente se extendió a todo el país. 

La orden se da ante los informes emitidos por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) que alertan sobre el alto riesgo que persiste en el país de desbordamientos de ríos y quebradas, así como de deslizamientos de tierra e inundaciones en centros urbanos ante el posible colapso de tragantes. 

Las amenazas son consecuencia de la vulnerabilidad provocada por las últimas lluvias en el territorio nacional.  

“En su camino a la escuela muchos de estos niños deben atravesar quebradas o ríos de corto recorrido y es una amenaza para todos ellos”, dijo el jefe del departamento de Operaciones de Protección Civil, Armando Vividor. 

Meléndez dijo que la situación en las ciudades también se mantendría difícil de predecir. 

La suspensión de clases se mantendrá todo el día de forma temporal y Protección Civil decidirá si continúa para el martes. 

Respecto a las universidades, Meléndez dijo que cada institución deberá evaluar la situación y decidir si seguirá la medida. 

La Universidad de El Salvador decidió que tampoco habría clases el lunes por la situación climática del país. 

Mientras que la Universidad Gerardo Barrios, anunció que mantendrá las clases, pero habrá flexibilidad para los estudiantes que no quieran asistir por vivir en zonas de riesgo. 

Vía su cuenta de Twitter, El viceministro de Educación, Francisco Castaneda, expuso  que la comunidad educativa debe ser protegida y no pueden exponerla a los riesgos, tanto en la zona rural como urbana. 

“Al personal docente salvaguardar equipo, alimentos y material didáctico de cada centro educativo. No olvidar coordinación con Protección Civil”, añadió Castaneda. 

Víctimas por lluvias 

Meléndez anunció que el nivel de alerta amarilla se mantendrá en el país. 

Protección Civil informó que las lluvias registradas ya dejaron cuatro víctimas mortales durante los últimos días. La primera víctima fue un hombre que murió al ser arrastrado por una correntada en Morazán. 

El sábado, Abraham Elías Chávez, de 48 años, se convirtió en la segunda persona que muere a causa de las lluvias. Chávez conducía sobre el kilómetro 44 de la carretera Panamericana, jurisdicción de Santo Domingo de Guzmán, de San Vicente, cuando se accidentó al meter el vehículo en una poza que se había generado en la calle. 

Meléndez recomendó a la población tomar todas las precauciones necesarias al conducir bajo la lluvia. 

En Tenancingo, Cuscatlán, un hombre en estado de ebriedad se quedó dormido justo donde pasaba una corriente de agua.  Pereció por hipotermia. 

La cuarta muerte se produjo en Ilobasco, Cabañas, confirmó Meléndez, aunque no pudo dar más detalles del hecho.

Pero además de las víctimas mortales, cientos de personas han sido afectadas por las lluvias. Protección Civil reportaba hoy por la mañana 33 viviendas anegadas, siete afectadas por diversos factores y cuatro completamente destruidas. 

Meléndez dijo que todas las viviendas ya eran de por sí frágiles por los materiales con las que estaban construidas. Una de las casas afectadas era de la colonia Harrison, del barrio San Jacinto, que fue afectada debido al colapso de un muro; la segunda del kilómetro 10 y medio de la carretera vieja a San Marcos. 

En el cantón Izcanales, de Santo Domingo, San Vicente, también hubo una vivienda destruida y otra más en Sensuntepeque, Cabañas. 
Meléndez informó que 211 personas tuvieron que ser evacuadas de forma preventiva, en diversos puntos del país, pero que ninguna se optó por quedarse en albergues.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación