Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Suben pasaje a $0.35 a cambio de buses nuevos en la Ruta 23

La Ruta 23, de Mejicanos, tiene lista nueva flota de vehículos. Y el VMT les habría autorizado subir la tarifa

Ruta 23 cobrará $0.35 a partir de septiembre

La ruta 23 bus, de Mejicanos, tiene vía libre para iniciar a cobrar $0.35 a partir de septiembre. La ruta ha adquirido una nueva flota con la que...

Los buseros habrían encontrado la fórmula para subir el pasaje en el transporte público. La clave sería  renovación de flota.

“Yo creo que las reglas del juego del Viceministerio (de Transporte) ya las dio, que todo el que vaya renovando unidades puede prestar un servicio distinto.  Yo creo que está en manos del empresario salvadoreño el querer cambiar”, dijo Luis de Paz, secretario de la empresa Ruta 23 S.A. de C.V. , quien fue entrevistado vía telefónica.

Esa empresa está lista a dar ese paso.  En su vasto taller,  ubicado en Plan del Pito, Mejicanos, hay un peculiar contraste.  En un extremo autobuses y microbuses con años de uso y un grupo de  mecánicos, con sus camisas completamente negras por la grasa, intentado que funcione la vieja maquinaria.  En el otro costado de predio están estacionados diez buses nuevos,  los cuales  se han convertido en el objeto de atención del resto de motoristas y usuarios de la ruta que pasan frente al taller.  

La nueva flota ha comenzado a ser promocionada, de forma discreta, con hojas pegadas en los buses  de la 23 que actualmente circulan.

Anuncian unidades con aire acondicionado, mayor comodidad y seguridad, pero también con un nuevo precio: 35 centavos de dólar. 

De Paz explicó que el aumento del pasaje surgió de la necesidad de actualizar la flota de buses, ya que no es posible reparar todas las unidades, la mayoría son parte de una flota adquirida en 2004.  Por ello decidieron renovar parte de las unidades, la ruta cuenta con 30 buses y los más antiguos quedarán fuera de circulación para dar espacio a los nuevos. 

De Paz aseguró que el Viceministerio de Transporte (VMT) ya dio la autorización para aplicar el pasaje con las nuevas unidades.  “Actualmente estamos esperando las matrículas. A más tardar la primera semana de septiembre estaríamos inaugurando el nuevo servicio”, dijo de Paz.
Aunque consideró que lo más adecuado sería poder realizar una renovación total de los autobuses, de Paz  expuso que también han tomado en cuenta las limitantes económicas de la población.

Es decir que el servicio será dividido entre los buses actuales, que mantendrán el pasaje de $0.20, y los nuevos que cobrarán $0.35.  En total la empresa invirtió aproximadamente $10 millones en los vehículos, informaron. 
De Paz dijo que iniciaron todo el proceso en septiembre del año pasado, y aseguró que no tuvieron problemas con el VMT para los trámites de autorización. 

Sin embargo,  Roberto Soriano, presidente de la Asociación de Transportistas de Pasajeros (ATP), reveló que los compañeros de la gremial de la ruta 23 tuvieron que esperar más de seis meses para que el VMT concediera la exención del IVA  en la compra de las nuevas unidades.
La ruta 23 no está agremiada en ATP.

Soriano dijo que anteriormente el proceso se realizaba sin problemas en las aduanas, pero el VMTdecidió adjudicarse el proceso, es decir que todo el proceso de hacer excepciones en el pago de IVA en los vehículos nuevos para el sistema de transporte se debe realizar a través de ellos. El transportista dijo que esta decisión ha generado retrasos. 

Añadió que ATP también ha iniciado una renovación de los microbuses de la ruta 16, pero ya llevan más de 20 días de espera de la exoneración del IVA.

“Esto además de generar atrasos deja más gastos porque se deben pagar parqueos en las aduanas”, comentó Soriano. 

El funcionamiento sería similar al de la 23, los nuevos vehículos tendrían un pasaje mayor al normal.   En este caso los nuevos microbuses tienen cámaras de vídeo vigilancia, GPS y cuenta pasajero. 

La iniciativa de renovación de flota, con aumento de pasaje, comenzó en la gremial de buses Acopatt Ruta 29 que presentó sus nuevas unidades en febrero de este año.

Aunque en un inicio las autoridades del VMT prefirieron no decir públicamente si habría aumento del pasaje, al final obtuvieron permiso para un pasaje de $0.33 ya que cumplían las condiciones. 

Juan Pablo Álvarez, gerente general de Rutas Unidas y anteriormente representante legal de Acopatt, dijo que las iniciativas de renovación fueron influenciadas por el proyecto frustrado de Bus Seguro. 

“Todo eso fue desarrollado como la idea del proyecto bus seguro, Acopatt fue como el plan piloto, como opción para desarrollar el transporte”, comentó Álvarez.  

Entre las condiciones del proyecto se planteaba, además de contar con aire acondicionado, capacitación de los motoristas y cámaras de seguridad,  el uso de un sistema de cobro electrónico que ya no pudo ser implementado, porque surgieron más obstáculos cuando comenzó el uso del SITRAMSS. 

“También se estancó una completa modernización por la negativa de un cambio del pasaje, no se podía modernizar con 20 centavos, a menos que diera suficiente subsidio. La última alternativa que quedaba era un cambio en el pliego tarifario”, añadió Álvarez. 

Por ello la opción ha sido comenzar a aplicar una renovación parcial de las flotas, con los proyectos que ya han sido aprobados, más rutas han decidido sumarse a iniciativas similares. 

Catalino Miranda, presidente de Fecoatrans, reveló que también ellos tienen el proyecto de renovar el 40% de la flota de microbuses de la ruta 42 a partir del próximo mes. Algunas rutas aun están en la aduana y otras en camino al país. El tema del pasaje todavía estaría en discusión, dijo Miranda. 

Otras Rutas

Soriano también anunció que han comenzado la evaluación para renovar parte de los buses de la ruta 26.  
Todos los empresarios coincidieron en la necesidad de un aumento del pasaje para poder sostener los nuevos proyectos.  Yaseguraron que no solo toman en cuenta el costo de los nuevos vehículos y su mantenimiento, sino también la capacitación que requieren los motoristas que estarán a cargo de los buses. 

En el taller de la ruta 23,  algunos motoristas de los buses viejos echaban miradas de reojo a las nuevas unidades. Intentaban simular desinterés mientras comentaban entre ellos que quienes manejarán las nuevas unidades recibirán uniformes y capacitaciones. 

“Pero tienen que tener todos los papeles legales”, comentó un joven motorista que prefirió regresar a su coaster. 

De Paz aseguró que han realizado una encuesta entre la población de la zona y que la mayoría ha felicitado el cambio.  Añadió  que ha trascendido entre el gremio, que ACOPATT  está por volver a hacer otro pedido de unidades porque no alcanzan a satisfacer la demanda. 

“Hay una expectativa del usuario que ojalá las cambiemos todas y yo les digo que no depende de nosotros sino de la autorización del Viceministerio para actualizar su totalidad”, comentó de Paz. 

Todos los empresarios consultados dijeron estar conscientes de las expectativas del usuario de una modernización del transporte. 

Incluso Álvarez se aventuró a decir que si en dado caso el proyecto del SITRAMSS queda paralizado debido a problemas legales, debería retomarse el proyecto Bus Seguro, integrando también a los buses padrones del sistema. 

“Lamentablemente por políticas inadecuadas por parte del Gobierno el transporte es lo que es, tiene que ser el privado el que proponga”, apuntó Álvarez.  

“Yo creo que está en manos del empresario salvadoreño el querer cambiar, innovar, para dar un servicio distinto a la población”. Luis de Paz, secretario de la ruta 23. 
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación