Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Solo el FMLN aplaude el veto de Funes al cobro mixto en buses

Donato Vaquerano de ARENA: el veto es por el "compromiso con el Alba y Subes"

Los usuarios se quejaron del pago con tarjeta electrónica. Argumentan que el pasaje sale más caro con este sistema.

Los usuarios se quejaron del pago con tarjeta electrónica. Argumentan que el pasaje sale más caro con este sistema.

Los usuarios se quejaron del pago con tarjeta electrónica. Argumentan que el pasaje sale más caro con este sistema.

El FMLN es el único que recibió ayer con alegría el rechazo del presidente Mauricio Funes a la reforma que la Asamblea Legislativa avaló, sin los votos del partido oficialista, para que los usuarios del transporte público pudieran pagar con dinero y con tarjeta el pasaje en los buses que circulan entre Santa Tecla y parte de San Salvador.

"Este día (ayer) estoy enviando a la Asamblea Legislativa el decreto de vetado. La Presidencia de la República considera que es inconveniente que se afecte un nuevo sistema de cobro que vendría a modernizar el transporte público de pasajeros", argumentó Funes ayer tras finalizar un evento en San Miguel.

Los diputados del resto de partidos, excepto el FMLN, lamentaron que la medida no fuera aceptada por Funes, ya que para superar el veto presidencial se necesitan 56 votos, y eso no se logrará sin los 33 legisladores del FMLN.

El Congreso aprobó el pasado 11 de noviembre reformar la Ley de Subes (Sistema Único de Boletos Electrónicos) para que los usuarios del transporte colectivo cancelen la tarifa en efectivo como con la tarjeta electrónica.

Esto, a raíz de varios días de fuertes protestas de la población que hace uso del transporte público en las rutas de autobuses que circulan en Santa Tecla, parte de San Salvador y en la calle al Puerto de La Libertad.

"Por ley quieren doblarle la rodilla al pueblo salvadoreño para que el pasajero pague con tarjeta, es la punta del iceberg, para lo que han confabulado para sangrar más al pueblo. Esas son las acciones que este gobierno del FMLN tiene en contra del pueblo salvadoreño", lamentó ayer el jefe de la fracción de ARENA, Donato Vaquerano.

El cobro con tarjeta generó el cierre de la calle al Puerto de La Libertad, en días pasados. Incluso hubo hasta capturas de inconformes por parte de la Policía, ya que los usuarios de las zonas en donde se aplicó el pago obligatorio electrónico en los buses criticaron que el costo del pasaje es mayor con tarjeta que pagando en efectivo.

Y es que la población que se traslada en bus desde Santa Tecla y parte del Puerto de La Libertad a San Salvador, y viceversa, cuestionaron que con tarjeta pagan más por un trayecto menor y que con dinero los buseros les cobraban menos. También cuestionaron que no hay suficientes puntos de venta para comprar la tarjeta prepago.

Sin embargo, para Funes pesa más la "seguridad" que, a su criterio, proporciona el uso de la tarjeta tanto a los usuarios como a los motoristas y empresarios del transporte colectivo para sus finanzas.

"Yo entiendo que hay sectores de la población que se sienten incómodos y que no se adaptan a los cambios, pero el nuevo sistema establecido con la tarjeta prepago, en primer lugar, es más seguro, porque no maneja efectivo la persona que toma el bus, por lo tanto, se reducen los asaltos", afirmó Funes.

El FMLN también ha basado su objeción al pago mixto en los buses, alrededor del tema de la seguridad que según los efemelenistas y Funes brinda el uso de la tarjeta.

"Nosotros, desde que se dio ese debate no votamos, hemos estado a favor de que la población tenga seguridad, hoy (ayer) hemos recibido que por inconveniente el presidente (Funes) ha vetado... nosotros estuvimos claros, no dimos nuestros votos para reformar la ley (de Subes)", justificó el diputado Santiago Flores, del FMLN.

Al respecto, la población se quejó en redes sociales de que la utilización de la tarjeta prepago en los buses no garantiza que los usuarios dejen de ser asaltados al interior de las unidades. Otra de las inconformidades de los usuarios es que el gobierno debió modernizar primero los autobuses antes de colocar aparatos electrónicos para cobrar la tarifa.

Según información del Viceministerio de Transporte (VMT), el dinero que se recolecte del cobro con tarjeta irá a parar a un fideicomiso que es la garantía que exige Brasil a los buseros para financiar la renovación de los autobuses.

Por otra parte y pese a lo dicho por Funes de que es "incómodo" adaptarse a un nuevo sistema de cobro; en Nicaragua la población tampoco se acostumbró al pago electrónico, al grado que retornaron a la cancelación de la tarifa con dinero y con tarjeta. (Ver más detalles en nota siguiente).

El diputado Guillermo Gallegos, de Gana, aseveró que hasta ayer aún no conocían a fondo los argumentos de Funes para vetar el pago mixto en los buses, pero opina que la mejor opción es permitir que se cobre el pasaje en ambas modalidades.

"Nosotros creímos que el pago mixto es conveniente para el pueblo. Para nosotros sigue siendo la mejor alternativa el pago mixto", acotó.

Vaquerano terminó lamentando que el veto de Funes se debió al "compromiso que tiene con el Alba". Afirmó que tiene intereses económicos con la empresa Subes.

Funes confirmó lo del veto en un evento ayer en San Miguel acompañado del ministro de Economía, Armando Flores, en donde oficializaron la Tarjeta Solidaria.

"Son un millón 300 mil tarjetas las que vamos a repartir y eso equivale al 80 % de los hogares salvadoreños", dijo.

Añadió que con ese mecanismo planean incluir a más personas en planes sociales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación