Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sociedades democráticas deben apoyar periodismo

El argentino Daniel Santoro señaló que sin el periodismo hay "sociedades oscuras"

Daniel Santoro expuso la realidad del periodismo investigativo en Argentina y Latinoamérica. foto edh / claudia castillo.

Daniel Santoro expuso la realidad del periodismo investigativo en Argentina y Latinoamérica. foto edh / claudia castillo.

Daniel Santoro expuso la realidad del periodismo investigativo en Argentina y Latinoamérica. foto edh / claudia castillo.

Las sociedades democráticas deben contar con un periodismo sólido y que reciba el apoyo de toda la sociedad para que la corrupción estatal salga a la luz. Esa fue la conclusión del periodista investigativo argentino, Daniel Santoro, durante el evento "QWERTY: Teclados Transformando la Realidad", a cargo de la organización CREO, el cual analizó el periodismo investigativo y la lucha contra la corrupción.

El periodista aseguró que en países con gobiernos totalitarios como Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, incluso Argentina, hay trabas para el periodismo investigativo, por lo que se debe garantizar la protección de los periodistas de investigación, que hacen uso de la información de datos para desvelar casos de corrupción y que reciben amenazas a través de organismos fiscales, acusaciones falsas, juicios, y otros.

"Los periodistas tenemos que salir a defendernos. Es importante apoyar el papel del periodista en las sociedades democráticas, si no estos casos (de corrupción) no se van a conocer y se hacen mucho más oscuras las sociedades", señaló el periodista argentino.

Asimismo, indicó que las asociaciones de periodistas pueden convertirse en un buen apoyo para los comunicadores que sean blanco de presiones de funcionarios que están bajo la lupa por casos de corrupción.

"Por eso es necesario ayudar y tener alianzas y asociaciones de periodistas. Los periodistas somos estigmatizados", aseveró.

El periodista también hizo un esbozo de cómo operan los funcionarios que cometen corrupción y qué signos hay alrededor para determinar si hay mala utilización de recursos del Estado por parte de los servidores públicos.

A juicio del experto, en los actos de corrupción no hay un solo actor, "un loco solitario", sino que se trata de una estructura "muy aceitada" donde participan varios funcionarios estatales.

Por otra parte, consideró que la corrupción "ha pasado a ser un paisaje más allá de las ideologías", en la que, incluso, existe la complicidad de empresarios que pueden ser parte de cadenas de sobornos, prebendas y sobreprecios en licitaciones con el Estado.

Santoro destacó que el uso de la información disponible, a partir de normativas específicas como la Ley de Acceso a la Información Pública (IAIP), son herramientas de las que se puede echar mano para destapar casos de corrupción.

De hecho, señaló que en Argentina se utiliza la Ley de Probidad, que obliga a los funcionarios públicos a publicar cada año el estado de su patrimonio. Eso, dijo, ha permitido descubrir irregularidades en al menos tres funcionarios de ese país sudamericano.

Otros casos de irregularidades han sido posible gracias a archivos solicitados bajo otras herramientas jurídicas, como en el caso del expresidente argentino, Carlos Menem, sentenciado a siete años de cárcel por haber vendido armas a Croacia y Ecuador.

Panel sobre periodismo

El evento también incluyó un panel con periodistas y miembros de organizaciones que impulsan la rendición de cuentas. Entre los participantes estuvieron Luis Rivas, gerente editorial de Medio Lleno; César Castro Fagoaga, de La Prensa Gráfica y Óscar Martínez, de El Faro.

Los panelistas coincidieron en que el periodismo de investigación debe tener un elemento de profundidad y que no basta con las redes sociales para que la sociedad demande un gobierno más transparente y una clase política inclinada a la probidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación