Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Snowden aún tiene más "bombazos" informativos sobre latinoamérica

El periodista que ha revelado información filtrada por Snowden dijo a la SIP que hay datos por país como Venezuela y Argentina

Periodistas ecuatorianos han hecho sendas marchas contra la Ley de Medios, promulgada por el presidente Rafael Correa. foto edh / archivo

Periodistas ecuatorianos han hecho sendas marchas contra la Ley de Medios, promulgada por el presidente Rafael Correa. foto edh / archivo

Periodistas ecuatorianos han hecho sendas marchas contra la Ley de Medios, promulgada por el presidente Rafael Correa. foto edh / archivo

ESTADOS UNIDOS. El periodista Glenn Greenwald, principal contacto del exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), Edward Snowden, aseguró ayer que aún quedan muchos "bombazos" por publicar relacionados con las actividades de espionaje de EE.UU. en Latinoamérica.

"Queda mucho por salir (a la luz), incluidos datos desgranados país por país: de Argentina, Venezuela, Canadá... De todos los países del continente", señaló Greenwald en una intervención vía conferencia telefónica en la asamblea semestral de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

"La NSA lleva a cabo muchas actividades de espionaje en Latinoamérica, su actividad económica y sus gobiernos", aseguró el periodista a los asistentes a la asamblea, que se celebra desde el viernes en Denver (Colorado).

En su cuenta oficial de Twitter, Greenwald indicó ayer, además, que "muy pronto" habrá revelaciones sobre espionaje estadounidense en España, tras las publicadas por el diario Le Monde sobre Francia.

En su intervención ante la SIP, Greenwald afirmó que "la mayoría" de los archivos que Snowden se llevó consigo en su huida desde EE.UU. a Hong Kong y después a Rusia "están aún sin publicar" y confió en que saldrán a la luz pronto.

"Puedo prometer, absolutamente, que habrá muchas más noticias al menos tan significativas como las que ya han salido", apuntó el periodista, que adelantó que muchas de ellas tratarán sobre el espionaje interno "de Estados Unidos a estadounidenses".

Según Greenwald, hay "múltiples copias" de cada archivo repartidas "por todo el mundo" y sólo tienen acceso a ellas "un puñado de gente" que tiene prohibido revelar su ubicación, en un sistema que permite "que nadie pueda destruirlas todas".

"No hay nada que ningún Gobierno pueda hacer para evitar que informemos sobre ello", aseveró.

Denunció que el Gobierno del Reino Unido ha "acosado" al diario en el que él trabajaba, el británico "The Guardian", lo que ha "ralentizado el proceso de publicación", y lamentó de nuevo que su pareja, el brasileño David Miranda, fuera detenido durante horas en el aeropuerto de Londres cuando trataba de abandonar el país.

"El Gobierno del Reino Unido funciona sin límites en su capacidad de castigar y desalentar el periodismo", indicó.

Por contraste, aseguró sentirse "seguro" en Brasil, donde vive, por ser un país que "entiende el valor del periodismo" que él está haciendo "y la necesidad de proteger a los periodistas", y por la campaña emprendida por el Gobierno de Dilma Rousseff para denunciar las actividades de espionaje de EE.UU.

Lo que reveló Le Monde

De acuerdo con una publicación de ayer del periódico francés "Le Monde", la NSA examinó hasta 70.3 millones de registros de teléfonos celulares franceses en un periodo de 30 días, según el reporte que ofreció nuevos detalles sobre el gigantesco programa de espionaje que ha hecho enojar a varios aliados de Washington.

Ante la revelación, el gobierno francés convocó ayer al embajador estadounidense para pedirle explicaciones.

Luego el presidente Barack Obama telefoneó su homólogo francés, François Hollande, para tratar las "legítimas cuestiones" planteadas por Francia sobre los programas de espionaje de EE.UU., informó en un comunicado la Casa Blanca.

Según la nota, ambos mandatarios hablaron sobre las revelaciones publicadas por el diario Le Monde.

El comunicado indica que "algunas" de estas informaciones "distorsionan nuestras actividades", mientras que reconoce que otras "plantean legítimas cuestiones para nuestros amigos y aliados sobre cómo se despliegan estas capacidades".

La información del periódico Le Monde, escrita en parte por Glenn Greenwald, reveló que cuando se utilizaban ciertos números, las conversaciones eran grabadas automáticamente. La operación de espionaje recuperaba además mensajes de texto basados en palabras clave, dijo el periódico, según los registros del 10 de diciembre al 7 de enero.

El reportaje del periódico fue publicado en momentos en que el secretario de Estado norteamericano John Kerry llegaba a París ayer para dialogar sobre el proceso de paz entre Israel y las autoridades palestinas. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación