Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sitramss también podría iniciar sin centro de control

Según la base de licitación, el diseño de la plataforma tecnológica deberá estar listo en 120 días

El centro de control será instalado en la terminal de Integración, en Soyapango, pero esta no está finalizada. Foto EDH / archivo

El centro de control será instalado en la terminal de Integración, en Soyapango, pero esta no está finalizada. Foto EDH / archivo

El centro de control será instalado en la terminal de Integración, en Soyapango, pero esta no está finalizada. Foto EDH / archivo

El gobierno prometió que el Sitramss iniciará operaciones en diciembre, pero hay varias piezas del megaproyecto que aún no encajan: una de ellas es la terminal de integración, que tiene el 51% de avance.

Al retraso de esta obra se suma el que aún no se ha lanzado la licitación para que otra empresa concluya la infraestructura ubicada en la Avenida Rosario Sur, en Soyapango, la cual está en "estado de abandono" según lo notificó un informe de la supervisora Coloper S.A. de C.V.

Tampoco hay una reestructuración de los buses y microbuses que operan en la zona de influencia del Sitramss: Soyapango, Ilopango y San Martín.

Además, en el país solo hay 37 unidades, de las 190 que tendrá el Sitramss; y todavía está en trámite legal el traspado del terreno donde estarán los patios y talleres en Fenadesal.

En la lista de altibajos también está la tardía licitación de la construcción del Centro de Control de Operaciones (CCO) del Sitramss y la implementación de la plataforma tecnológica. El concurso fue publicado el 17 de septiembre.

Cabe mencionar que esta plataforma estará en la terminal de Integración, cuya construcción ha estado estancada desde marzo.

Pese a que el viceministro García aclaró recientemente que en 90 días se instalará la plataforma del centro de control, no hay certeza que esté lista para cuando inicie el Sitramss, en diciembre, como lo prometió el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz.

Sobre todo porque, según el documento de licitación, solo el diseño de la plataforma tecnológica del centro de control tendrá un plazo máximo de 120 días para ejecutarse, es decir cuatro meses; mientras que el tiempo límite para instalar el CCO es de 270 días.

El gobierno estimó en el documento que el CCO se construirá en un área de aproximadamente 200 metros cuadrados.

Con tecnología de punta

La plataforma tecnológica que tendrá el CCO va más allá de gestionar y controlar la frecuencia de las unidades articuladas, como lo ha explicado el viceministro de Transporte, Nelson García.

De acuerdo con el documento de licitación "Suministro de bienes e implementación de la plataforma tecnológica destinada a la puesta en marcha del Centro de Control de Operaciones y gestión de la flota del Sitramss" el CCO tendrá varios elementos.

Uno será un edificio en donde se centralizará toda la comunicación del sistema. El punto exacto donde estará el CCO, en la terminal de Integración de Soyapango, se desconoce.

En los planos iniciales de diseño y construcción, elaborado por el consorcio EM&A, no está identificada esta zona, debido a que la recomendación inicial era que el centro de control estuviera en los patios y talleres, ubicado en un predio de Ferrocarriles Nacionales de El Salvador (Fenadesal).

Sin dar mayores detalles, el viceministro García aseveró que es "más conveniente" en la terminal de Integración porque de ahí saldrán las unidades.

El documento de licitación expone que el CCO es el principal elemento de la plataforma tecnológica desde donde "se centralizarán todas las comunicaciones, información, y se procesan y almacenan todos los datos recibidos".

El CCO tendrá un software para monitorizar las unidades a través de un mapa; y contará con otro sistema para mostrar la posición real o estimada de los buses.

Un sistema de GPS también será instalado para controlar la llegada y la salida de los vehículos a las paradas de buses.

Según las bases de licitación, el CC0 contará con un sistema que permita ofrecerle a los usuarios "información útil y actualizada en tiempo real sobre horarios de salida, tiempo de espera en las paradas de buses, costo de pasaje y más, a través de un "web service".

El servicio web permitirá, a través de aplicaciones y dispositivos móviles, entre otras herramientas digitales, acceder a información sobre el servicio del sistema.

Este sistema de información que será instalado en las unidades, en las estaciones de buses y en otros medios tecnológicos no está contemplado en esta licitación. El MOP deberá hacer otra contratación para este servicio. Además recalca que el sistema empleará la "última tecnología" a la que tengan acceso los usuarios como, por ejemplo, smarthphone.

"La modernización tecnológica del transporte permitirá supervisar el correcto funcionamiento de la red de servicio, optimizar la explotación del servicio y ofrecer información útil y de calidad al ciudadano, poniendo la tecnología al servicio de la movilidad sostenible", explica el documento.

Con el sistema, el gobierno le apuesta a que la plataforma esté integrada y acoplada tanto técnica como operativamente para garantizar una ejecución "estable" y optimizada del Sitramss.

Cobro electrónico

El documento describe que un operador privado instalará en las unidades de transporte y en las estaciones de buses del Sitramss un equipo tecnológico para controlar el acceso de los usuarios, el cobro de la tarifa y el envío de la información al centro de "recaudo".

Los buseros del Sistema Integrado (Sipago) ya han informado que para administrar los flujos de efectivo crearon el Fideicomiso del Sitramss (Fisitramss), el cual estará a cargo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En el CCO habrá un sistema de información permanente entre todos los "elementos que componen el sistema", con el objetivo de solicitar datos del estado (si va con atraso o no, entre otros datos) de una unidad específica cuando sea necesario. También podrá enviar información de los tiempos de llegada y a los "puestos de información" ubicados en las paradas, explica el documento de licitación.

Por ello, al CCO deberán conectarse los diferentes buses del sistema: los articulados, pretroncales y alimentadores. En este último grupo serán incluidas las 51 rutas de Soyapango, Ilopango y San Martín que deben ser reestructuradas.

No obstante, las gremiales ATP, Acopatt y AEAS han denunciado la poca información sobre cómo funcionarán los actuales operadores dentro del sistema; también estiman que el Sitramss sacará a los dueños de buses y microbuses del negocio. La incertidumbre al respecto continúa, ya que aseguran que no se han aclarado las dudas.

Según un técnico en tránsito vial, en el documento de licitación no queda claro si el CCO controlará los semáforos del Sitramss, tampoco si habrá un sistema de atención de emergencia para cualquier incidente que se presente en los corredores exclusivos y en las vías aledañas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación