Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sitramss sin más buses hasta asegurar que los puede pagar

Misión del banco Brasil estuvo, el pasado fin de semana, en el país para analizar el funcionamiento del nuevo sistema de transporte. 

Actualmente el Sitramss funciona con 37 buses, entre articulados y padrón, pero son insuficientes ante la demanda de pasajeros, especialmente en horas pico.

Actualmente el Sitramss  funciona con 37 buses, entre articulados y padrón, pero son insuficientes ante  la demanda de pasajeros, especialmente en horas pico.   | Foto por EDH

Actualmente el Sitramss  funciona con 37 buses, entre articulados y padrón, pero son insuficientes ante  la demanda de pasajeros, especialmente en horas pico.  

Las 32 nuevas unidades que el Sistema de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) tenía previsto traer este mes para reforzar la actual flota, tardarán más de lo esperado hasta que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil y los proveedores analicen algunos aspectos del funcionamiento de la implementación de la primera etapa y del fideicomiso, que asegura el pago del préstamo.

De acuerdo con el secretario de Sipago, Rodrigo Contreras Teos, el fin de semana pasado estuvo en el país una delegación del BNDES y los proveedores para conocer aspectos sobre la creación del Fideicomiso, mercadeo y otros.

BNDES ha hecho un préstamo inicial a Sipago por 10 millones de dólares para la compra de las actuales unidades.

Contreras agregó que la delegación brasileña se reunió con el VMT, Subes y Sipago, y entre los detalles que les entregaron se encuentra que están movilizando 30 mil pasajeros al día, más de 150 mil recargas de tarjeta electrónica y cerca de 250 mil tarjetas vendidas y sobre el fideicomiso que está elaborando el Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal).

“Lo que van a analizar es con relación al respaldo que van a tener de los flujos (de dinero y pasajeros) ya con las otras unidades” que adquirirán después, explicó el secretario de Sipago.

Del análisis de esas  finanzas y demanda de usuarios es que se aprobará el desembolso para la adquisición de las unidades que vendrían el próximo año, declaró Contreras Teos.

Añadió que el informe, y las posibles observaciones, se las enviarán dentro de un mes (en enero del próximo años), por lo que las unidades estarían llegando en  febrero.

Para el banco brasileño, el fideicomiso es de suma importancia porque allí llegará el dinero con el que se irá pagando el crédito de los diez millones de dólares iniciales.

A medida se vaya cancelando el empréstito y el Sitramss se amplíe hacia Santa Tecla y Apopa-San Marcos, se irán teniendo el resto del crédito que es de unos 45 millones de dólares,  explicó Contreras Teos.

En septiembre pasado, Contreras Teos declaró que el prestamo  por 45 millones de dólares se lso habían aprobado.

Firma de contratos

Hasta la fecha, según el secretario de Sipago, la empresa Subes-Sitramss tiene firmado 1,030 contratos, entre unidades de buses y microbuses que andarán instalado los aparatos que servirán para el cobro electrónico.

De esos 1,030 contrato, algunos los han firmado como cooperativa, por lo que el número de unidades que están listas para la instalación de los aparatos electrónicos asciende a 1,400.

“Hay contratos que se han firmado como cooperativa, y que tienen 100, 115 o más unidades” de transporte público, reiteró.
Sobre el plan de las rutas alimentadoras, dijo que aún desconocen cómo lleva el proceso el viceministerio de Transporte (VMT) y con cuántas será que inicie el proyecto.

Las rutas alimentadoras son las que trasladarán a los usuarios desde las colonias hacia la terminal del Sitramss para que los usuarios hagan uso de esas unidades y los desplace hasta el centro capitalino, hospital Médico Quirúrgico  y a la Plaza Salvador del Mundo.

Contreras Teos opinó que los criterios técnicos y detalles para ejecutar el plan  del recorrido de las alimentadoras las trabaja el VMT y serán ellos quienes darán a conocer su fecha de inicio. Estas iniciarán a operar en San Martín, Ilopango y Soyapango.

Hasta el momento la única ruta alimentadora que ya cuenta con los aparatos electrónicos para iniciar el cobro con tarjeta es la 41-B, que hace su recorrido desde la colonia Bosques del Río, en Soyapango, hacia el centro; y viceversa.

Las tarjetas prepago

El cobro del Sitramss se hace a través de la tarjeta Subes. Sin embargo, algunas rutas que no forman parte de ese asocio, como Rutas Unidas, pretenden crear un fideicomiso para implementar su tarjeta electrónica Pago Bus.

Contreras Teos declaró que de autorizarse esa tarjeta por parte del VMT, debe de ser compatible con la que ellos manejan, que es la de Subes.

El cobro por medio de otra tarjeta electrónica también iniciaría en la zona de Soyapango, Ilopango y San Martín; pero al final, “eso depende del VMT y de cuestiones técnicas si este proyecto encaja y es compatible con el que ya está, porque sino, no podría funcionar”, dijo Contreras Teos.

Agregó que todos los requisitos que les exigieron a Subes y Sipago, se los deben de imponer a otro operador.

Al respecto Juan Pablo Álvarez, de Rutas Unidas, coincidió que las tarjetas deben de ser compatibles para el funcionamiento del cobro electrónico. Ellos también funcionarían con un fideicomiso que esperan sea aprobado por el VMT este mes.

"Le puedo decir que las unidades no vendrán este año, vendrán el otro, porque estamos esperando que revisen detalles sobre el fideicomiso y la demanda que estamos teniendo (de usuarios)". Rodrigo Contreras Teos, SIPAGO 
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación