Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sitramss sin iniciar y ya tiene obras y calles deterioradas

MOP asegura que hay un "plan alternativo" para reducir el tráfico vehicular en el Área Metropolitana de San Salvador

Sitramss sin iniciar y ya tiene obras y calles deterioradas

Sitramss sin iniciar y ya tiene obras y calles deterioradas

Sitramss sin iniciar y ya tiene obras y calles deterioradas

Con separadores destruidos, baranda de parada de buses y semáforos derribados, así se encuentra parte de la infraestructura del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss), pese a que aún no ha sido inaugurado.

Además, en algunas zonas de la Alameda Juan Pablo II los carriles exclusivos para los buses articulados son ocupados como parqueos y otros se convierten en canchas de fútbol improvisadas.

Las obras del tramo I del Sitramss, que va desde Soyapango hasta Fenadesal, concluyeron en abril. Pero es en esta zona donde el deterioro en la infraestructura es más evidente .

La imprudencia de los conductores, tanto del transporte público como del privado, se ve reflejada en los bloques de cemento que tienen como finalidad que los vehículos particulares y públicos no invadan los carriles de concreto hidráulico para el Sitramss.

La baranda de la estación de bus Amatepec también está dañada, y uno de los semáforos para los buses del Sitramss instalados, recientemente, en esa misma parada, fue derribada por un automóvil, explicaron algunas vendedoras de la zona.

Al respecto, el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, dijo el miércoles, que debido a que las obras terminadas en el bulevar del Ejército aún no han sido entregadas a la cartera, es la constructora la encargada de reparar la infraestructura dañada.

"Una vez que se da por terminada la obra viene un proceso de recepción, son 60 días (plazo), ahí, los técnicos del Ministerio van y revisan, y dan su anuencia (aprobación) para lo que está bien o lo que no", explicó Martínez.

Según Martínez, estas reparaciones no generan ningún gasto o costo extra al MOP.

En la Alameda Juan Pablo II, pese a que las obras que corresponden al II tramo del Sitramss todavía se ejecutan, ya hay separadores destruidos. Los que se encuentran en la zona del hospital Médico Quirúrgico y de la Avenida España son algunos ejemplos.

Calles deterioradas

Desde que inició la construcción del Sitramss, a mediados de 2013, la población de la zona oriental de San Salvador y que transita por el bulevar del Ejército y la Alameda Juan Pablo II, ha tenido que lidiar con los atascos que genera la obra.

Los pocos carriles que ha dejado el Sitramss, desde Soyapango hasta la 33a. Avenida Norte, por el hospital Médico Quirúrgico, se vuelven insuficientes, debido a la cantidad de vehículos que circulan por la zona.

Según datos del Viceministerio de Transporte, (VMT) por el bulevar del Ejército circulan unos 50 mil vehículos diariamente. Un número similar lo hace por la Alameda Juan Pablo II. El bulevar del Ejército se quedó con dos carriles en ambos sentidos, mientras que la Juan Pablo II se redujo a uno o dos en algunas zonas.

Sin dar mayores detalles, las autoridades de Obras Públicas aseguraron que cuentan con un "plan alternativo", que es parte del moderno sistema para disminuir los embotellamientos, sin embargo, los automovilistas viven a diario otra realidad.

Daniel Otero asegura que todos los días se arma de paciencia para transitar por el bulevar del Ejército, de poniente a oriente. Él asegura que el tráfico empieza desde las tres de la tarde y ese se prolonga hasta cerca de las nueve de la noche.

"Cuando llueve, la cosa es peor. No avanza la cola, es una pesadilla vivir en esta zona", afirmó Otero.

El ministro Martínez dijo que existe un plan coordinado del MOP y del Fondo de Conservación Vial (Fovial), y según el funcionario, los automovilistas le han externado que el tráfico en la zona del bulevar del Ejército y la Alameda Juan Pablo II "ha mejorado", incluso si lo comparan con los "grandes atolladeros que habían hace ocho años", comentó.

"Nosotros vamos a continuar transformando la ciudad, para que esta pueda tener un tránsito mucho más expedito", afirmó.

El panorama empeora, en la zona afectada, cuando un vehículo se queda varado por desperfectos mecánicos o cuando llueve.

Otro dolor de cabeza de los automovilistas son las calles en mal estado, llenas de hoyos.

En el bulevar del Ejército, de oriente a poniente, los hoyos, los tragantes sin tapaderas y las cunetas con aguas estancadas hacen que el tráfico sea lento.

Esquivar los baches es difícil para los conductores, ya que la mayoría de los hoyos abarcan casi la mitad de uno de los dos carriles con los que cuenta el bulevar.

Un hoyo, ubicado en las cercanías del hospital Médico Quirúrgico, en la Alameda Juan Pablo II, también provoca que los vehículos circulen a "vuelta de rueda". De poniente a oriente, desde el MQ hasta el Reloj de Flores, solo hay un carril para los automotores particulares.

Entre la 10a. Avenida Norte y la Juan Pablo (por el parque Centenario), la calle aledaña a los carriles exclusivos del Sitramss, que de San Salvador conduce a Soyapango, está sumamente deteriorada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación