Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sitramss a punto de arrancar pero sin superar fallas

La tarifa ya no se anunciará este mes, sino después de la prueba piloto, según el VMT

Los carriles exclusivos del Sitramss, en la Juan Pablo II, son utilizados como tendedero y como área recreativa.

Los carriles exclusivos del Sitramss, en la Juan Pablo II, son utilizados como tendedero y como área recreativa.

Los carriles exclusivos del Sitramss, en la Juan Pablo II, son utilizados como tendedero y como área recreativa.

Comienza la cuenta regresiva para que los buses del Sitramss presten servicio. Sin embargo, antes del inicio programado para la última semana de diciembre, el Gobierno y los operadores del Sitramss deberán esquivar una serie de baches. Uno de ellos es que la flota de unidades que hay en el país sea capaz de responder a la cantidad de usuarios que necesitan transportarse entre Soyapango y la capital.

Según el viceministro de Transporte, Nelson García, la prueba piloto arrancaría con los 37 buses, entre articulados y padrón que hay en el país.

La dinámica será que habrá 186 buses de las rutas actuales que llevarán a los pasajeros para que transborden las nuevas unidades que los transportarán por los carriles especiales del nuevo sistema.

Durante la prueba piloto, el VMT proyecta trasladar un 15 % de la demanda de pasajeros de la zona de Soyapango.

"Los primeros 60 días va a movilizar hasta un promedio de 90 mil personas diarias; luego, a partir del marzo, abril-mayo, el segundo trimestre, vamos a ir doblando el sistema hasta llegar en junio a movilizar los más de 400 mil pasajeros diarios, que va a ser toda una pequeña revolución", dijo el vicepresidente Óscar Ortiz, en la entrevista televisiva Frente a Frente transmitida por TCS ayer por la mañana.

Múltiples dudas

Juan Pablo Álvarez, de Rutas Unidas Salvadoreñas, que aglutina a unidades de Soyapango, Ilopango y San Martín, consideró que las 37 unidades con las que pretenden iniciar la prueba piloto "serán insuficientes".

"Lo que van a hacer es afectar la movilización de las personas, si no satisfacen con el recorrido que esas rutas tienen", explicó Álvarez.

Otro aspecto por solventar y que deben asumir las autoridades es la reestructuración de las 51 rutas actuales en la zona de influencia del Sitramss, las cuales se convertirán en alimentadoras del nuevo sistema.

García solamente comentó, ayer, que lo harán de forma "paulatina" y que iniciarán con las 186 unidades que participan en la prueba piloto.

Uno de los misterios del proyecto estrella del Gobierno es el costo del pasaje.

Ayer el vicepresidente Ortiz también anunció que viajar en el nuevo sistema será gratis por 60 ó 90 días, justo cuando empiece y transcurra la campaña electoral para las elecciones de alcaldes y diputados del 2015.

Los viajes gratis solamente serán por dos meses, luego habrá que pagar. El viceministro García explicó ayer que el valor del pasaje lo anunciarán después de las pruebas piloto y no en la segunda quincena de este mes, como lo habían prometido inicialmente.

Si la prueba dura dos o tres meses, el costo del pasaje podrían darlo a conocer después de marzo de 2015, es decir después de las elecciones.

"La tarifa diseñada actualmente obedece a criterios políticos. Tenemos que verificar rentabilidad aceptable y la prueba piloto definirá los costos de operación", dijo García.

"Medida electoral"

Genaro Ramírez, presidente de AEAS, aseguró que el anuncio de las autoridades sobre la gratuidad del sistema durante la prueba piloto es una "maniobra política", ya que coincide con el período electoral.

"Es una medida política, porque la terminal no está, el centro de control no existe, que el proyecto es un fiasco, pero para congraciarse en este momento político y usando la poca memoria histórica que tienen los salvadoreños en darle gratis (pasaje) y para después cobrarle un dólar...", opinó.

En reiteradas ocasiones funcionarios de Gobierno han manifestado que habrá tarifas diferenciadas en el Sitramss, para beneficiar a algunos sectores como la tercera edad, las personas con discapacidad y los estudiantes. García informó que a este último grupo irán beneficiándolo gradualmente.

El Gobierno busca dar el subsidio al pasaje directamente a a la población y no a los buseros, como actualmente ocurre. Pero en este tema tampoco hay acuerdo entre los actuales operadores y el VMT.

En la Asamblea Legislativa se discute una iniciativa para lograr dicho objetivo, pero esa medida no es aceptada del todo por los buseros a causa de los montos que quieren darles por pasajero transportado.

El Gobierno propone asignarles $0.02 a los microbuses y $0.04 a los buses por pasajero movilizado; pero los buseros quieren el doble.

Aunque los montos están aún en discusión, lo que sí parece estar claro es de dónde saldrá ese subsidio: del Cotrans. Este es el impuesto que se cobra a los que compran gasolina. Por cada galón, $0.10 van al Cotrans. Si embargo, este fondo ha resultado insuficiente para pagar el subsidio actual a los buseros, según el viceministro García.

Según los transportistas, anualmente la recaudación de este impuesto es de entre $35 millones y $37 millones. Para el 2014 el VMT destinó $35.8 millones para el subsidio.

De acuerdo con el estudio elaborado por el consorcio EM&A, sin subsidio el costo real del pasaje es de $0.085. Pero con una tarifa de $0,25 centavos, el subsidio para el Sitramss sería de $70.2 millones. Sin embargo, el Gobierno ha insistido en que aplicarán tarifas similares a las actuales.

"La tarifa no es ninguno de los montos que han dicho; es menor. En algunos (casos) es menos de lo que pagan y (en) otros la diferencia es muy poca", declaró García.

Por ahora, tal y como los prometió el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, el Sitramss será un "regalo de Navidad" en el que los pasajeros viajarán gratis unos tres meses.

Leer más publicaciones en Calaméo

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación