Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sitramss, a prueba y error

Tres de las unidades del nuevo sistema de transporte realizaron la prueba de calibración, lo cual causó problemas de tráfico

La prueba fue entre las 9:00 de la mañana y el mediodía. Habrá más pruebas en horas picos. foto edh / marvin romero.

La prueba fue entre las 9:00 de la mañana y el mediodía. Habrá más pruebas en horas picos. foto edh / marvin romero.

La prueba fue entre las 9:00 de la mañana y el mediodía. Habrá más pruebas en horas picos. foto edh / marvin romero.

A su paso despertaron emociones, comentarios y preocupaciones de todo tipo. Así se puede etiquetar el recorrido que realizaron, ayer por la mañana, los tres buses del Sitramss.

¿No los vio? ¿Le afectó el tráfico? ¿Perdió la paciencia y la gasolina ayer en la Juan Pablo II?.

Esto ocurrió en la prueba de calibración de las unidades, visto desde el interior de una de las unidades (me he subido en la estación frente al hospital Amatepec, en Soyapango).

Primero, el sonido del timbre que indica que la puerta se va a cerrar. Luego, el conteo regresivo: tres, dos , uno... y en seguida el "vámonos".

Inmediatamente, el motorista, un joven colombiano (porque no hay motoristas salvadoreños capacitados), retoma la marcha.

Dos policías en moto, delante del bus, van advirtiendo que ahí viene el Sitramss, esto, por aquello de los distraídos o curiosos que están cerca de los carriles especiales del sistema de transporte.

El bus viaja fluido entre las estaciones del Amatepec y Antekirta, en los carriles contiguos, el tráfico de los vehículos particulares y los buses viejos de transporte público se vuelve lento en ocasiones.

Ir desde la estación Amatepec hasta la de Antekirta le toma un minuto con 37 segundo.

En cada estación, las unidades han hecho paradas por un minuto. Cuando ya el sistema funcione, trasladando pasajeros, este tiempo será variable, de acuerdo con las explicaciones que ha dado el presidente de Sipago, Rodrigo Contreras Teos.

Luego de ese minuto para simular la subida de pasajeros, la unidad retoma la marcha, siempre con esa misma dinámica del conteo regresivo y el "vámonos".

Metros después de esa estación, justo donde terminan los carriles segregados o especiales del Sitramss en Soyapango, las unidades han estado girando para retomar el recorrido en el carril contrario.

Con esta maniobra han querido probar si es posible hacerlo, tanto con los buses padrón como los articulados.

Tras este viraje está el querer evitar que las unidades nuevas vayan a dar la vuelta alrededor de la zona conocida como Diana.

Ahí hay "obstáculo de furgones, tanques con aceite y no es conveniente", ha dicho, ayer, Contreras Teos. Con ello quedan sin valor las palabras del viceministro de Transporte, Nelson García, quien había declarado que durante la prueba piloto las unidades pasarían por ese redondel para continuar el recorrido.

Ayer quedó comprobado que los buses sí pueden dar la vuelta en la zona frente a los centros comerciales de Soyapango.

Lo que queda pendiente es ¿cómo será la dinámica para que los pasajeros aborden las unidades en esa zona?

Contreras Teos comenta que el Gobierno deberá construir una parada provisional en ese punto, la cual podría ser de bajo costo para evitar licitar la obra.

Tres, dos , uno... "vámonos". El bus inicia otra vez el viaje, desde el inicio de los carriles segregados en Soyapango hasta la estación frente al hospital MQ. Son 6.4 kilómetros. Las unidades ayer viajaban a una velocidad promedio de 40 kilómetros por hora.

Y tardaban en hacerlo entre 15 a 25 minutos. Esto depende del servicio que harán, expreso, normal parando en todas las estaciones o semi expreso , deteniéndose en algunas de las estaciones.

Desde Soyapango hasta la zona del Reloj de Flores, las unidades circularon sin mayores contratiempos. Pero la situación toma un matiz , en la zona de la Terminal de Oriente, en donde hay mayor tráfico de personas y vehículos.

Varios agentes de Policía, ubicados entre la estación del Sitramss y el Reloj de Flores, debían regular el tráfico por el punto del redondel, además de apresurar o detener a los peatones, algunos que incluso iban cargando bultos o a paso "desestresado".

En al menos una ocasión, los motoristas de los buses nuevos compartieron los carriles con los vendedores que halaban sus carretas con mercadería. El bus viajaba hacia el poniente y la carreta hacia oriente.

En el cruce entre la Juan Pablo II y la 8a. Avenida Norte, cerca del Parque Centenario, el bus del Sitramss ha tenido que parar la marcha debido a que el semáforo de ese punto estaba dando paso al tráfico de la avenida.

Este es otro de los obstáculos o pendientes que quedaron al descubierto en la "prueba de calibración", como le llaman a los recorridos de los tres buses hechos ayer.

"El plan de semáforos tendría que estar listo al comenzar la prueba piloto (ya con pasajeros y viajando gratis) y todos los semáforos tienen que estar coordinados", ha comentado Contreras Teos, tras ver las dificultades que enfrentaron ayer en este aspecto.

En la Juan Pablo II, el tráfico en los carriles colaterales fue lento; especialmente en el tramo entre el MQ y el parque Centenario. También hubo desorden en el recorrido de los buses de las rutas actuales que pasan por esa zona. Algunos motoristas optaron por evadir el tráfico e "ingeniarse un recorrido", otros se resignaron a entrar a la fila del congestionamiento.

En más de una ocasión se escuchó que desde el congestionamiento, algún automovilista, o quizá varios, le pitaron la ... tres veces a los buses del Sitramss que pasaban cerca de ellos. En las estaciones, soldados o guardias eran los únicos que estaban cuando los buses llegaban. Han estado ahí desde hace algunas semanas, esto, debido a los daños que ha tenido la infraestructura del moderno sistema de transporte y por el cual el Gobierno ha hecho un préstamo de $45 millones.

Ya casi va terminando el recorrido. La próxima estaciones la del MQ. Pero antes de llegar ahí el motorista debe parar en las intersecciones para darle paso quienes cruzan por las avenidas e incluso a los vendedores en carretilla que también pasa por esos puntos.

Al terminar la prueba, han sido estos vendedores quienes se han quedado circulando de forma holgada por esos carriles.

¿Vera de nuevo esos buses en las pruebas de calibración? La respuesta es sí, dos o tres veces más ha dicho Contreras Teos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación