Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sitramss iniciará plan piloto a prueba y error

El viceministro Nelson García aseguró que habrá circulación "mixta" durante plan piloto

En la Juan Pablo II, los carriles son utilizados por el transporte público y particular. foto edh / MAURICIO CÁCERES.

En la Juan Pablo II, los carriles son utilizados por el transporte público y particular. foto edh / MAURICIO CÁCERES.

En la Juan Pablo II, los carriles son utilizados por el transporte público y particular. foto edh / MAURICIO CÁCERES.

A prueba y error. Así inicia mañana el plan piloto del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss).

A estas alturas, Sipago solo tiene 37 unidades de las 225 que necesita. Además, el gobierno aún no reestructura las 51 rutas de Soyapango, Ilopango y San Martín para que no compitan con "el moderno sistema". Tampoco está lista la terminal de Integración ni los patios y talleres ubicados en un predio de Fenadesal.

Los usuarios también desconocen cuánto costará subirse a las unidades articuladas.

El viceministro de Transporte, Nelson García, insistió ayer en un programa radial que el plan piloto permitirá calcular con "exactitud" los costos operativos del sistema y, finalmente, se "ajustará" la tarifa.

Según el calendario de operación del plan piloto, presentado por el VMT y la Unión de Empresas Sipago-Subes, el costo de la tarifa se dará a conocer hasta después de las elecciones de alcaldes y diputados a realizarse el 1 de marzo.

"Se le ha planteado a la actual Secretaría Técnica (pliego tarifario) y ella nos ha pedido verificar cada uno de los aspectos de los costos operativos de todo el sistema", respondió García, cuando se le preguntó por qué la tarifa se dará a conocer después de las elecciones.

Durante el programa radial, García anunció que el paso vehicular por la zona Sitramss no será restringido durante la prueba piloto. El funcionario afirmó que el tránsito vehicular por la zona será "mixto".

"A partir de las nueve empiezan las pruebas. En la tarde, a las tres termina, y en la hora pico, a la hora más complicada, serán utilizados por los particulares, tal y como está en la primera y en esta segunda fase", aclaró.

El vicetitular de Transporte no explicó si ya cuentan con un plan de vías alternativas para los vehículos particulares cuando no puedan ocupar las vías exclusivas del Sitramss.

Plan de seguridad

Aunque no explicó si existe un plan de tráfico, sí adelantó que tienen un plan de seguridad que fue elaborado junto con la Policía Nacional Civil (PNC), el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y la empresa privada (Sipago, Subes y SI99). Además, aseguró que el Ejército "colaborará" cuidando las estaciones de buses.

En esta etapa, cerca de 316 agentes de la Policía Nacional Civil darán seguridad en las paradas de buses, dentro de las unidades articuladas y en las intersecciones.

"Esto irá disminuyendo en la medida que las etapas vayan transcurriendo, de tal manera que en la segunda etapa tendremos, nada más, el 70 % (de personal), que serán 221. En una tercera etapa se reduce al 50 %, vamos a tener 158", explicó.

A partir de la cuarta fase cuando inicie totalmente el sistema, dijo el funcionario, quedará un equipo integrado de forma permanente para el Sitramss. Este lo integrarán la PNC de Tránsito, con un promedio de 95 agentes, y 46 gestores de tráfico que estarán en las intersecciones de todo el corredor del Sitramss. Esta vía inicia en Soyapango, por la zona de los Centros Comerciales, y termina en la 33a. avenida Norte, por el hospital Médico Quirúrgico.

Otras 20 personas "orientarán" al usuario sobre cómo utilizar la tarjeta prepago. También ayudarán a las personas de la tercera edad y a los que tienen alguna discapacidad para abordar las unidades.

"Hay toda una coordinación del Estado para garantizar que el sistema funcione tal y como debe ser", aseveró García.

El funcionario reiteró que de forma gradual irán "desalojando" el bulevar del Ejército, ya que el plan contempla que las rutas que funcionen como alimentadoras del sistema ya no lleguen al centro de San Salvador.

García aseguró que ya adquirieron unos terrenos en Ilopango, en donde estará la terminal de Oriente. El objetivo es que todas las rutas de la zona oriental del país lleguen a ese lugar, este se convertirá en otro punto de transbordo.

"Ahí también va a haber un punto de transferencia para los buses articulados, para que el ciudadano llegue, se tome un bus, y salga hacia el Sitramss", acotó. El viceministro no dijo con exactitud cuándo estará listo este predio.

El secretario de Sipago, Rodrigo Contreras Teos, comentó ayer, vía telefónica, que los buses articulados saldrán desde la zona de los centros comerciales de Soyapango.

Los buseros de Sipago y las autoridades han evitado informar dónde están los buses articulados y los padrón, pese a que en reiteradas ocasiones se les ha cuestionado al respecto.

El viceministro mencionó que han considerado instalar pasarelas para los peatones del bulevar del Ejército y la Juan Pablo II, que les permitan llegar a las estaciones.

Una de las pasarelas que ya está diseñada y construyéndose estará ubicada por la parada de Antekirta, explicó el vicetitular de Transporte.

No obstante, admitió que debido al insuficiente espacio en los tramos por donde pasará el Sitramss, no se podrán instalar pasarelas en todas las paradas de buses, ya que "requieren un terreno bastante amplio", agregó.

"Donde se pueda hacer será accesible, donde no tendremos siempre los semáforos que ya están establecidos, que son 85, si no me equivoco", afirmó.

Mientras las autoridades y el grupo de buseros agremiados en Sipago aseguran tener todo listo para iniciar esta primera fase, los transportistas de gremiales como ATP, AEAS y Rutas Unidas Salvadoreñas han dicho que presentarán un recurso ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por considerar inconstitucional el megaproyecto del Gobierno.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación