Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Sitramss fracasó desde el inicio, dice experto en tráfico vial

El ingeniero Eric García señala varios "puntos críticos" y errores técnicos en diseño del megaproyecto del gobierno

El Sitramss fracasó desde el inicio, dice experto en tráfico vial

El Sitramss fracasó desde el inicio, dice experto en tráfico vial

El Sitramss fracasó desde el inicio, dice experto en tráfico vial

La polémica y quejas han estado a la orden del día a raíz de la construcción del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss). A estas voces se suman las críticas técnicas del ingeniero Erick García, máster en Tráfico, Planeación y Transporte, graduado de la Universidad de Leeds, Inglaterra.

García señaló que el Sitramss cuenta con errores técnicos que lo llevarán al "fracaso" y cuya ejecución tiene estrategias "fallidas". A continuación se enumeran señalamientos de este ingeniero, quien tiene 18 años de ejercicio profesional y ostenta también una maestría en Hidrogeología, de la Universidad Hebrea, de Jerusalén; y otra en Administración de Empresas, de Fepade.

Un estudio mal hecho

¿Alguna vez fue víctima de los atascos en el Bulevar del Ejército, la Alameda Juan Pablo II y las vías alternativas?

El especialista expone que el caos vehicular es solo el inicio de un proyecto que tuvo como base un "estudio mal hecho".

En 2011, el Gobierno a través de el Viceministerio de Transporte (VMT) le adjudicó al Consorcio Acciona Ingeniería -TTC-Escallón Morales (EM&A) un estudio de factibilidad para el Sitramss, que incluye cuatro tomos, 26 anexos con planos, mediciones y presupuestos, y una memoria. El costo de elaboración de este estudio fue de $1,267,037.

"¿Cómo empieza el principio del fracaso del Sitramss?, primero obviaron (en el VMT) muchas recomendaciones de estudios que soportaban realmente de manera técnica cuáles eran las mejores opciones para ejecutar este proyecto", argumentó García, quien ha sido consultor del BID, PNUD y Banco Mundial.

Sin embargo , el ingeniero no se refiere al estudio elaborado por el consorcio EM&A.

"Hay dos grandes estudios, el de peso es el estudio de viabilidad y diseño preliminar del eje principal del transporte masivo, realizado por Fosep (Fondo Salvadoreño para Estudios de Preinversión) y que lo realizó una de las mismas empresas que participó en el diseño final de este proyecto", explicó.

También, en 2010, un consorcio integrado por las empresas Epypsa (de España), C. Lotti & Associati (Italia), y León Sol (El Salvador), elaboró el estudio del Plan de Desarrollo Territorial para la Subregión Metropolitana de San Salvador.

El estudio contiene la propuesta de Rutas de Gran Capacidad para el futuro Sistema Integrado de Transporte Público Metropolitano; y tuvo un costo de cerca de un millón de dólares.

En 2009 el alcalde capitalino Norman Quijano había comenzado a trabajar un proyecto de transporte para descongestionar el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS) a mediano plazo. Lo denominó Metrobús.

Pero el gobierno presidido por Mauricio Funes no permitió que el proyecto prosperara y presentó su propuesta, llamada Sitramss.

El tramo presentado por el Ejecutivo contempla una sola ruta que inicia en la terminal del Sitramss, ubicada en la Avenida Rosario Sur de Soyapango, y llegará hasta la 33a. Avenida Sur, por el hospital Médico Quirúrgico, en la Alameda Juan Pablo II.

"Uno de los principales errores que cometieron las autoridades de Obras Públicas (MOP) y del Viceministerio de Transporte (VMT) fue cambiar la ruta inicial del proyecto", afirmó García.

García alegó que la ruta tuvo que ser desde Soyapango, pasando por el Bulevar del Ejército, la avenida Independencia, la calle Rubén Darío, la Alameda Roosevelt hasta la Manuel Enrique Araujo.

"Las mejores experiencias a nivel mundial es alimentar el centro histórico de un excelente transporte público, retirar en la medida de lo posible el transporte privado de esa zona", afirmó.

Pero en El Salvador esa lógica no funcionó. "Con el Sitramss cruzando la Alameda Juan Pablo II, el tráfico privado se volcará al centro histórico", dijo García.

Menos espacio para el tráfico privado

Por el Bulevar del Ejército circulan cerca de 50 mil automotores diarios; mientras que por la Juan Pablo II lo hacen 41 mil 470, según las estadísticas del VMT.

Con la construcción del Sitramss, las arterias para el tráfico privado se redujeron en un 50%, o más en algunos puntos.

"La infraestructura del Sitramss ya está poniendo en apuros a los automovilistas, especialmente los que circulan por la Alameda Juan Pablo II, donde los carriles pasaron de tres a uno en ambos sentidos", expone el experto.

Luego añade: "Si sabemos que dos carriles (en Bulevar de Ejército) y uno en la Juan Pablo no dan abasto ahorita, mucho menos van a satisfacer la demanda en 20 años", advierte.

El Bulevar del Ejército pasó de tener tres carriles a dos en ambos sentidos. García expone que eliminar el arriate central habría disminuido un poco los congestionamientos en esa importante zona industrial y logística del país.

Pero esta alternativa, aunque estuvo escrita en los estudios de factibilidad como el de EM&A, no fue aplicada por el VMT.

"Quitando el arriate le hubiera dado más espacio, claro que sí. San Salvador tiene dos corredores naturales de movilización, toque cualquiera de esos dos y usted afecta toda la movilidad de oriente a poniente, y viceversa", expone.

Ubicación de la terminal y parada de buses

Recientemente, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) canceló el contrato con la empresa mexicana que construía la terminal del Sitramss en Soyapango, cuya infraestructura quedó con un avance del 51%. Las autoridades aseguraron que contratarán a otra empresa para que finalice la obra.

El especialista en tráfico y transporte califica de "crítica" la ubicación de la terminal de Integración en Soyapango y la falta de una parada de buses frente a los centros comerciales de esa zona.

Las razones del ingeniero son que los centros comerciales de esa zona son visitados, en promedio, por 50 mil personas al día. Con base en esas cifras considera un grave error que la parada de buses fuera obviada en este punto y ubicada frente a la colonia Antekirta, ya que en esa zona no habrá mayor demanda de usuarios.

"Usted no va a colocar una parada en medio de la nada, como la de Antekirta. Cuando no tengo una parada frente a los comercios y obligo a la gente a caminar cerca de 200 o 300 metros hasta la terminal de Integración, en medio de lluvia, y sin darle las facilidades a los peatones para movilizarse", explicó.

García añadió que los empresarios de la zona propusieron construir la estación frente a los centros comerciales, además de un paso peatonal exclusivo, para conectar los establecimientos con la terminal, pero que la iniciativa fue rechazada por el VMT.

"Esto afectaba sus tiempos (VMT), fue una de las respuestas que dieron, y que eso ya estaba así", declaró el ingeniero.

El estudio del Consorcio EM&A consideró colocar un semáforo en el Bulevar del Ejército y la Avenida Rosario Sur, en Soyapango, para darle paso a los buses que salen de la terminal de Integración y se incorporan al bulevar.

García recuerda que en esa misma esquina del centro comercial había un semáforo, el cual fue eliminado para facilitar el paso vehicular y los giros en esa zona.

"Y ahora vienen, y van a estar parando todo el tráfico que viene de oriente para permitir que los buses crucen. No es lo más lógico", comentó.

En esta intersección, el tráfico vehicular es pesado en horas pico. García estimó que el semáforo empeoraría el flujo de vehículos en la zona.

Pocos retornos

El Sitramss también es un problema para los que quieran hacer retornos en el bulevar del Ejército. Los pacientes del hospital Amatepec serán los más afectados, según García.

En la Juan Pablo II el problema es menor, dice García. Pese a que el retorno para accesar al hospital Médico Quirúrgico está cerca, el tráfico en la zona será el verdugo de los pacientes de este nosocomio.

"Están ahogando la principal zona logística y la principal zona industrial del país, no de San Salvador", opina.

En mayo, el viceministro de Transporte, Nelson García, culpó de "muy deficiente" el estudio del Sitramss elaborado por el consorcio EM&A, y lo señaló como el culpable de los atrasos que ha tenido el proyecto.

Inicialmente el Sitramss estaba programado para iniciar en febrero de 2014; pero la fecha se ha ido posponiendo y aún no hay un plazo firme para que arranque el proyecto, aunque el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, prometió que todo el Sitramss estaría listo para diciembre de este año y que sería como un "regalo de Navidad".

El Estado adquirió un préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de $45 millones para la infraestructura del Sitramss.

Puntos críticos en la ruta del Sitramss
Publish at Calameo or read more publications.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación