Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

SITRAMSS en camino de reducir el Parque Infantil

Con el proyecto se pierde 4.30 % del espacio de recreo

No sólo se reduce el espacio de esparcimiento, sino también se reduce la vegetación y se afectan varias especies de animales. La empresa y el VMT tienen compromiso de sembrar árboles y mejorar el trencito, entre otros. Foto EDH / Omar carbonero

No sólo se reduce el espacio de esparcimiento, sino también se reduce la vegetación y se afectan varias especies de animales. La empresa y el VMT tienen compromiso...

No sólo se reduce el espacio de esparcimiento, sino también se reduce la vegetación y se afectan varias especies de animales. La empresa y el VMT tienen compromiso de sembrar árboles y mejorar el trencito, entre otros. Foto EDH / Omar carbonero

Las láminas que fueron colocadas ayer alrededor del Parque Infantil, ubicado sobre la Juan Pablo II y la 5a. Avenida Norte, de la capital, anunciaron el inicio de la construcción de una estación de abordaje del Sistema Integrado de Transporte de San Salvador (Sitramss), pero también un nuevo proceso de reducción del histórico y popular espacio de diversiones.

El parque cubre un área de entre cinco a seis manzanas de terreno.

A través de un comunicado de prensa la Secretaria de Cultura (Secultura) explicó que las obras del Sitramss se llevarán a cabo en la entrada del parque sobre la Alameda Juan Pablo II, en una franja de terreno equivalente al 4.30 % del área del parque, en un ancho aproximado de 12 metros a partir de la línea de construcción del mismo.

A primeras horas del día, un grupo de empleados involucrados en este proyecto del Viceministerio de Transporte (VMT) fueron captados inspeccionando las estructuras del interior del parque que serán retiradas a efecto de llevar adelante los trabajos, entre ellas el monumento a la madre y otros que fueron instalados en 2012 con financiamiento de Unicef para recrear la obra El Principito.

Como parte de los trabajos de construcción de la terminal de abordaje del Sitramss llevarán a cabo el desmontaje de la valla perimetral existente y muros de contención. Además, realizarán obras de terracería, reubicarán postes de energía eléctrica, demolerán aceras y arriates.

Los trabajos que forman parte de la tercera etapa del segundo tramo del carril segregado del nuevo sistema de transporte, también darán pie a la tala de 140 árboles, según datos de la comuna capitalina.

El Parque Infantil, que fue inaugurado el 12 de octubre de 1892, con el nombre de Campo de Marte y en un terreno de 16 manzanas que pertenecían a la finca Guadalupe, ha venido perdiendo terreno a través del tiempo.

De acuerdo con los datos que la Secretaria de Cultura mantiene en su página oficial en Internet, la misión del parque es proporcionar a la población y especialmente a la niñez un espacio de esparcimiento, recreación al natural y educación con valores, así como contribuir a la educación no formal a través de actividades socioculturales y ambientales.

La Secretaría de Cultura señala que las obras del Sitramss fueron avaladas por esa institución en la Resolución No. SS - 0522012 de fecha 1 de octubre de 2012. Estas fueron condicionadas a que el parque fuera objeto de "obras de compensación".

En base a la información dada por la institución, de cara a la reducción de la zona de recreo, hay un compromiso de que le construyan al parque un nuevo acceso peatonal, se invierta en mejorar la línea férrea del tren y en darle mantenimiento.

Además, se construirá un edificio de dos niveles que albergará en la planta baja una sala de interpretación para dar a conocer al visitante los orígenes e historia como antiguo Campo de Marte. En el segundo nivel ubicarán oficinas administrativas.

También construirán servicios sanitarios para hombres y mujeres, instalarán 17 nuevas lámparas alrededor del parque, e instalarán un nuevo tapial para brindar mayor seguridad a las instalaciones.

Las autoridades de la Secretaría argumentan que los efectos sobre la cobertura vegetal del área a intervenir, ha sido evaluada y autorizada por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, junto con la alcaldía de San Salvador.

"En compensación se plantarán 1,020 árboles en los arriates centrales y laterales del corredor vial, de especies similares a los que serán afectados", cita el comunicado institucional.

Sin embargo, José Mauro Arévalo Villatoro, secretario general del Sindicato de la Secretaría de Cultura, reiteró su pesar con respecto a que el parque volverá a perder espacio luego que la cartera de Medio Ambiente y la comuna capitalina dieran los permisos correspondientes.

El sindicato perdió apoyo en la lucha por evitar que mutilaran el parque y se perdiera vegetación.

"Lo que hemos pedido es que si va a haber una inversión millonaria en la construcción de eso también se tome en cuenta las mejoras que se deben hacer al parque como tal. Una de las cosas que prometieron es que iban a dar el espacio que antes era de Hacienda", dijo Arévalo Villatoro, tras señalar que a estas alturas ninguna de las instituciones se hace cargo de garantizar que se harán las obras de compensación.

"Nadie está con el fin de salvaguardar el parque como tal. Eso es lo menos importante dentro de todo su proyecto", advirtió el sindicalista.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación