Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sipago sin concretar el crédito de los buses articulados

Sipago informó que solo han firmado un precontrato con el banco. El dinero es para comprar los buses.

La compra de los buses articulados y padrones del Sitramss dependerá de que se cobre exclusivamente con la prepago.

La compra de los buses articulados y padrones del Sitramss dependerá de que se cobre exclusivamente con la prepago.

La compra de los buses articulados y padrones del Sitramss dependerá de que se cobre exclusivamente con la prepago.

Los buseros de Sipago aún no firman el préstamo con el banco de Brasil por $48 millones que necesitan para comprar los 60 buses articulados y los 130 padrones que usarán en el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss).

Según el presidente de la empresa Sistema Integrado Prepago (Sipago), Miguel Castañeda, solo han firmado un precontrato con el Banco de Desarrollo de Brasil (Bndes).

Consideró que el precontrato es una muestra de "buena voluntad" de Sipago hacia el banco brasileño, quien le pagará a las empresas que fabrican los buses, la Marco Polo y la Volvo.

"Se establece la condición de un precontrato para mostrar la voluntad, pero de ahí existen otros requisitos, como establecer el modelo financiero, el fideicomiso, que es la garantía legal, y la tarjeta prepago", dijo Castañeda.

Ayer el transportista y miembro de la Mesa Nacional de Transporte criticó el decreto legislativo que permite el pago mixto del pasaje, en efectivo y con la prepago.

La preocupación de los transportistas agremiados en Sipago es que no se llegue a concretar el préstamo con el banco brasileño, y ponga en riesgo la compra de las unidades.

"Bndes es el que estableció el crédito con nosotros, ese crédito no se concreta si no es que el fideicomiso empieza a recibir el dinero de la tarjeta prepago. Para ellos es igual que cualquier banco local", dijo.

Castañeda reiteró que en diciembre y enero vendrán las primeros buses articulados y padrones. Pero si solo es un precontrato, ¿cómo es que ya enviarán los primeros buses?, se le preguntó.

Castañeda respondió: "Es normal en una negociación internacional. Ellos necesitan una seguridad que va a hacer el negocio, por eso digo que lo que está haciendo la Asamblea es un mal mensaje".

Al cuestionarle sobre si el segundo envío de buses estaría en peligro si se llegara a aprobar la medida de la Asamblea, respondió: "Mire, lo que estamos tratando de ver es qué le metemos más a la tarjeta para que el usuario se sienta bien, promociones y beneficios sociales".

Añadió que con la prepago también busca brindar un seguro de daños a terceros opcional, pero que aún no hay acuerdo con las aseguradoras.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación