Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sindicatos se vuelcan contra el gobierno del FMLN

En años anteriores acompañaron las iniciativas del FMLN cuando éste era oposición

Ante la negativa del ministro de Seguridad y Justicia, Benito Lara, de firmar el contrato colectivo, los sindicalistas de Centros Penales, controlan las entradas de los reclusorios en el país.

Ante la negativa del ministro de Seguridad y Justicia, Benito Lara, de firmar el contrato colectivo, los sindicalistas de Centros Penales, controlan las entradas de los reclusorios en...

Ante la negativa del ministro de Seguridad y Justicia, Benito Lara, de firmar el contrato colectivo, los sindicalistas de Centros Penales, controlan las entradas de los reclusorios en el país.

Varios sindicatos y gremiales de médicos, de maestros, de trabajadores y excombatientes que años atrás acompañaron al entonces partido de oposición: FMLN, para protestar contra los gobiernos de turno, ahora han dado un paso atrás ante el gobierno de Salvador Sánchez Cerén y están realizando todo tipo de actividades de presión, debido a que, según los sindicalistas, el gobierno efemelenista no les ha cumplido con sus diferentes y particulares demandas.

En ese afán están los médicos del hospital Rosales, del hospital Zacamil, los maestros aglutinados en Bases Magisteriales y Simeduco, y los excombatientes de la Fuerza Armada como del FMLN.

Más recientemente realizaron protestas los trabajadores del Ministerio de Gobernación y sus diferentes dependencias, como la Dirección General de Correos y el Diario Oficial, y el sindicato de centros penales, que mantiene restringido el acceso a los centros penitenciarios del país.

Los médicos del Rosales denuncian problemas de infraestructura, falta de medicamentos para los pacientes y de equipos y aparatos de control de signos vitales en máxima emergencia.

Aparte de la no rehabilitación de estructuras físicas en las áreas de emergencia, cuidados intensivos y de salas de operaciones, según Alcides Gómez, quien es miembro del Sindicato de Médicos del Hospital Rosales.

Los médicos también han denunciado que no hay un refuerzo económico para alimentación de los trabajadores que hacen turnos de más de ocho horas de trabajo.

Alcides Gómez, junto al ahora diputado del FMLN Guillermo Mata y Ricardo Cea, director del ISSS, coordinaron las masivas marchas de médicos conocidas como "marchas blancas", las cuales inclusive fueron acompañadas en algunas ocasiones por los dirigentes del FMLN, Schafik Jorge Handal (fallecido), y Salvador Sánchez Cerén, actual Presidente de la República (ver fotografía).

El Sindicato de Médicos del Rosales realizó recientemente un paro parcial de labores, pero fue declarada ilegal por la Corte Suprema de Justicia; sin embargo, siguen denunciando las deficiencias del hospital y la falta de respuesta del gobierno de Sánchez.

"Hace unos diez, doce años nos opusimos a las políticas de salud como la privatización de los servicios de salud, era un tipo de gobierno, hoy tenemos otro tipo de gobierno. Como los individuos llegan al poder, quieren que todo el mundo le haga la genuflexión y le diga: 'usted siempre tiene la razón'. Nosotros como médicos no vamos a admitir realidades que no son las que nosotros vivimos todos los días en el hospital Rosales", argumenta Gómez, quien asegura que la lucha de los médicos continuará.

Similares denuncias y paro de labores han realizado en varias ocasiones los galenos del hospital Zacamil, que se quejan de las pésimas condiciones de trabajo y de atención a los pacientes.

El sector de maestros, especialmente los aglutinados en Bases Magisteriales y Simeduco, también han salido a las calles a protestar contra el Gobierno y a exigir que les cumpla con el escalafón, con la asignación de los presupuestos escolares y a denunciar las malas condiciones de infraestructura en las escuelas, la inseguridad de los alumnos y la amenaza a profesores por la delincuencia y las pandillas.

Además exigen el cumplimiento de la Ley de la Carrera Docente, un decreto de retiro digno para los maestros que han cumplido la edad para jubilarse o que están con enfermedades terminales.

"Yo quisiera que ellos reflexionen, tanto el Presidente de la República, que fue profesor. A este gremio no lo pueden seguir maltratando así como lo maltrataron los gobiernos de derecha. La conducta del señor presidente hoy es la misma cuando fue ministro de Educación, así, pasó por el Ministerio de Educación como dicen los maestros: sin pena ni gloria", asevera Paz Zetino Gutiérrez, secretario general de Bases Magisteriales.

Los mentores marcharon en septiembre de este año exigiendo sus demandas al gobierno del FMLN y tienen preparado para el próximo 13 de noviembre otra actividad de mayor envergadura.

"La marcha va a dirigirse hacia Casa Presidencial, porque es bien complicado que siendo el Presidente un profesor de escuela pública ahora esté tratando al magisterio de la manera que lo está haciendo. La intención es comenzar a presionar directamente al profesor Sánchez Cerén, se supone que él conoce no solo los problemas de los profesores, sino de las escuelas que tienen techo dañado, problemas de muros perimetrales, en fin, problemas de infraestructura", dijo Mario López, de Bases Magisteriales y otrora dirigente afín al FMLN.

Los excombatientes también desarrollan su propia lucha contra el gobierno de Sánchez Cerén, que no les ha cumplido con la dotación de tierras, créditos agrícolas, vivienda y programas de reinserción laboral. Pero la dirigencia del FMLN no se hace cargo de lo que le prometió al sector el anterior gobierno de Mauricio Funes-FMLN, según denuncian.

"En una última reunión con la comisión política del FMLN, lo que nos dijeron era que esa situación del censo y de las promesas las hizo el otro gobierno que pasó, encabezado por Mauricio Funes, eso fue un compromiso de Funes, pero este Gobierno y del partido no hay ningún compromiso, esa fue la respuesta", dijo Daniel Hernández, dirigente de los veteranos del FMLN.

El exguerrillero asegura que las demandas de su sector son legítimas, porque quedaron plasmadas en los Acuerdos de Paz y no tienen nada de fines políticos. "Los problemas de la sociedad no tienen color político. La realidad de nosotros es una realidad que la hemos sentido en los gobiernos de ARENA y ahora la sentimos más cruel porque son los compañeros del FMLN que anduvieron con nosotros allá (en las montañas), que nos dieron órdenes para ir a matar", lamenta.

Mientras, el Sindicato de Trabajadores de Centros Penales mantiene control de las entradas y salidas de las penitenciarías del país, en exigencia de la firma del contrato colectivo. Ayer en la mañana, ante el bloqueo del portón principal del penal de Mariona, familiares de presos bloquearon la calle en protesta contra la medida de sindicalistas, lo que originó congestionamiento en la zona.

"Sea el Gobierno que sea, una vez se haya comprometido a negociar el contrato colectivo, le vamos a exigir que respete lo acordado con los trabajadores... la exigencia es la misma, no es cuestión política", manifestó Porfirio Pérez Monge, directivo de dicho sindicato, quien aseguró que la medida durará hasta que el ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara, les cumpla la promesa de firmar el contrato colectivo.

El ministro Lara dijo ayer que no negociará bajo presión y que siguen revisando la demanda, pues lo que piden para mejora salarial quintuplica la asignación a dependencias como Migración.

Los sindicalistas y gremiales aseguran que no bajarán la guardia ni las medidas de presión contra el Gobierno del FMLN. Inclusive, los excombatientes aseguran que realizarán acciones futuras que "darán la vuelta al mundo". Y los maestros advierten un cierre del año lectivo con una marcha masiva, pero también todo "un clima de conflictividad desde el día cero, que es el día de la inauguración del año escolar del 2015", según anticipó Zetino Gutiérrez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación