Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sindicato advierte que reforma de pensiones es inconstitucional

El comité laboral Comtradefop expresó que de aprobarse la reforma como está se violarían cuatro derechos constitucionales.

Una de las principales dudas que se presentan con el sistema mixto que propone el Estado es cómo se realizará el pago de los actuales pensionados.

Una de las principales dudas que se presentan con el sistema mixto que propone el Estado es cómo se realizará el pago de los actuales pensionados. | Foto por archivo

Una de las principales dudas que se presentan con el sistema mixto que propone el Estado es cómo se realizará el pago de los actuales pensionados.

El Comité de Trabajadores en Defensa de los Fondos de Pensiones de El Salvador (Comtradefop) advirtió que la Reforma a la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones viola varios derechos constitucionales como el derecho a la libertad económica, de propiedad, a la seguridad social y a la igualdad.

Esto lo respalda el abogado de Comtradefop, Enrique Anaya, indicando que con esta reforma el Gobierno estaría logrando una apropiación de la mayoría de los ahorros que cada trabajador tiene en su Cuenta Individual de Ahorro para Pensiones (CIAP).

El comunicado emitido por el comité laboral estipula que “para trata de sorprender a los trabajadores, el Gobierno llama a dicha apropiación “traslado”, pero llámese como se llame significa que el Gobierno se apropiará de los ahorros de cada trabajador, ya sea que traslade parte de sus ahorros o se traslade todo el saldo de la cuenta de ahorro para pensiones”.

Entre los derechos constitucionales violentados por la reforma está el derecho a la igualdad, los miembros de Comtradefop hicieron hincapié en este punto, debido a que, según el decreto de la reforma, quienes ganen menos de dos salarios mínimos pasarán al sistema de reparto, pero el problema es que según el cociente utilizado para calcular el traslado (dos salarios mínimos sobre el último sueldo registrado), una persona con un ingreso mayor a dos salarios mínimos estaría aportando menos fondos de sus ahorros que una persona que gane menos de esa cantidad.

En cuanto a la seguridad social, en el documento de la reforma, en el artículo 232-D, se establece que “las pensiones fijas de vejez, invalidez total e invalidez parcial serán establecidas anualmente por el Ministerio de Hacienda en la Ley de Presupuesto General del Estado, tomando en cuenta la variación relativa del Índice de Precios al Consumidor y los recursos disponibles del Gobierno Central”. Actualmente la pensión mínima es de $207, pero según este artículo, esta cifra puede cambiar cada año y dependerá de los recursos que tenga el Gobierno cada año.

Es por esto que el sindicato advierte que si se aprueba la reforma de pensiones sin previa consulta, ellos publicarán en los periódicos un formato de demanda de amparo para que cada trabajador lo llene con sus datos, lo firme y pueda presentarla ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ); de igual manera, explicaron que presentarán una demanda de inconstitucionalidad.

Para Comtradefop, la reforma al sistema de pensiones, anunciada por el Gobierno, “no está dirigida a proteger al trabajador, sino a paliar, durante el corto plazo, la necesidad de dinero que tiene el Gobierno mismo, por la crisis fiscal que han reconocido”.

El Comité exige que cualquier reforma al sistema de pensiones debe estar destinado a “superar los retos de sostenibilidad, cobertura y suficiencia de las pensiones”, pero consideran que no se debe utilizar para que el Estado solucione un problema fiscal.

Por su parte, el nuevo presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, Javier Steiner, dijo al respecto que el problema no es el actual sistema de pensiones sino la dificultad económica que tiene el país para pagar sus compromisos. “Ahí es donde tendríamos que tener el debate”, señaló.

De acuerdo con el representante empresarial, en vez de estar discutiendo si el sistema previsional es bueno o malo, se debería poner en debate tres puntos importantes para mejorar las finanzas públicas: una ley de responsabilidad fiscal, una verdadera política de austeridad y una estrategia para incrementar los ingresos a través de una base tributaria más amplia y la atracción de inversión. Destacó que la Cámara de Comercio defenderá siempre los ahorros de los trabajadores, que han logrado sobre la base de su esfuerzo. “Los trabajadores tienen que estar pendientes, alertas de lo que hagan con sus ahorros”, les instó. Agregó que no cree que la Asamblea Legislativa sea la instancia idónea para discutir el tema. “Si fuera un tema técnico, tendría que haberse discutido en una instancia fuera de la política”, dijo.

La Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos) también opinó que “el sistema de pensiones no es la causa del problema fiscal del país y, como sociedad, El Salvador debería buscar una solución a sus problemas fiscales de forma integral”.

Reiteraron que esa Asociación ya ha presentado al Estado un análisis en donde se demuestra que un sistema mixto, como se plantea en el proyecto de decreto, es insostenible financieramente y no aumentará la cobertura ni mejorará el monto de las pensiones.

Asafondos aseguró que el sistema de pensiones actual es el único sostenible y no está en crisis. Este cuenta con ahorros por más de 8,500 millones de dólares que pertenecen a 1.8 millones de trabajadores y que es el respaldo para el pago de las pensiones actuales y futuras. De hecho, ha sido capaz de financiar las pensiones a cargo del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y el Instituto Nacional de Pensiones para Empleados Públicos (INPEP).

Asimismo criticaron que, a la fecha, se desconoce el estudio actual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que, según el Ministerio de Hacienda, iba a servir de sustento técnico para la propuesta presentada.

La reforma inconsulta

Comtradefop calificó de “inconsulta” la creación de esta reforma, expresando que este tipo de decretos deben ser creados bajo análisis y con la opinión de los trabajadores y empleadores. En ese sentido,  proponen crear una mesa técnica con participación de trabajadores, empleadores, gobierno, organizaciones no gubernamentales, tanques de pensamiento y universidades. Esta mesa tendrá la obligación de analizar “con objetividad y sin sesgo político partidiario, la situación actual del sistema de pensiones para que sea dicha mesa la que proponga las reformas legales necesarias”, exhortó el comité.

De igual forma, Asafondos  considera que siendo las pensiones un tema de “enorme trascendencia para las actuales y futuras generaciones” merece la creación de una comisión especial de carácter técnico que aborde los retos del sistema.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación