Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sindicalistas: "No ha habido diálogo en estos 100 días"

Señalan que el Consejo Superior del Trabajo sigue sin reunirse desde hace más de un año

La Federación aglutina al sindicato de la construcción, un sector fuertemente golpeado en los últimos años. foto edh / ARCHIVO

La Federación aglutina al sindicato de la construcción, un sector fuertemente golpeado en los últimos años. foto edh / ARCHIVO

La Federación aglutina al sindicato de la construcción, un sector fuertemente golpeado en los últimos años. foto edh / ARCHIVO

Representantes de la Federación de Sindicatos de la Industria de la Construcción, similares, transporte y otros (Fesincontrans) achacaron que la falta de diálogo es la principal deuda que tiene el Gobierno con el sector sindical.

A más de 100 días de que Salvador Sánchez Cerén iniciara gestión al frente de la administración pública, los principales temas que afligen a los trabajadores siguen discutiéndose al margen de lo que piensan y de sus propuestas.

El Consejo Superior del Trabajo, el único ente tripartito en el que convergen Gobierno, empresa privada y sindicatos, sigue a la deriva, tras más de un año de discusión por la incorporación de grupos afines al partido de Gobierno.

"Este Gobierno y sus funcionarios, conociendo que el diálogo es el que les permitió estar donde están, ahora tienen temor porque creen que el diálogo los puede sacar de donde están", dijo Ricardo Soriano, presidente de esta Federación.

La reforma tributaria es, a juicio de Soriano, una muestra de que, a pesar de que esta administración prometió un franco acercamiento con la empresa privada y todos los sectores de la sociedad, el diálogo no funcionó y las medidas gubernamentales se impusieron a las recomendaciones de los demás sectores.

"Se nos llamó para que fuéramos a reuniones, pero la verdad es que ellos no quieren dialogar y solo quieren imponer lo que creen", agregó.

El Consejo Superior del Trabajo, el único organismo de diálogo que quedó después del fracaso del Consejo Económico y Social (CES) no ha formado su junta directiva desde febrero de 2013, debido a que el Ministerio de Trabajo ha querido incorporar a la junta a sindicatos afines al FMLN y que, a juicio de la Federación Sindical, no tienen representatividad porque muchas apenas se han creado.

René Pérez, también representante de esta gremial sindical cree que en los cien primeros días el Gobierno ha pasado de largo la voz de los trabajadores, que en estos momentos atraviesan serios problemas económicos tanto por la falta de empleo como por las condiciones económicas y de seguridad que vive el país.

"La microeconomía está muy afectada. Los salvadoreños ya no alcanzan para cubrir la canasta básica", afirmó.

La Asociación Salvadoreña de Industriales afirma que en los primeros cien días se han perdido 2,500 empleos. Y el Gobierno ha contraatacado diciendo que se crearon 2,560 empleos entre juno y julio.

Sin embargo la Federación de Sindicatos cree que el número puede superar los 3,000 empleos perdidos.

"Hay pérdidas en el café y en la caña. Esa cantidad de desempleados será mayor al final de año", manifestaron.

De acuerdo a información de sus mismos agremiados, la aplicación de los nuevos impuestos bancarios así como la inseguridad tanto ciudadana como jurídica está llevando a muchas empresas a considerar despidos masivos en diciembre de este año y cierres en algunas de ellas.

"Lo que más se vislumbra es más desempleo", dijo Pérez.

No ven claridad

La falta de diálogo se suma a la poca claridad que tiene el Gobierno para administrar los principales problemas. A pesar de que varios analistas políticos han dicho que 100 días es un tiempo corto para evaluar el trabajo de Sánchez Cerén, para Soriano no lo es.

"Ellos ya no tendrían que estar comenzando desde cero. ¿Y no son el mismo partido que ha estado por cinco años, pues?, se preguntó el líder sindical.

"No deberían estar viendo qué planes porque tenían tiempo para hacerlos desde antes de que comenzaran a gobernar", agregó.

Pensiones

El otro gran tema que preocupa a los sindicatos de trabajadores es su futura jubilación.

Soriano y otros representantes han creado un Comité de Trabajadores en Defensa de los Fondos de Pensiones que ya presentó en la Corte Suprema de Justicia una demanda de inconstitucionalidad para que el Gobierno no siga tomando dinero prestado de los cotizantes del sistema privado para pagarle a los jubilados del sistema público.

Soriano insistió en que el Gobierno ya no puede seguirle pagando a los trabajadores un interés tan bajo por prestarle su dinero, porque eso significaría una pobre jubilación en el futuro.

Reiteran un llamado a la Corte Suprema de Justicia para que resuelva cuanto antes este tema. Al Gobierno le insisten en que desistan de las ideas de querer estatizar las pensiones.

"A este gobierno no se le ha visto austeridad. Por eso es que no tiene dinero para pagar a los proveedores", dijo Soriano.

En este tema esperan que también haya un diálogo franco con todos los sectores.

Durante el proceso de transición el equipo que preparó el traspaso de mando aseguró que el tema de las pensiones sería prioridad para este Gobierno, sobre todo por la presión que ha puesto a las finanzas públicas.

Sin embargo los 100 días del Gobierno han pasado y el tema sigue sin discutirse abiertamente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación