Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Separan sin contratiempo a las siamesas en el hospital Bloom

Al parecer, una de las bebés no tiene bien desarrollado el sistema biliar. Si hay dificultades, los médicos le realizarán una nueva operación. Las gemelas se encuentran en recuperación en cuidados intensivos neonatales

Un especialista revisa a unos siameses nacidos en el hospital nacional de Maternidad. foto edh /

Un especialista revisa a unos siameses nacidos en el hospital nacional de Maternidad. foto edh /

Un especialista revisa a unos siameses nacidos en el hospital nacional de Maternidad. foto edh /

A los ocho días de nacidas las siamesas, originarias de Ahuachapán en el Occidente del país, fueron separadas en el Hospital de Niños Benjamín Bloom.

La cirugía duró aproximadamente cuatro horas, la delicada labor de los especialistas inició a eso de las 8:00 de la mañana.

De acuerdo con Ulises Iraheta, el médico a cargo del procedimiento quirúrgico, la operación se considera satisfactoria.

Las gemelas nacieron unidas por el área del abdomen y, según los estudios de diagnóstico, cada una tenía su corazón e intestinos delgado, pero estaban unidas por el hígado.

"Estaba pegado el hígado como pensábamos, lo tuvimos que seccionar como en los casos anteriores", comentó Iraheta.

El cirujano agregó que una de las bebés tiene su sistema biliar bien diferenciado, pero a la otra, al parecer, no se le desarrolló bien.

El sistema biliar es el encargado de producir, transportar y segregar bilis para que el cuerpo haga la digestión.

Si el sistema biliar no funciona bien a una de las infantes posteriormente tendrá que hacerles una nueva cirugía llamada Kasai; esta consiste en eliminar los conductos biliares defectuosos, luego el intestino delgado se conecta al hígado para que exista una salida de la bilis.

Las bebés nacieron a las 34 semanas de gestación, el peso entre ambas era de 3.4 kilogramos; los médicos que atendieron el parto por cesárea desconocían que se trataba de siamesas, según los reportes de los médicos.

Las gemelas nacieron el domingo 18 de mayo en Ahuachapán; ellas fueron trasladadas al hospital Bloom el martes de esa semana para que le realizaran las evaluaciones necesarias y planificar la operación de separación.

La semana pasada a las recién nacidas les realizaron una resonancia magnética, un estudio de imágenes detallados en el que se identificó que compartían el hígado, también fueron revisadas por los cardiólogos y se les hizo un examen para determinar si cada una tenía su intestino delgado.

Con todos los estudios, los cirujanos planificaron el procedimiento y ayer por la mañana las siamesas fueron separadas.

La cirugía

Iraheta manifestó que al principio del procedimiento se exploró el cuerpo de las bebés para determinar si cada una tenía riñones, útero y el resto de órganos vitales. Determinaron que lo único que compartían era el hígado.

"Se seccionó el hígado y después exploramos las vías biliares y vimos que una de ella la tiene bien formadas y la otra la tiene bien hipoplásica (no está bien formado)", agregó el especialista.

El cirujano pediatra añadió que para cortar el hígado usaron un equipo especial que facilita el procedimiento, en las cirugías anteriores fueron prestadas por un hospital privado, pero en esta ocasión el Bloom dispone del aparato quirúrgico.

Después del procedimiento las bebés fueron trasladadas a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) para su recuperación y vigilar su comportamiento.

"Ahí vas a estar hasta que veamos como responden, porque ahorita vamos saliendo. La cirugía fue satisfactoria, fue una cirugía entretenida por el tamaño de las niñitas como son prematura", acotó Iraheta.

El especialista ha participado en varias operaciones de siameses realizadas en el Bloom y una en el hospital de Maternidad; uno de los casos que acaparó la atención fue el de los hermanos Romero Castro.

Los bebés santanecos nacieron el 15 de enero de 2008 en el hospital San Juan de Dios de Santa Ana, ellos compartían la parte media del hígado. La cirugía se realizó el 1 de febrero de ese año.

La última operación de este tipo, pública, fue la de las gemelas Milagro y Elisa, ellas fueron separadas el 30 de junio del año pasado, días después falleció una de ellas, quien presentaba problemas cardíacos.

Las niñas nacieron el 18 de junio mediante una cesárea de emergencia a las 32 semanas de gestación, su madre procedía del norte del país.

Los partos de gemelas unidas ocurren con poca frecuencia, se estima que se presenta en uno de cada 100 mil partos, pero en Maternidad por ser un centro de referencia se reportan 1 por cada 15 mil

Este tipo de malformaciones se produce por una separación tardía del huevo fecundado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación