Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Seis niños se lesionaron los ojos al usar pólvora

b Los casos fueron atendidos en el Hospital Bloom, entre la noche del miércoles y ayer

Según su madre, este niño de 9 años se lesionó los ojos manipulando un volcancito. El hecho ocurrió el miércoles a las 7:00 de la noche, en Chalatenango. Foto EDH / Ericka Chávez.

Según su madre, este niño de 9 años se lesionó los ojos manipulando un volcancito. El hecho ocurrió el miércoles a las 7:00 de la noche, en Chalatenango....

Según su madre, este niño de 9 años se lesionó los ojos manipulando un volcancito. El hecho ocurrió el miércoles a las 7:00 de la noche, en Chalatenango. Foto EDH / Ericka Chávez.

Usar pólvora le puede costar la vida a un niño, perder una mano o la vista.

Por ello, las autoridades de Salud, Protección Civil y el Cuerpo de Bomberos le volvieron a pedir a los padres de familia que cuando los niños manipulen pólvora los supervisen. Pero lo mejor es que no la usen, advirtieron.

Recordaron que pese a que el 31 de diciembre de 2013 no se reportaron casos de niños quemados atendidos en el Hospital Bloom, los casos llegaron el 2 y el 3 de enero; aunque habían ocurrido en Noche Vieja.

El miércoles por la noche, en la Emergencia del Bloom, recibieron a 8 niños quemados con pólvora. Sus edades: 4, 5, 6, 8, 10 y 11 años. En cinco de estos casos, los menores de edad presentaban lesiones en los ojos.

Ayer, a las 11:00 de la mañana, se sumó otro caso: un niño de 9 años, referido desde el Hospital de Chalatenango. Su consternada madre aseguró que el menor de edad se lesionó los ojos manipulando un volcancito.

El niño estaba "estable", según una de las residentes que estaba en la Emergencia del Bloom y que lo consoló cuando se quejó de que no podía ver y que le dolía la mano por la aguja que le habían colocado. El niño pedía que le quitaran la aguja, pero la médico residente le explicó que serviría para ponerle suero y, si se la quitaba, lo volverían a pinchar.

El caso de este niño y el de los otros 8 no fueron los únicos ocurridos durante los últimos dos meses.

El Ministerio de Salud reportó que del 1 de noviembre al 30 de diciembre hubo 84 personas quemadas con pólvora, de las cuales, 47 eran menores de 18 años. Durante el mismo periodo de 2013, hubo 111 personas quemadas con pólvora y más de la mitad también eran menores de edad.

Aunque hubo menos casos de quemados con pólvora entre noviembre y diciembre, las autoridades de Protección Civil y del Ministerio de Salud consideran que lo ideal sería que no hubiese ni siquiera uno.

El viceministro de Salud, Eduardo Espinoza, recordó el caso del niño que resultó con el 60 % de su cuerpo quemado, luego que explotara una cohetería clandestina. Espinoza expresó su sospecha de que el niño estuvo trabajando en dicho lugar, lo cual no ha podido ser confirmado, pues ni él ni sus familiares han proporcionado información a las autoridades.

El funcionario considera que no basta con que se supervise a los niños. Cree necesario prohibir que los menores de edad manipulen estos productos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación