Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Según el Bloom, 12 bebés se infectaron con bacteria Acinetobacter

Todos los afectados tenían menos de cuatro meses de edad. Empleados dicen que hubo casos en UCIN, Neurología y en la UCI

La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales fue inaugurada el 24 de octubre de 2013. foto edh / ARCHIVO

La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales fue inaugurada el 24 de octubre de 2013. foto edh / ARCHIVO

La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales fue inaugurada el 24 de octubre de 2013. foto edh / ARCHIVO

Entre febrero y marzo de este año, 12 bebés ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCIN) del Hospital de Niños Benjamín Bloom se infectaron con la bacteria Acinetobacter baumanni, un microorganismo multirresistente.

Ese es el informe oficial elaborado por las autoridades del hospital proporcionado por la Oficina de Información y Respuesta (OIR) del Ministerio de Salud (Minsal), pero personal de salud del establecimiento asegura que el número de afectados es mayor; al 24 de marzo eran 14 infantes contagiados, y siete fallecidos; además el problema habría iniciado en octubre del año pasado y no en febrero de 2015.

Según el documento oficial, la bacteria se identificó el 12 de febrero de este año en la UCIN. Los afectados son menores de cuatro meses de edad quienes fueron hospitalizados por prematurez extrema, asfixia perinatal y problemas quirúrgicos.

El problema sanitario se manejo y se maneja con hermetismo por las autoridades del Bloom. El director del hospital, Hugo Salgado, se ha negado a dar entrevistas.

Fue el 24 de marzo de este año, que el viceministro de Salud, Julio Robles Ticas, reconoció el problema; él dijo que se habían aislado de cuatro a seis recién nacidos en la UCIN para controlar la bacteria.

Agregó que en ese momento no estaban recibiendo más bebés sino que se referían a otros hospitales entre ellos el de La Mujer, San Rafael y San Juan de Dios de San Miguel y Santa Ana

"Estamos estableciendo medidas agresivas con la combinación de antibióticos que los infectólogos han sugerido, por eso hemos aislado en otro sitio al resto de los pacientes que no tienen la bacteria", comentó Robles Ticas, ese día.

Ante el silencio de las autoridades del Bloom se solicitó información a la OIR del Minsal, pero no se entregó toda la información, pese a que se insistió en ello.

A la OIR se le pidió la copia del informe sobre la bacteria por la que se aislaron a los bebés, el número de niños infectados desglosado por mes, edades y tipo de enfermedad por la que ingresaron al hospital, pero no se envió de esa manera.

La respuesta fue "12 pacientes, en los meses de febrero y marzo del presente año, en un rango de edad entre 0 y 4 meses los cuales ingresaron por diferentes patologías entre ellas recién nacidos prematuros externos, asfixia perinatal, y problemas quirúrgicos".

Se solicitó el número de bebés fallecidos que contrajeron la bacteria Acinetobacter, edad, fecha de defunción y procedencia. A esto respondieron: "Hasta este momento no se puede determinar que la bacteria esté relacionada directamente al fallecimiento de algún niño (a); dado a que los pacientes ingresaron con una condición crítica de base".

De los 12 bebés que oficialmente contrajeron la bacteria se desconoce si alguno de ellos murió o todos están vivos.

A través de la OIR no se entregó la información sobre el tipo de tratamiento que se les proporcionó, el detalle de las medidas tomadas para controlar la bacteria, ni las causas por lo que los pacientes contrajeron el microorganismo.

La OIR entregó copia de un documento elaborado por el jefe de la UCI-Neonatos enviado al jefe de la División Médica del Bloom en la que se lee lo siguiente: "debido a la detección del microorganismo oportunista Acinetobacter baumanni, se han tomado todas las medias preventivas dictaminadas en el protocolo de infecciones nosocomiales, con el fin de garantizar y recuperar la salud de los pacientes ingresados en la UCIN".

Según médicos y trabajadores del Bloom, no se pudo controlar la bacteria, porque en los siguientes meses se identificaron casos en el servicio de Neurocirugía y en la Unidad de Cuidados Intensivos pediátrica.

"No lo pudieron controlar. Si lo hubieran controlado, no se hubiera regado a otros servicios", acotó un empleado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación