Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sector empresarial cuestiona rendición de cuentas de Funes

El presidente habló de mejoras en las áreas de salud, educación, empleo, economía y seguridad

El presidente Mauricio Funes acudió ayer por mandato constitucional a rendir cuentas de su cuarto año de gobierno. Los diputados de ARENA aprovecharon su discurso para cuestionar su administración presidencial. Fotos EDH / Marvin Recinos

El presidente Mauricio Funes acudió ayer por mandato constitucional a rendir cuentas de su cuarto año de gobierno. Los diputados de ARENA aprovecharon su discurso para cuestionar su...

El presidente Mauricio Funes acudió ayer por mandato constitucional a rendir cuentas de su cuarto año de gobierno. Los diputados de ARENA aprovecharon su discurso para cuestionar su administración presidencial. Fotos EDH / Marvin Recinos

Calificándolo de "confrontativo" e "incendiario", representantes del sector privado y la oposición cuestionaron ayer el discurso pronunciado por el presidente Mauricio Funes en la Asamblea Legislativa, tras completar su cuarto de año de gobierno.

Mientras que para Funes en su administración ha habido crecimiento en casi todas las áreas, tanto en salud, educación, economía, generación de empleo, en la ampliación de programas sociales de beneficio para las mujeres y los jóvenes, así como mayor acceso al agua; para el sector privado y la oposición política es todo lo contrario: ha sido una gestión marcada por el bajo crecimiento económico y por sus constantes ataques contra el sector privado y la oposición política.

Además, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, Luis Cardenal, así como el presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Javier Simán, y el jefe de la bancada legislativa de ARENA, Donato Vaquerano, lamentaron el discurso presidencial "incendiario" que ofreció ayer Funes en el Congreso.

El sector empresarial no se hizo presente ayer a la rendición de cuentas de Funes por razones laborales, pero sus representantes opinaron sobre el contenido del mismo.

Para Cardenal, en el campo económico el país no ha avanzado en los últimos cuatro años, al menos no como lo afirmó Funes ayer. Según dijo, la inversión económica se encuentra en niveles similares a los que tenía El Salvador durante la guerra de los años 80.

"Podemos hablar del 11.7 % y para que haya crecimiento, y por crecimiento económico, mayor generación de empleo y mayores ingresos fiscales, la inversión debería andar por el 20 % para crecer (económicamente) al 5 %", explicó.

Añadió que el crecimiento económico del país es el más bajo de todos los quinquenios presidenciales. A su juicio, oscila entre el 1.3 % al 1.6 %. Cree que con esta ponderación El Salvador se ubica en el país que menos ha crecido durante los últimos cinco años en Centroamérica y América Latina. "Estamos a la cola", lamentó.

Sin embargo, Funes afirmó que para incentivar la inversión privada se han avalado recientemente en la Asamblea Legislativa, y a petición del Ejecutivo, leyes como la del Asocio Público Privado, de Zonas Francas, de Servicios Internacionales y de Marcas, y que hay otros proyectos de normativas en manos de los diputados que espera sean avaladas pronto.

Al respecto adelantó que en diciembre de este año prevén seleccionar a la empresa concesionaria del Puerto de La Unión para que esta terminal marítima inicie operaciones en el primer trimestre del próximo año.

El Aeropuerto Internacional en Comalapa es otra de las entidades que Funes considera serán modernizadas a través de un asocio público privado que ya ha sido estructurado. Asegura que antes de que finalice este año, todas las obras estarán debidamente adjudicadas.

También aseguró que ha logrado superar el déficit de empleos que generó la crisis económica internacional entre 2008 y 2009. "Provocó la pérdida de 38 mil 637 empleos. A fines de 2009 había, entonces 672 mil asegurados en el ISSS. A marzo de 2013 el Seguro Social registra 752 mil 679 asegurados, es decir, en cuatro años han sido creados 80 mil 578 nuevos empleos", aseveró Funes.

Pero el diputado de ARENA, Roberto d'Aubuisson, criticó que la "fábrica de empleos" prometida por Funes al inicio de su gobierno en junio de 2009 con la creación de 100 mil 000 nuevos puestos de trabajo, a la fecha, no existe.

Protesta legislativa

De hecho, mientras el mandatario hablaba ayer en el Salón Azul de las cifras de crecimiento económico y social, la bancada legislativa tricolor lo refutaba con carteles que mostraban los datos negativos que reflejan, según los diputados areneros, la deficiente atención en salud, educación, falta de empleo e inseguridad, entre otras áreas.

"Prometió 100 mil empleos en 18 meses, pero esta es la realidad, sólo 8 mil empleos reales y el 72 % de la gente está en el sector informal, ¿de qué hablamos? de un gobierno fracasado que prometió mucho e hizo casi nada, y eso hemos denunciado y no nos hemos tenido que valer de epítetos nuestros, sino de notas periodísticas", aseveró.

Cardenal abonó a lo anterior diciendo que el panorama laboral para los jóvenes que recién salen de bachilleres así como a los que se gradúan de las universidades es distinto a lo expresado por Funes.

"Treinta mil estudiantes salen graduados de los colegios, de esos algunos siguen estudiando, otros se quedan a trabajar en alguna cosa familiar, 20 mil buscan empleos, ¿y cuántos se gradúan de la universidad?, en estos cuatro años hay un déficit de 200 mil empleos", acotó Cardenal.

El líder empresarial lamentó que dicha situación empuja a muchos jóvenes a caer en las garras del crimen organizado, la delincuencia y las maras, otros a emigrar y desintegrar familias.

Javier Simán, presidente de la ASI, consideró que el Programa de Apoyo Temporal al Ingreso (PATI) es bueno, pero reflexionó que pasados los seis meses que los jóvenes reciben salario a cambio de su capacitación y trabajo social, el gobierno no previó la forma de como incorporarlos al mercado laboral formal. "Después dejan de percibir los ingresos cuando aún no han conseguido trabajo", apuntó.

Para ordenar la implementación de los programas sociales dispersos en varias instituciones y que estos no se pierdan después de su gobierno, Funes anunció ayer que creará el Ministerio de Desarrollo Humano y Social, así como el plan escuelas en línea, entre otros proyectos que ya habían sido informados anteriormente.

Habló de la creación del Grupo Especial Antiextorsiones (GEA) de la Policía Nacional Civil (PNC).

Sobre el nuevo ministerio, Simán se preguntó si no significará aumentar el aparato burocrático del Estado.

"Que va a compilar funciones, nos gustaría saber si en esas otras instituciones se reducirá el presupuesto para poder compensar el presupuesto del nuevo ministerio, nos preocupa que continuará ampliando el aparato estatal llenando de más funcionarios para hacer labores que ya deberían estar haciendo otras instituciones", sugirió.

Deuda previsional

Otro de los anuncios de Funes fue la propuesta que el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, dijo, llevará al Congreso la próxima semana para solventar la deuda previsional.

Sin embargo, al consultarle a Cáceres, no quiso revelar detalles del proyecto, pero sí afirmó que al gobierno de Funes no le afectará, pero que de no resolverse en este momento los próximos gobiernos no podrán pagar las pensiones, una deuda que asciende, según dijo Cáceres, a $22 mil millones.

Tanto Cardenal como Simán explicaron que la situación se agudiza, pues consideran que si el gobierno pretende endeudarse por la vía de la emisión de títulos valores, para saldar el problema previsional, el país no está en las mejores condiciones de calificación de riesgo, a raíz del incumplimiento que ha tenido el Fondo Nacional de Vivienda Popular (Fonavipo) con el Banco Centroamericano de Inversión Económica (BCIE).

El candidato presidencial de ARENA, Norman Quijano, dijo que Funes no ha logrado en sus cuatro años todo lo que prometió al inicio de su gobierno, mientras que el candidato de Unidad, Antonio Saca, valoró que algunas medidas impulsadas por el gobierno han sido buenas y otras no. En cambio, Salvador Sánchez Cerén, candidato del FMLN, calificó de exitosa la gestión de Funes. (Nota aparte).

Casi al final de su discurso, Funes también aprovechó para reclamarle a ARENA por sus cuestionamientos públicos, los que mostraron ayer en carteles. "Se les va a cansar la mano, de todos modos no los veo desde aquí", ironizó.

Criticó también el contenido de un campo pagado publicado en medios de comunicación el pasado 27 de mayo, en donde ARENA cuestionó el manejo de las finanzas públicas de Casa Presidencial.

Por lo anterior Funes le exigió al partido tricolor que deben pedirle "disculpas públicas", y calificó de "exabruptos y de golpismo" sus demandas.

La respuesta de ARENA ante los reclamos de Funes no se hizo esperar y al finalizar el discurso presidencial, el jefe de la bancada arenera, Donato Vaquerano, lamentó que Funes no haya dado un discurso de rendición de cuentas a la altura del Ejecutivo, sino que lo tipificó como un "locutor del Frente".

Medardo González, secretario general del FMLN, dijo respaldar a Funes en su petición de que ARENA le debe disculpas públicas. De lo contrario, indicó que Funes podría actuar legalmente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación