Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sánchez vuelve a Cuba a otro chequeo un mes después

Vicepresidente Ortiz y Hasbún confirmaron noticia. Sánchez había regresado al país en diciembre

Después de dejar la cumbre en México, reapareció con Raúl Castro en Cuba. Foto EDH/ Archivo

Después de dejar la cumbre en México, reapareció con Raúl Castro en Cuba. Foto EDH/ Archivo

Después de dejar la cumbre en México, reapareció con Raúl Castro en Cuba. Foto EDH/ Archivo

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, canceló a último momento su participación en el acto de apertura del año escolar ayer en Quezaltepeque, para viajar nuevamente a Cuba, a continuar su revisión médica, según la versión oficial.

El mandatario tenía previsto inaugurar el año escolar del sector público y, a la vez, anunciar la ampliación del programa de reparto de paquetes escolares a estudiantes de bachillerato.

El acto estaba programado para la mañana, en el Complejo Educativo Dra. María Julia Castillo, de Quezaltepeque, en La Libertad.

Pero no fue hasta ayer, y antes del acto, que personal de la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia informó que el mandatario no llegaría y que en su lugar estaría el vicepresidente Óscar Ortiz.

El mismo Ortiz lo confirmó en el discurso y luego en declaraciones a periodistas que le cuestionaron si alguna enfermedad ha obligado al presidente viajar nuevamente a Cuba, a poco más de un mes de haber regresado de ese país, donde estuvo dos semanas por razón médica.

En su discurso, Ortiz confirmó que el Presidente no estaba presente en el acto porque "ha seguido su rutina de chequeo (médico) en Cuba, está allá, lo vamos a tener pronto".

Al preguntarle cuándo regresa el mandatario, manifestó: "Ya le dije que va a regresar dentro de poquitos días y que está bien y no pasa nada, es normal", respondió en un intento de restarle trascendencia al hecho de que el jefe del Ejecutivo haya vuelto tan pronto a La Habana.

Es más, le rebatió a un periodista de que no se encontraba grave, prueba de ello es que lo habíamos visto en eventos recientes. "Pongámonos positivos al inicio del año. No podemos trasladar cosas así para generar a la gente... no, el Presidente está bien. Es un chequeo normal como cualquiera de nosotros tiene derecho a chequearse", afirmó.

El secretario de Gobernabilidad y Comunicaciones, Franzi Hato Hasbún, también dio la misma versión: que el viaje repentino responde a que no completó el chequeo médico por el que fue la última vez.

"No finalizó su chequeo porque prefirió retornar al país y finalizar el año, así como revisar los pormenores del inicio de 2015", dijo Hasbún, según lo consignó en su sitio web la radio 102nueve.

La Casa Presidencial mantiene un hermetismo sobre el estado de salud del mandatario. Cuando regresó de Cuba, ni siquiera informó a la población que él ya estaba de vuelta ni cómo había salido de sus revisiones médicas en la isla.

Ayer, en un comunicado emitido por la Presidencia sobre la inauguración del año escolar, coloca en el último párrafo del mismo que el presidente no pudo asistir porque "se encuentra dándole continuidad a su chequeo médico en Cuba".

El jefe del Ejecutivo regresó al país entre el 25 y 26 de diciembre de La Habana, donde se mantuvo desde que en la cumbre Iberoamericana realizada en Veracruz (México) sufriera una "leve descompensación", términos con los que calificó la Presidencia el problema de salud y del que no ha dado más detalles.

El 10 de diciembre se trasladó de México a Cuba para adelantar sus chequeos médicos rutinarios, según lo que comunicó la Presidencia, pero se dijo oficialmente que estaba en perfecto estado de salud.

Pero a los pocos días de estar en la isla, reapareció el presidente Sánchez Cerén, el 14 de diciembre, como invitado especial de la XXIV Cumbre de países que integran la iniciativa Alba.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación