Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sánchez critica a medios por no difundir "buenas noticias"

Ayer, vecinos de La Rábida le demandaron seguridad

Sánchez critica a medios por no difundir "buenas noticias"

Sánchez critica a medios por no difundir "buenas noticias"

Sánchez critica a medios por no difundir \"buenas noticias\"

El presidente Salvador Sánchez Cerén criticó ayer a los medios porque según él, solo difunden "asesinatos" y no "buenas noticias", sin embargo, no ofreció mayores detalles sobre el programa de Policía Comunitaria que ejecutarán a partir de mañana en varios municipios del país, con el que se supone se hará prevención de la delincuencia y en la que participarán los ciudadanos.

También cuestionó que en los medios informativos se destacara, del mensaje del Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, el pasado miércoles, lo relacionado al Estado fallido en el que puede caer el país, dado el nivel de inseguridad entre otros factores, cuando, a su juicio, el mensaje fue más profundo porque abordaba la conversión para transformar al país.

"En el país no existe un Estado fallido. Hay que informar sobre los homicidios, sobre la inseguridad, pero es igual de importante destacar las buenas noticias, no solo las negativas, a través de los medios de comunicación", pidió el jefe de Estado en su discurso, durante su programa "Gobernando con la gente" realizado ayer en la colonia La Rábida, al norte de San Salvador.

"Les hemos dicho a los dueños de los medios de comunicación que el país necesita también mensajes positivos. No oculten la verdad, hablen de los asesinatos pero también de buenas noticias", reveló el gobernante y luego anticipó nuevos indicadores sociales que revela la última Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples de 2013, que dijo esperaba fueran difundidas por la prensa.

Según Sánchez Cerén, esa encuesta dice que hay mejoras en las condiciones de ingreso en la población y un aumento en el acceso a servicios y del salario promedio de $50.

Asimismo, informó que la tasa de desempleo, según esa misma encuesta, llegó al 5.9 % y que se disminuyó, "de forma significativa", el analfabetismo, principalmente en zonas rurales.

Pero ayer, de entre los mismos asistentes al evento presidencial, hubo demandas de seguridad en sus vecindarios.

Habitantes de la colonia La Rábida insistieron en sus preguntas, que en el sector (al norte de San Salvador) hay necesidades pendientes, sobre todo en la cobertura del sistema de salud público, obras públicas y, con énfasis, en seguridad y combate a la delincuencia.

Juan de Dios Zepeda, un ciudadano de la localidad, explicó varias de sus propuestas para mejorar en este último aspecto, ante lo que Sánchez Cerén se comprometió a adoptarlas e incluirlas al plan de Policía Comunitaria.

Al respecto de ese plan, fue el viceministro de Justicia y Seguridad, Javier Martínez, quien informó, pero sin entrar en pormenores, que para el municipio de San Salvador, el proyecto abarca siete sectores y 70 puntos a destacar con la participación ciudadana.

Pero Zepeda le recordó a Sánchez Cerén: "Creo que todos los salvadoreños esperamos que los planes en verdad den resultado porque la violencia e inseguridad son dos males que no permiten que el país salga adelante".

En este punto, el presidente defendió que su gabinete de seguridad identifica de forma constante los puntos donde hay más incidencia de las pandillas y que basados en ese criterio, asignan dinero a las tareas de prevención.

Por ello, defendió la reforma tributaria, aprobada antes de vacaciones en "madrugón" legislativo, ya que la consideró como uno de los ejes principales de financiamiento (además de los préstamos) para todo el gobierno, pues según él, se perdió la política monetaria y cambiaría luego de la dolarización.

"Causaría más daño volver al colón y revertir el dólar, eso no es conveniente, por lo que tener una mayor recaudación es la única forma que se tiene para implementar los programas sociales, aunque la oposición los considere un gasto", enfatizó el presidente.

Sánchez confirmó que ya sancionó el paquete de reformas y que la Ley de Impuesto a las Operaciones Financieras entrará en vigencia el próximo 1 de septiembre, luego de los ajustes que debe realizar la banca nacional.

Por otra parte, en el acto presidencial hubo venta de productos de Alba Alimentos a precios que Sánchez Cerén calificó como "especiales".

Otro detalle es que muchos intentaron hacer preguntas al mandatario, pero, como sucedió hace varias semanas en la colonia Dolores, de San Salvador, no pudieron participar e incluso se quedaron sin consulta médica y medicinas porque se delimitó la atención.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación