Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La apuesta del FMLN

Sánchez Cerén detrás de la escena electoral

El candidato del FMLN visitó tres lugares, uno de ellos fue TCS, en donde recorrió el set de "Trato Hecho"

Sánchez Cerén detrás de la escena electoral

Sánchez Cerén detrás de la escena electoral

Sánchez Cerén detrás de la escena electoral

De azul y blanco, Salvador Sánchez Cerén llegó muy temprano a la capilla La Divina Providencia. En sus manos llevaba una imagen del archivo personal: una fotografía de monseñor Romero. La donó en el mismo lugar donde el religioso fue asesinado en 1980. En el servicio religioso también estuvo un protestante: Efrén Reyes, de la Iglesia Bautista Enmanuel.

"Qué bueno que ponga su vida y su trabajo en manos de Dios", le dijo el pastor con micrófono en mano.

Sentado en primera fila, Sánchez Cerén estaba sereno escuchando la prédica. A su lado estaba su compañera de vida, Margarita Villalta. Ambos salieron al Teatro de Cámara Roque Dalton. Primero votó ella, pero antes ya la gente vitoreaba el nombre del candidato del FMLN cuando llegó a su centro de votación. Luego fue el turno del actual vicepresidente de El Salvador.

Sánchez Cerén tuvo dificultades para llegar a su urna, su espacio de movimiento se reducía con cada paso que daba. Cuando quiso regresar a su vehículo no pudo, una avalancha de simpatizantes y periodistas estaban sobre él.

"Por favor, periodistas", dijo, y solicitó espacio para que su esposa subiera al vehículo.

Luego habló con los medios: "Comencé este día reafirmando mi fe en Dios. Le he pedido que este día sea de paz". Confío en el trabajo del Tribunal Supremo Electoral y descartó cualquier posibilidad de fraude. Si los números lo favorecían, afirmó que "mi gobierno será abierto con participación de todos aquellos sectores que se han decidido acompañarnos. Será un gobierno del pueblo y para el pueblo". Añadió que eso se verá en su gabinete. Como telón de fondo, Sánchez Cerén invocó el éxito de los Acuerdos de Paz de 1992 y tras dos décadas de aquel acontecimiento, cree que es necesario "otro gran acuerdo nacional" para evitar así las "políticas partidistas" y lograr, en cambio, "políticas de Estado".

En Telecorporación Salvadoreña (TCS), miembros de la Familia Eserski —padre e hijo— recibieron a Sánchez Cerén. Le tendieron la mano y lo hicieron pasar a una mesa para merendar y platicar. En las afueras estaba el Fiscal de la República, Luis Martínez, y el vicepresidente de ideología de ARENA, Ernesto Muyshondt. El tricolor entró y se unió al fiscal, a los Eserski, al exministro de Seguridad, Manuel Melgar y al coordinador general del FMLN, Medardo González. Este último rompió el hielo y le tendió la mano a su adversario de derecha. Muy shondt saludó y finalmente se encontró con Sánchez Cerén. Se estrecharon la mano.

El profesor se miró más dispuesto a conversar, pero el joven fue breve.

Mientras maquillaban al candidato del FMLN, Tony Saca se acercó a saludarlo y le dijo "buena suerte". Al terminar la participación del candidato de izquierda, el presidente de la fundación TCS, Juan Carlos Eserski, le enseñó algunos sets a Sánchez Cerén. Llegaron al espacio de "Trato hecho". Las carcajadas sonaban y quedaban retratadas en las cámaras de los periodista. Ambos se trataron de vos.

Inevitable, el candidato a la vicepresidencia del partido ARENA, René Portillo Cuadra, también llegó a TCS y se encontró con el actual vicepresidente de El Salvador. Los dos entrelazaron sus manos y se saludaron. El candidato de derecha aprovechó la ocasión y le presentó a su esposa. Derecha e izquierda se desearon suerte mutuamente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación