Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rudolph Giuliani:

“El Salvador está sangrando”

Exalcalde asegura a EDH que el gobierno salvadoreño aún no da respuesta a su propuesta

Entrevista a Rudolph Giuliani, exalcalde de Nueva York

Rudolph Giuliani, exalcalde de Nueva York y experto en seguridad, durante la entrevista concedida a El Diario de Hoy. | Foto por Archivo

Rudolph Giuliani, exalcalde de Nueva York y experto en seguridad, durante la entrevista concedida a El Diario de Hoy.

La primera vez que El Diario de Hoy  entrevistó a Rudolph Giuliani fue en el frío mes de enero, en la ciudad de Nueva York. En ese momento, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) acababa de confirmar que había contratado los servicios de la consultora de seguridad Giuliani Security & Safety, y él y su equipo se preparaban para visitar el país y presentarle una propuesta de seguridad al Gobierno de El Salvador.

El equipo de Giuliani hizo la primera visita al país en enero para analizar de primera mano la situación. El exalcalde de Nueva York llegó a San Salvador en mayo para participar como ponente principal en el Encuentro Nacional de la Empresa Privada (ENADE 2015) y presentar su propuesta de seguridad al gobierno.

La contratación de Giuliani, tal como se esperaba, generó controversia desde el primer momento. Muchas personas lo acusaron de limitarse a decir lo evidente, pero otros razonaron que los salvadoreños se han acostumbrado al dolor y luto causado por la violencia y es necesario que venga alguien de afuera a decirles lo evidente: El Salvador está sufriendo por la delincuencia y no se ha logrado poner en marcha un plan efectivo para combatirla.

La situación se ha vuelto especialmente crítica en los últimos meses. Las cifras de homicidios mensuales se empiezan a parecer a las de la confrontación armada: en mayo fueron asesinadas 641 personas, en junio 657, en julio 450 y agosto ha comenzado de forma sanguinaria (en  los primeros tres días asesinaron a 76 personas). 

Aunque la cifra de asesinatos varía,  según los datos de la Policía, Medicina Legal o el Ministerio Público, ya la Fiscalía calcula que en 2015 pueden haber más de 5,000 asesinatos si  todo sigue igual.

Además de esto, el paro al transporte público orquestado por las maras demostró cómo estas organizaciones criminales se mueven a sus anchas y, además, al momento de escribir esta nota ya habían sido asesinados más policías en 2014 que en todo 2015: 38 en 2014, 42 en 2015. 

Ante este panorama tan dantesco, es clave darle la palabra a Rudolph Giuliani para saber si el gobierno ha implementado algunas de las recomendaciones que él les dio y conocer sus impresiones sobre la alarmante cifra de homicidios de los últimos meses. Estas son sus respuestas.

¿Ha adoptado el gobierno algunas de sus propuestas de seguridad?

—La respuesta resumida de Giuliani es: “No”.  Y explica que luego de reunirse con las autoridades salvadoreñas durante su primera visita y posteriormente, el 21 de mayo, enviarles un plan detallado con 9 etapas que explicaba cómo implementar las propuestas  de seguridad, el gobierno aún no le ha dado ningún tipo de respuesta.

  El exalcalde de Nueva York explica que cuando él estuvo en el país, el gobierno se mostró muy interesado en sus propuestas, pero desde que regresaron a Estados Unidos no han vuelto a tener contacto con las autoridades, solo pudieron enterarse de que parece que al gobierno le sigue gustando su plan de seguridad.

Rudolph Giuliani dice que él estaría más que feliz de volver a mandar la propuesta al gobierno y ayudarles a implementarla, especialmente ahora que la situación se ha vuelto más complicada. “El número de homicidios tiene que bajar y sé que si implementaran nuestro sistema lo lograrían”, explica Giuliani.

El paro al transporte público

Rudolph Giuliani cree que el reciente paro al transporte público fue grave y demuestra la desmedida capacidad de operación de las maras. “El hecho de que las maras puedan hacer colapsar un servicio público indica que en ciertas áreas tienen más poder que el gobierno”, sentencia Giuliani.

Al exalcalde de Nueva York le recuerda la situación actual a lo que sucedía en Colombia hace algunos años cuando las FARC y los narcotraficantes se apoderaban de las cortes, edificios públicos y del sistema de transporte para hacer tambalear al gobierno. 

Giuliani dice que las autoridades no pueden permitir que las maras controlen las instituciones y los servicios que deben ser manejados por el gobierno. “El sistema de transporte en un país debe ser manejado por el gobierno y ser un conductor de autobús no debería ser uno de los trabajos más peligrosos en ningún país del mundo”, afirma Rudolph Giuliani. 

El experto en seguridad no duda en afirmar que la situación ha empeorado drásticamente desde que él estuvo en mayo y le parece muy grave que miles de personas, de todos los estratos de la sociedad, hayan sido asesinados en los últimos meses.

¿Puede el gobierno ganar la batalla a la delincuencia?

—“Eso depende del gobierno. Lo que yo siempre pregunto a todos los lideres que me llaman a resolver el problema de seguridad es siempre lo mismo: ¿tienes la voluntad para hacerlo”, afirma Giuliani. 

   El experto en seguridad dice que si el gobierno tiene la voluntad de vencer el crimen, entonces él puede ayudar; si no la tiene, pues no puede hacer nada. “La voluntad política para vencer a la delincuencia debe existir en  el estrato más alto del gobierno”, sentencia Giuliani.

El también abogado estadounidense destaca que el vicepresidente Óscar Ortiz y el Fiscal General, Luis Martínez, parecieron apreciar mucho sus sugerencias y les pide que se comprometan a recuperar el país del flagelo de las maras.

Giuliani dice que El Salvador no es el peor caso de delincuencia que él haya analizado, “pero se acerca mucho”. 

¿En cuanto tiempo se pueden esperar resultados palpables en la lucha contra la delincuencia?

—Si el gobierno empieza a poner en marcha un plan de seguridad efectivo y utiliza sistemas de tecnología modernos para controlar el crimen, tales como COMPSTAT, Giuliani cree que se pueden empezar a ver resultados en poco más de 1 año y calcula que serán necesarios unos 3 años para realmente tener un impacto en el núcleo del país. 

    Sin embargo, por experiencias pasadas con otros países, el experto advierte al gobierno que no baje la guardia y continúe con las políticas si se empiezan a ver reducciones en el crimen. “He visto países y ciudades que ven reducciones en el crimen y paran de implementar las políticas porque creen que han tenido éxito. El resultado: regresa el crimen”, explica Giuliani. 

   El reconocido como “Personaje del Año” en 2001 por la revista Time, afirma que la nueva estrategia de seguridad debe implicar “un cambio de filosofía, un cambio en la forma en la que la policía opera, un cambio en la forma en que actúa la fiscalía, un cambio en la forma en la que el sistema judicial actúa y un cambio en la estructura del sistema penitenciario del país”. 

Giuliani cree que si hacen eso, entonces el país saldrá adelante. “El Salvador es un país hermoso. Honestamente no hay nada malo con El Salvador a excepción de los criminales”, considera Giuliani. 

¿Es Alianza para la Prosperidad la última oportunidad para el Triángulo Norte de Centroamérica? 

—Rudolph Giuliani cree que Alianza para la Prosperidad es una gran oportunidad para la región, pero cree que el dinero de por sí no va a resolver los problemas de la región: “El dinero no es la solución, debe ser usado correctamente”. 

Giuliani espera que el gobierno utilice los fondos de Alianza de la Prosperidad de manera estratégica y cree que el sistema COMPSTAT ayudaría mucho a ello porque evalúa la forma en la que se usa el dinero y permite saber si estás obteniendo los resultados esperados. 

“El dinero no debe ser usado para programas sin sentido, sino para incrementar la experticia de los policías para que sean capaces de realizar acciones efectivas y estar en los lugares adecuados en los momentos adecuados”, explica Giuliani.

¿Deben El Salvador, Guatemala y Honduras implementar una estrategia de seguridad conjunta? 

Giuliani cree que sí, pero indica que alguien debe dar el primer pso. Actualmente él está  conversando con los otros dos gobiernos y está seguro de que si alguien empieza los otros lo seguirán.  

Además, Rudy Giuliani piensa que “El Salvador debería dirigir la estrategia regional de seguridad del Triángulo Norte de Centroamérica”, lo cual tiene mucho sentido al analizar la situación política de Honduras y Guatemala, ambos gobiernos tienen protestas casi semanales. Por tanto, parece que Salvador Sánchez Cerén es el mandatario que tiene más margen de maniobra política de los tres. 

Sin embargo, el experto en seguridad indica que esta estrategia conjunta se debería implementar lo antes posible porque si un país reduce crimen y los otros no, los delincuentes simplemente se trasladarían. 

“Si quieres una solución real a la delincuencia, los mismos programas deben ser aplicados en los tres países porque los problemas son parecidos y los delincuentes se mueven por las fronteras”, afirma Giuliani. 

El exalcalde de Nueva York no se cansa de repetir que los tres países deben crear una fuerza conjunta de seguridad para intercambiar información y tecnologías. Esto, según él, conseguiría que “cumpliéramos nuestros objetivos de seguridad de forma mucho más rápida que si lo hiciéramos solos”.  

Sin embargo, Giuliani se muestra un poco crítico con los actuales mandatarios de la región: “Los líderes de Centroamérica siempre dicen las cosas correctas, pero no han hecho nada aún”. 

¿Aumentos salariales a fuerzas de seguridad?

Durante la entrevista de enero, Giuliani dijo que el gobierno debía saber que él iba a sugerir un aumento salarial para las fuerzas de seguridad. Esta sugerencia se ha vuelto controversial desde que ARENA propuso un bono al Ejército y el FMLN los acusó de quererlos poner en su contra.

  Al comentarle esto, el exalcalde de Nueva York se muestra sorprendido y aclara que el incremento salarial que sugirió se debe basar en el rendimiento y solo se le debe dar a los policías y militares más destacados y de los que se esté seguro que no son corruptos.

Rudolph Giuliani cuenta que usaron los bonos en la Ciudad de México para intentar acabar con la corrupción. Notificaron a toda la organización que darían bonos a los policías que se les pudiera comprobar que no habían aceptado sobornos y, de hecho, les doblaron el salario. 

“Los policías deben ganarse el aumento siendo efectivos, siendo eficientes, realizando arrestos y, principalmente, siendo honestos”.

El flagelo de la corrupción 

Giuliani cree que la corrupción, tema el cual dice que discutieron con las autoridades durante su visita a El Salvador, es uno de los grandes problemas de la región. 

“La voluntad política debe estar encaminada a poner fin a la corrupción y al crimen”, sentencia el experto.

El abogado estadounidense cree que la corrupción no solo existe en la policía, sino entre los fiscales, las cortes y las cárceles. Su petición al gobierno es que arregle todas estas instituciones para tener un sistema solido con una dirección clara.

Actualmente, Giuliani cree que “las instituciones de seguridad salvadoreñas van cada una en direcciones distintas. La policía arresta personas y solo el 5% son procesados, lo cual es un desperdicio de recursos”.

El asesor de seguridad cree que las protestas que se han dado en los distintos países para detener la corrupción son una buena señal y definitivamente pueden colaborar en la lucha contra la violencia porque la corrupción tiene una gran conexión con el crimen en las calles. 
“Si tienes corrupción entonces no puedes combatir ni a las maras ni a los narcotraficantes porque no sabes en qué policías confiar”, explica el experto.

Para concluir esta pregunta, Giuliani afirma con convicción que “las personas de El Salvador tienen derecho a un país honesto”. 

¿Impresiones al visitar El Salvador?

Giuliani explica que el país se siente mejor que lo que muestran las estadísticas y si vas solo por un día podrías pensar que hay violencia, pero no tan cruel como muchos piensan.

Sin embargo, según el experimentado ex alcalde de la “Gran Manzana”, los datos no están equivocados, sino que “mucha de la criminalidad en El Salvador es invisible y solo afecta a algunos”.

El hecho de que gran parte de la violencia en El Salvador esté focalizada es una ventaja, según Giuliani, porque permite delimitar mejor las áreas en las que debe haber más presencia policial y el sistema COMPSTAT permite hacer  mapas muy precisos de criminalidad.

Solo después de bajar los homicidios y darle un poco de paz a los salvadoreños, el gobierno debería pensar en estrategias de prevención. Pero ahora hay que enfocarse en derrotar el crimen porque, tal como afirma Giuliani, “El Salvador está sangrando”. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación